Ramón González Martínez

Por

Fue el 13 de febrero de 1922 cuando nació Ramón en San Pedro de las Colonias, hijo de Ramón González Villarreal y Guadalupe Martínez de González, quienes al cumplir el niño siete años de edad trasladaron su domicilio a Gómez Palacio, ciudad en la que radicó hasta su muerte que ocurrió el 6 de agosto de 2005.
Ramón cursó estudios básicos en la Escuela Centenario de San Pedro y en las escuelas Francisco Zarco y Bruno Martínez de Gómez Palacio. Realiza una carrera comercial como taquimecanógrafo, lo que le permite trabajar en el Banco Nacional de México en el departamento de Cartera. Tres años después cursa en San Antonio, Texas, la carrera de Contador Privado Bilingüe, pero al estallar la segunda guerra mundial sus padres lo obligaron a regresar a México porque Ramón tenía obsesión de ingresar a la Fuerza Aérea Norteamericana, pero “no era ni su país ni su guerra”.
En la Ciudad de México terminó sus estudios en la Escuela Bancaria y Comercial con eminentes maestros, pero también cultivó su vocación artística cantando con artistas de renombre, como Salvador García, sampetrino como él. Su padre le pidió que regresara a Gómez Palacio a trabajar en el negocio de venta de semillas de trigo y algodón. Nació en él una inclinación y vocación de servicio comunitario y junto con su padre, en la década de los años 40, gestionaron la pavimentación de la ciudad cuando ésta apenas contaba con tres o cuatro calles pavimentadas; con otros entusiastas ciudadanos fundaron la Junta de Mejoras Materiales de Gómez Palacio.
Con su voz de tenor y su vocación artística, Ramón obtuvo la licencia de locutor iniciándose en la estación XEBP y posteriormente en la XEDN hasta su retiro voluntario. Abrió una agencia de publicidad donde destacó manejando importantes cuentas como La Ciudad de París, y junto con sus colegas: Carlos González Garza, Armando Navarro Gascón, Joaquín García Cruz, Sergio Martínez Valdés, Ricardo Wong y Fernando González Ruiz, fundan la Asociación Lagunera de Agencias de Publicidad.
Su inquietud por ver que Torreón alcanzaba un gran desarrollo industrial y comercial pugnó por acelerar el progreso de Gómez Palacio, lo que lo llevó a contender por la presidencia municipal, resultando electo para el período 1962-1965, logrando un mejor abastecimiento de agua y la creación del Cuerpo de Bomberos. Con el apoyo del gobernador González de la Vega, logró que la CFE se instalara en la zona industrial, lo que garantizaba abastecimiento de agua y electricidad a las industrias que llegaban a Gómez Palacio. Construyó diversas escuelas como el Centro Escolar Adolfo López Mateos en Santa Rosa, la Escuela Gloria de Dupreé, otra en la Colonia Agrícola La Popular y una más en el poblado Gregorio A. García. Logró establecer el récord nacional de siete mil desayunos escolares procesados en una planta creada para tal fin, mereciendo el reconocimiento de la señora de López Mateos, primera dama del país. Una colonia de Gómez Palacio lleva el nombre de Ramón González Martínez por su destacada labor social a favor de su comunidad.
Ramón casa con la señorita María de la Paz González, con quien procreó a sus hijos Guadalupe de la Paz, Ramón Ignacio, María de Jesús, María de Lourdes, Susana, Primitivo y Juan Gerardo. Fue un hombre de familia, generoso y sonriente, de trato amable que supo ganarse el aprecio y la estimación de la sociedad lagunera.

(FUENTE: Foto y apuntes familiares de María de Lourdes González)

+DESTACADO