Adrián Treviño

Por

Todo comenzó con la afición de la colección de relojes de su padre, la persona que más admira Adrián, de quien adquirió el gusto por estas piezas y otras joyas únicas que hoy lo han llevado a emprender su propio negocio con solo 20 años de edad.

Cuando apenas tenía 11 años, Raúl Adrián Treviño Fájer se sintió  atraído  por las ventas,  inició comercializando galletas, vinos  e incluso camisas entre sus amigos y familiares, quienes detectaron calidad, buen precio y excelente gusto en los productos. Adrián comenzó a ahorrar para comprar cinco relojes, los cuales debían ser de una marca reconocida para lograr venderlos e ir adquiriendo distintos modelos con mayor prestigio, hecho que lo convirtió en un conocedor de estas piezas y, tiempo después, es un emprendedor en este segmento del mercado.

Desde entonces no ha detenido el crecimiento de su negocio. A los 13 años se mudó de Torreón a San Antonio, Texas, donde adquirió mayor experiencia y clientes. Sin embargo, fue hasta los 15 años que formalizó su compañía en Estados Unidos, la cual lleva como nombre Platinum Time LLC  – Domestic Limited Liability Company (LLC). Actualmente, funge como CEO y Manager de su empresa, además cuenta con un equipo de personas preparadas que lo apoyan con operaciones administrativas y de logística para llevar a cabo las actividades con mayor efectividad y eficiencia. Adrián, además de administrar su negocio, dedica parte de su tiempo al estudio, comenzó Bussiness Administration en el Austin Community.  Actualmente se encuentra en San Antonio en la UTSA, donde planea terminar su carrera. A la par, se mantiene innovando para sus clientes, ya que revisa constantemente el mercado para encontrar lo mejor en todos los sentidos: modelos, calidad y precio. Hoy, dentro de su empresa, maneja grandes marcas como: Rolex, Cartier, Audemars Piguet, Patek Philippe, Ricard Mille, Ulysse Nadrin, entre otras. Tiene presencia a lo largo de la República Mexicana y Estados Unidos, además realiza envíos a todo el mundo. Como ejemplo de los nuevos mercados, las redes sociales son grandes aliados para seguir creciendo.

A pesar de ser muy joven, al enfrentarse en un negocio donde los compradores son grandes conocedores de la relojería y joyería, paso a paso ha logrado ir ganando la confianza de sus clientes. Más del 90% de sus clientes son extranjeros, principalmente por radicar en el estado de Texas, donde ha trabajado para construir la satisfacción de sus compradores, esto debido al seguimiento que tiene con cada uno.  “El cliente debe estar contento y seguro que su compra es de excelente calidad y que la pieza que eligió es de gran valor”. Con gran énfasis en la admiración y el respeto que tiene hacia su padre, nos comparte que ahora tiene la visión de hacer crecer su mercado, desarrollando su joyería en un futuro. Sin embargo menciona que le ha gustado la privacidad con la que maneja a sus clientes, por lo que se encuentra trabajando en mejorar la accesibilidad de sus piezas.

“Siempre se deben de tener varias ideas para poder estar trabajando sobre ellas y crear diferentes fuentes de ingresos, al igual que ir generando la confianza de tus clientes”

+DESTACADO