Dr. Nicolás González

Por

Con tan solo 26 años, Nicolás González estudió su carrera en la Universidad Autónoma de Durango, Campus Laguna. El año pasado estuvo realizando su internado médico en el Instituto Mexicano del Seguro Social en la clínica número seis en San Nicolás de los Garza, Nuevo León. Después de 7 años dedicados a una profesión tan demandante, actualmente reside en la ciudad de Torreón, Coahuila, realizando su servicio social para la especialidad como cirujano plástico.

¿Cómo comenzó tu gusto por la Medicina?

Yo siempre pensé en estudiar Medicina, nunca tuve algún pasado en vida que me relacionara con ser doctor, nunca lo vi como una profesión, más bien como una vocación. Me acuerdo que desde quinto, sexto de primaria yo decía “de grande voy a ser doctor”. 

¿Alguna vez dudaste de ser Doctor?

No, yo creo que siempre tuve claro que quería ser médico, aunque como toda persona, a lo largo de la carrera te pasan situaciones que te hacen dudar de si eres un elemento viable o si es lo tuyo, si estás haciendo lo correcto, la duda tal vez siempre está ahí. Desde el punto de vista de los sacrificios, de la cantidad de trabajo, del estrés, de las desveladas, de ausentarte en reuniones familiares o con amigos… A pesar de eso siempre estuve convencido del ser doctor. Un gracias de alguna persona o que reconozcan tu trabajo, hace que valga la pena continuar por este camino.

¿Cómo es tu día a día?

Ahorita ya es un poco más tranquilo que el internado, de hecho le decíamos “el infernado”, son horarios de 7 de la mañana a 4 de la tarde más las guardias que eran cada tres días, y son guardias de 36 horas seguidas, sin dormir, sin descansar ni nada. El fin de semana si tienes guardia tienes que ir al hospital, si no ya descansas el fin de semana, ya sea un día o los dos días. Y como te comentaba, ahorita ya es un poco más tranquilo, ahorita veo consulta externa, que es de horario de 8 de la mañana a 3 de la tarde. Y así ya me da tiempo en la tarde para estudiar para el examen de especialidades.

¿Cuáles son tus funciones en un hospital?

Ahorita estoy en el Hospital General de San Pedro en consulta general, principalmente es la consulta de los padecimientos actuales, diabetes e hipertensión, pero también vemos el control prenatal de las embarazadas, enfermedades en pediatría, y obviamente como institución tenemos metas a seguir y atender ciertos pacientes con enfermedades crónico-degenerativas.

¿Qué ha sido lo más difícil en tu profesión?

Yo creo que lo más difícil han sido los sacrificios de estar lejos de la familia. El año pasado estuve fuera de la ciudad, entonces valoras tu casa, tu espacio, tus actividades, la gente, tu ciudad y es totalmente adaptarse a otro estilo de vida; pero cuando te gusta tanto algo, cuando te apasiona lo que haces, es más fácil todo.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Me gusta que de cada persona que conozco, de cada persona con la que he tenido la oportunidad de trabajar, aprendo algo bueno y aprendo lo que no debo hacer, entonces me gusta estar conociendo gente nueva, doctores nuevos, que me puedan dar un enfoque hacia lo correcto.

¿Ídolos o modelos a seguir?

En lo profesional Mariano Martínez, un buen médico de ahí de Monterrey que admiro mucho por ser muy integral, es una persona que simplemente con el trato directo con el paciente identificaba el síntoma y llegaba a aliviar su dolor de alguna forma, además de ser un doctor muy preparado. Pocos como él.

    Y en lo personal, a mi padre, es mi ejemplo a seguir, no tanto por la profesión médica porque el es ingeniero, más bien por todas las enseñanzas de vida que me ha dejado: ser responsable, sacrificarse por lo que uno quiere, siempre buscar completar mis metas, todos los valores y el apoyo que siempre me han dado, al igual que mi mamá.

¿Cuál es tu visión en 10 años?

Ya me veo como cirujano plástico, me gustaría terminar la especialidad en Brasil y ya será lo que el destino tenga preparado para mí, si me quedo allá o si me regreso a México.

¿Alguna anécdota como doctor?

Una vez que nos quedamos encerrados en el elevador tres horas con un cuerpo, imagínate el estado de putrefacción, lamentablemente el paciente ya había fallecido. Estábamos en el sexto piso a las 2 de la mañana, entonces estar ahí hasta las 5, el pasar por la hora del tabú de los fantasmas y espíritus que es por ahí de las 3 de la mañana, y nosotros con un cuerpo encerrados: 3 médicos, 2 enfermeros y el camillero. Fue algo incomodo.

¿Alguna recomendación?

Piensen bien antes de decidir por cualquier carrera, porque es algo en lo que van a trabajar por el resto de sus vidas y tienen que pensarlo muy bien para que sea algo que realmente les llene y obviamente les de los recursos para vivir. Y para los que quieran ser doctores, tengan en cuenta que es una carrera de mucho sacrificio y mucha vocación, tienes en tus manos la vida de cada paciente y no es cualquier cosa. El tratar de no estresarse y más que nada organizarse, porque normalmente uno piensa que el ser médico significa despedirte de tu vida social, y no, el chiste es organizar tu tiempo.

In: @nico_gora

F: Nicolás González

+DESTACADO