Carlos Lira Serhan

Por

Después de Nüfeet, sigue con su inquietud de crear nuevas empresas. Con una historia familiar de más de 50 años en el ramo joyero, se decide a emprender con una idea fresca. Anello es una joyería que se especializa por contar con piezas de gran calidad, en donde se puede encontrar un excelente diseño que va desde joyas en plata hasta un original anillo de compromiso. Cuenta con su propio taller, más de 100 modelos de argollas matrimoniales y hechuras especiales.
   “Me considero alguien sumamente bendecido por Dios, en especial por la familia de la que me tocó aprender. Mis abuelos y papás son grandes emprendedores, sin duda han sido mi mayor escuela, y ellos y mis hermanos son un gran impulso para mí. Creo que al que mucho se le da, mucho se le exigirá, es por ello que me siento con una gran responsabilidad de dar lo mejor de mí”.
   “Me inspira el futuro y lo que puede llegar a ser, es por ello que todo el tiempo estoy creando, generando nuevas ideas, en búsqueda de cómo emprender y hacer mejor las cosas. Mi mayor reto es organizar y aterrizar mis ideas creativas para hacerlas realidad, tomar riesgos e innovar para que resulte en algo exitoso. También aprendo mucho de la relación con nuestro equipo de trabajo, ya que las personas que forman parte de nuestras empresas son en realidad las que hacen la diferencia en el negocio, se trata de contar con colaboradores felices y comprometidos para brindar una atención extraordinaria”.
   Lo que más disfruta Carlos es emprender y crear para servir. Él recomienda a los jóvenes que descubran su pasión y desarrollen sus talentos, que hagan lo que amen y se atrevan a vivir sus sueños. En el camino y de los errores se aprende, hay que lanzase a emprender. Poniendo nuestros planes en las manos de Dios estoy seguro de que se llega al verdadero éxito.

+DESTACADO