Nutrición con chapulines

Por

Escrito por: Patricia Mignani
En unas semanas, Alba Rodríguez se graduará de la licenciatura en Nutrición y ya tiene encaminado el proyecto de las galletas a base de chapulines que se ha hecho conocido a través del programa Shark Tank México. Con solo dos puntos de venta en Guadalajara ya ha accedido a un arreglo por 800 mil pesos junto a los empresarios Jorge Vergara, Rodrigo Herrera y Patricia Armendáriz. Hay un futuro prometedor en puerta a través de la proteína de insectos.
Cuéntanos sobre los inicios de GRICHA 
Cuando inicié hasta me daba pena decir mi idea (risas). Me sorprendió la respuesta que encontré. Y cuando vi que en otros países también lo estaban haciendo me dio la señal de que está funcionando. El proyecto inició en 2015 pero todos éramos estudiantes y con las tareas de la universidad y el tiempo que tardé en llegar a la receta -porque hice un montón antes de llegar a esta-, luego el empaque y las certificaciones… todo cuesta dinero.
¿Por qué chapulines? 
Desde siempre me ha interesado la nutrición y se me hace muy impactante que a estas alturas en la humanidad todavía exista tanta desnutrición y tanto exceso de mala información, entonces me metí a estudiar esta carrera. También me gusta mucho la biotecnología, muchos de mis amigos son de esa licenciatura, y me metí a sus laboratorios a que me enseñaran. Para mí, el chapulín es simplemente otra opción de proteína, independientemente de si te gusta la carne o no, si eres vegano, vegetariano; otra opción que tiene alto valor biológico, que no tienen los vegetales o los cereales y que no es un animal per se.
   Los chapulines son artrópodos y son parecidos a las lagartijas en su sistema nervioso. En sí, su sistema inmune no percibe dolor, lo que percibe es alerta. La manera de matarlos es con un choque de frío entonces como que se desmayan y luego los matas. Esa parte de que sufra el animal es mucho menor.
¿Qué propiedades tiene crear alimentos con proteína de insectos? 
Los insectos tienen alta cantidad de proteínas, no tienen colesterol, tienen omega 3 y omega 6, y algo de agua. El puro insecto vivo tiene entre el 70 al 80% de proteína y lo que nosotros hacemos es extraerle el agua y todas las grasas, que es casi nada.
   Las ventajas que tienen los chapulines en particular es que contaminan menos nuestro medio ambiente. Por ejemplo, el ganado produce gas metano, entre otros gases, que son muy contaminantes para la atmósfera, además de que necesitan mucho espacio y mucha comida. El 70% de los bosques del mundo han sido talados ya sea para que haya más espacio para el ganado o para que tengan más comida. Además de que sus heces contaminan el medio ambiente. Los chapulines necesitan menos comida, menos agua, menos espacio y no producen gases de efecto invernadero.
¿Se te ha abierto la puerta a mercados veganos o vegetarianos a nivel empresarial? 
Sí y no. Porque nosotros usamos huevo y mantequilla. La panadería tiene que tener tres cosas sí o sí: algún azúcar, alguna grasa y alguna harina. Sí nos han buscado algunos, por ejemplo los que son hovo-lactos, vegetarianos y veganos, que solo no comen carne.
 
¿Cómo está conformada la estructura de la empresa? 
Empezamos ya con nuestros prototipos de criaderos pero la verdad es que el gran volumen de insectos lo compramos de cultivos libres de Oaxaca y Chiapas. Me los tienen que enviar y el mismo día usarlos porque se echan a perder. Primero tratamos de quitar las sales que tengan de la tierra, luego te aseguras de que no tengan pesticidas o algo que haya estado en las plantas y finalmente lo trituras.
¿Cómo fue la difusión de la marca después de Shark Tank? 
Los tres empresarios me dieron 800 mil pesos por el 30% de la empresa. Todavía estamos en el proceso y no podemos difundir mucho más. Ese dinero lo vamos a invertir en los criaderos, en mejorar el empaque y en conseguir las certificaciones para exportar. Primero queremos buscar lo de SAGARPA y tenemos asesores que nos guían en cuestiones de las distintas certificaciones que queremos conseguir.
¿Están trabajando en algún producto nuevo?
Estamos entre sacar galletas de chocolate o chips. Pero no vamos a avanzar hasta que este producto no esté bien establecido.
¿Qué proyección le ves a esta proteína? 
Se usa ya en Estados Unidos, Alemania y Canadá. Vi que hay muchas empresas y que no soy la primera ni voy a ser la última que lo está haciendo y eso, en vez de desmotivarme, me emocionó más, saber que hay gente que lo está intentando y que no es algo trendy de una moda nueva, es algo real y que a futuro nos puede ayudar a todos.

+DESTACADO