Mariana Díaz Lozano

Por

Mariana Díaz Lozano es una emprendedora enfocada al mundo de la decoración de eventos. Estudió Creación y Desarrollo de Empresas y el giro de su negocio es la renta de bases para diseños florales y mesa de postres. Te invitamos a conocerla más:

    Cuando eras niña, ¿a qué querías dedicarte de adulto?
Siempre he estado interesada en la organización y decoración de eventos.

    ¿Por qué tomaste la decisión de dedicarte al mundo de la decoración?
Me encanta tener la posibilidad de convertir un espacio vacío en el sueño de una persona.

    ¿Cómo surge la idea de tu negocio?
Mi tía Cony y mi mamá se han dedicado a este negocio por muchos años; por mi parte, todo empezó cuando me vine a estudiar a Guadalajara y empecé con la materia de incubación, en donde nos pedían desarrollar un negocio; gracias a esto, comencé a visitar y contactar florerías, wedding planners y novias, lo que me ayudó a lograr mis primeras rentas.

    ¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?
Llegar al punto en el que la idea cobra vida y ver el resultado final; además de sentirme orgullosa cuando los clientes regresan o cuando recibo nuevos por recomendación, esto me hace sentir que las personas quedan satisfechas con mi esfuerzo y mi trabajo.

    ¿Qué es lo que hace tu trabajo especial y único?
Los artículos son de la mas alta calidad, haciendo que las flores resalten y se conviertan en diseños únicos. Por otro lado, yo manejo todos los aspectos de mi negocio, asegurándome que cada base se encuentre en perfectas condiciones y sea entregada a tiempo.

    ¿Cuál ha sido el reto más grande al que te has enfrentado en tu profesión?
Vivir como foránea con tu propia empresa es un reto muy grande, pero cada cliente es un reto mayor, ya que es necesario interpretar y realizar su proyecto exactamente como lo imaginó, por lo que se necesita tener muy buena comunicación y habilidad de adaptarse a diferentes personalidades.

    ¿Cómo te ves dentro de cinco años?
Me encantaría hacer crecer mi negocio y llevarlo a otras ciudades.

    Platícanos alguna anécdota que te haya marcado en tu carrera…
Hubo un tiempo durante mi carrera en el que trabajaba y estudiaba, ahí fue cuando aprendí que la organización es todo. Llegaban momentos en los que tenía varios eventos en el mismo fin de semana, que se juntaban con trabajos y exámenes en el Tec, lo que me enseñó a trabajar duro, organizar mi tiempo y confiar en mi equipo.

    ¿A quién admiras y por qué?
A mis papás, sin duda son personas en las que encuentro el balance perfecto, siempre tienen un consejo que dar y en todo momento recibo su apoyo y cariño. Son personas exitosas y llenas de conocimiento que me han ayudado a encontrar mi camino.

+DESTACADO