Fernando Ariel Martínez

Por

Egresado de la carrera de Derecho por la Universidad Iberoamericana de Torreón, Fernando Ariel Martínez de 27 años, nos platica sobre su trayectoria, aspiraciones y proyectos en el ámbito empresarial.
¿Por qué decidiste estudiar la carrera de Derecho?
De chico veía a mi papá, quien es abogado y siempre me gustó lo que hacía. Siempre estuve involucrado como jefe de mis grupos en el colegio. A pesar de que en algún momento me llamó la atención la gastronomía, me incliné por esto porque el abogado es el encargado de poner orden en la sociedad y de establecer la justicia, que es la herramienta principal para tener una sana convivencia en la sociedad. Sin duda un parteaguas importante en mi carrera fue estudiar en la Ibero Santa Fe y trabajar con el Ministro de la Suprema Corte, Salvador Rocha.
Platícanos un poco sobre tu trayectoria.
Trabajé en el Gobierno del Estado a los 23 años y en el Congreso del Estado de Coahuila como asesor parlamentario, posteriormente en uno de los proyectos hidráulicos más grandes del país: la presa del “Zapotillo”, mi labor ahí consistía en elaborar el proyecto legal para la expropiación de predios. Finalmente después de un año recibí la invitación del delegado de SAGARPA para integrarme al equipo y regresar a Torreón.
¿Cuáles son tus funciones en SAGARPA?
Ya tengo un año aquí y soy encargado del despacho del delegado. La agenda que lleva es de lo más difícil que se puede manejar, se puede decir que soy una de sus personas de confianza. Me toca revisar que los proyectos que se meten en ventanilla cumplan con los requisitos para posteriormente ser firmados por el delegado, y que en oficinas centrales en México elijan qué proyectos se apoyarán, es un trabajo que requiere mucha discreción y confianza.
¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
La cercanía que tienes con la gente. Una de las cosas que más me llama la atención de trabajar aquí es que la ganadería en La Laguna es una de las fuentes económicas más fuertes de la región; SAGARPA, a diferencia de otras dependencias, cuenta con 33 delegaciones porque la región requiere especial atención al tema ganadero.

¿Cuál es tu máxima aspiración en el medio en el que estás?
Involucrado en el servicio público sería mentira decirte que no aspiro a altos puestos y dirigir en grandes ligas, el tiempo lo decidirá.
¿Qué experiencias laborales te han marcado dentro del servicio público?
Lo que más me marca es ver a tanto agricultor y observar cómo gracias a nuestro apoyo más de 200 familias son capaces de producir su propio alimento. Personalmente haber estado involucrado en la Presa del Zapotillo con la CONAGUA fue uno de los proyectos más importantes, ya que estábamos en contacto con la gente visitando pueblos, me sorprendí al ver cómo el ser humano es capaz de hacer tanto.
Háblanos de tu rol de empresario.
Actualmente formo parte de Privé y El Torito Sinaloense. Emprender es algo que siempre me ha gustado, realizar una actividad diferente me movió un poco, y desde hace algunos años gracias a la relación con un amigo de Grupo Impulza entré a Privé. Posteriormente me invitaron a formar parte de El Torito Sinaloense, analizamos el proyecto, hicimos sociedad con varios laguneros y pudimos llevarlo a cabo. Por mi parte, no me queda más que agregar que todo se puede lograr con esfuerzo y perseverancia, cuando estudiaba en la Ibero Santa Fe me tocó andar en metro y en camión, no importa venir desde abajo para lograr lo que anhelas.
¿Qué otros proyectos tienes en puerta?
Fui invitado a presidir la Comisión de Abogados jóvenes del Colegio de Abogados de Torreón y estaré en la Comisión de Jóvenes Emprendedores de la Canirac. Estoy estudiando la Maestría en Derecho Fiscal en la UAC porque en la vida hay mucha competencia y uno tiene que estar preparado para asumir un cargo más importante, además que la materia abarca también el lado empresarial en el que me estoy involucrando. Más adelante estaremos participando en un proyecto importante de beneficio para la sociedad.

+DESTACADO