Alberto y Erick Canedo

Por

Experimentar el deseo de culminar es lo que une a estos grandes empresarios, miembros de una familia caracterizada por lograr exitosamente el equilibrio entre objetivos personales y profesionales.

Alberto, ¿cómo inicia su trayectoria en el Club Santos Laguna?
Me hicieron la invitación en enero de 1991, únicamente tenía experiencia en el sector financiero, pero tomé el reto de entrar a la institución con mucho entusiasmo y alegría.

Erick, sabemos que fuiste parte del Club en cierto periodo, ¿cómo fue tu desempeño en el deporte?
Siempre me gustó mucho el futbol, pero mi periodo como futbolista fue corto, estuve en fuerzas básicas del Santos de 1994 a 1998, además fui parte del Club de Zacatecas, y de igual forma jugué en Toluca, Celaya y Salamanca.

¿De qué manera ocurrió su desarrollo como integrantes de una familia que los ha involucrado en los negocios en algún punto de su vida?
Erick (E): La unión radica en que estamos dentro del rubro deportivo, pero es muy independiente lo de cada quien. La buena imagen de mi padre me abre puertas para que los técnicos, jugadores, abogados y representantes, generen confianza en mí. Parte de mis fortalezas es estar bien ubicado, ya que me fui enfocando en tener mejor desempeño dentro de mi campo de acción.
Alberto (A): Cada reto es personal, entre nosotros no hay ninguna relación de tipo comercial, ya que yo me dedico tiempo completo al Santos y mi hijo a su despacho de seguros, pero siempre cuenta con mi apoyo, en la medida en que me sea posible.

¿Cuál consideran que es la fórmula para triunfar como empresarios y al mismo tiempo ser cabezas de familia?
A: Saber equilibrar en la vida, pues cuando no existe el equilibrio, hay problemas. La base para todo es la familia, ya que quien tiene esa estabilidad, puede estar más tranquilo en lo que sea su plataforma profesional. La vida laboral no es fácil, todo genera desafíos y más con los avances tecnológicos, ya que nos imponen un ritmo de trabajo vertiginoso, con 24 horas del día conectado, pero se trata de manejarlo con tranquilidad al llegar casa, aprovechando ese espacio que permite un cambio total de ambiente. El éxito se mide por la estabilidad en la vida, un balance entre la familia y el negocio.
E: El detonante para trabajar bien es la familia, si estás bien en casa lo más probable es que te vaya bien en todo lo demás. Es algo balanceado, pues es muy difícil salir a trabajar motivado si no estás bien en casa. En mi caso, dar un buen servicio va de la mano del disfrute de mi familia, que me motiva día a día.

¿Qué valores son el cimiento de la familia Canedo?
E: Gran parte de mi éxito en el negocio es gracias a valores como la honestidad que fomentó mi familia; la gente toma en cuenta los valores que traes, la buena fama de mi familia me ayuda mucho para sobresalir en mi negocio.
A: Realmente en cualquier rubro de la vida la honestidad es fundamental, es un generador de confianza, y esto es un pilar para tener un desarrollo profesional en todos los sentidos. Todo lo que tenga que ver con lo positivo te ayuda a generar un entorno agradable y a atraer lo mismo. En mi carrera y en lo personal he tenido varias etapas complicadas y cultivar los valores me ha ayudado a salir adelante.

Alberto
Como padre ¿cuál es el logro que más lo enorgullece de Erick?

Primero su familia. Uno como padre tiene la visión de que los hijos sean personas de bien y felices, y así lo veo en todos los ámbitos de su vida. Su carácter y la confianza en sí mismo y que siempre ha buscado hacer las cosas dando su mayor esfuerzo. Mi consejo es “no debes preocuparte por llegar, preocúpate por dar tu mejor esfuerzo”. Y mi hijo ha demostrado tener claro lo que quiere y trabajar fuerte, lo cual le ha dado un potencial de creatividad muy grande, conectando la mente con el cuerpo.

Y personalmente, ¿cuál ha sido el logro más importante en su carrera profesional?
Seguir dentro del Club Santos después de 25 años, hoy por hoy soy el más longevo, y tener la fortuna de continuar es un privilegio, me da sustento de vida poder dar conocimientos y educación gracias a este gran trabajo, y claro, los cinco campeonatos que nos llenan de alegría y ser parte de la historia de este equipo lagunero.

¿Qué enseñanza recuerda que inculcó su padre en usted, y ahora se la hereda a Erick?
Mi padre fue una persona honesta y trabajadora, era cabeza de una familia grande. Siempre enérgico y disciplinado. He tratado de mantener esa línea y ser ejemplo como él lo fue para mí. Hacer bien las cosas, por la derecha, sin daños a terceros, convencido de que las preocupaciones no valen la pena.

Erick
¿Qué ha dejado tu padre en ti, de su cultura emprendedora?

Siempre el buen hábito de salir a trabajar, dar seguimiento y atención, es algo que hasta la fecha me recuerda, involucrarme en todos los procesos. Su imagen, respetuoso de toda el área laboral, me ayuda para seguir la misma línea de esfuerzo y dedicación continuos, y es algo que ha contribuido para colocarme en lo más alto del sector de seguros, bajo la mística de ir creciendo y montar más bases para fortalecer cada vez más el negocio.

¿Cómo fue tu primer acercamiento al mundo de los seguros?
Tenía experiencia en ventas y un amigo me hizo la invitación, fue cuando me involucré más a fondo y vi los resultados. Ya cuento con nueve años dentro de este rubro y mi propio círculo me fue introduciendo, así sucede, tu ambiente natural te lleva a donde estás hoy.

Platícanos acerca de tu desempeño en el ámbito de los seguros.
Actualmente estamos dentro de los cinco mejores despachos de México, y este año ganamos el premio de más ventas en seguros de vida en todo el país, es un reconocimiento que otorga la AMASFAC. Somos miembros de la Million Dollar Round Table. Uno de los despachos de ventas de seguro de vida individual más fuerte que hay en Latinoamérica y en cuanto a ventas a nivel mundial, nos ubicamos dentro del 3%, que es el Top of the Table. Contamos con clientes en Inglaterra, Brasil, México y Estados Unidos.

¿Qué te gustaría transmitir a tus hijos de todo lo aprendido a lo largo de tu vida?
Los valores de siempre, anteponer ante todo y dedicarse por completo a la familia, disfrutar el trabajo, cosechar éxitos y cumplir metas sin obsesionarse, aprendiendo a vivir la vida. Enseñarles que todo se logra con paciencia. Planear, capacitarse, creer mucho en su trabajo y dejar esa enseñanza, haciéndolo siempre de la mano de la familia.

+DESTACADO