Diana y Rodrigo: Conquistando el mercado lagunero con Pedacito de Cielo

Por

Desde hace varios años Diana Arroyo y Rodrigo Medrano tenían la idea de emprender su propio negocio. Hoy han podido plasmar su sueño al fundar Pedacito de Cielo, un proyecto que arrancó como una isla en Galerías y que ahora cuenta con una franquicia en Mérida, un distribuidor autorizado en la región, y una nueva sucursal, la cual está instalada dentro del nuevo concepto Casa Juárez. Ha sido mucha la experiencia que este negocio les ha dejado a los emprendedores laguneros, quienes nos comparten cuál ha sido la respuesta del mercado local, satisfacciones y próximos retos.
¿Cómo nace la idea de crear Pedacito de Cielo?
Siempre supimos que queríamos algo muy mexicano pero no teníamos muy claro qué. Pensamos en traernos cosas de Oaxaca y de Chiapas pero no nos llenó la idea de revender. Un día yo estaba enloquecida comprando cremitas de una conocida marca extranjera, y Rodrigo me cuestionó el por qué siempre quería comprar de esa marca y no una que vendieran aquí. Fue así como nos dimos cuenta de que no existía una marca mexicana con esta oferta de productos.
¿Por qué decidieron nombrar su negocio así?
El nombre del negocio fue todo un tema, la primer opción fue Cielito lindo, buscábamos algo que reflejara a México en todos los sentidos y pues ¿qué más representativo que la música? Lamentablemente ese nombre ya está registrado ante el IMPI, así que estuvimos varias semanas un poco atorados con el nombre. En una lluvia de ideas surgió Pedacito de Cielo y a los dos nos encantó.
¿Cuál es el proceso mediante el cual deciden los artículos que lanzarán y los aromas?
Para nosotros lo principal es escuchar a nuestros clientes, ellos mismos nos van dando la pauta de qué aromas quieren o qué nuevos productos les gustaría encontrar en Pedacito de Cielo, el comentario del cliente es lo más nutritivo para nuestra empresa. Por otro lado, estamos en contacto con nuestros proveedores buscando tendencias y novedades; una vez que hemos seleccionado algunas opciones realizamos sesiones de focus group para poder tomar decisiones.
¿Cuáles consideran que son los principales retos que tiene un emprendedor al comenzar un proyecto?
El conocimiento: cuando trabajas para una gran empresa hay personal especializado en cada área; cuando emprendes, tú eres y haces de todo. No es suficiente con conocer de tu producto, hay que saber e investigar de todo, desde manejo de personal, procesos, costos, temas fiscales, marketing, diseño etc.
 
¿Cuál ha sido la respuesta del mercado lagunero?
Asombrosa, siempre hemos estado seguros de que tenemos un gran producto, pero nuestra expectativa respecto a la reacción del cliente se quedó corta. Ha sido una hermosa sorpresa, hemos tenido mucho aliento por parte de la gente, y pese al poco tiempo que tenemos en el mercado se han acercado muchas personas que quieren invertir en Pedacito de Cielo. Al día de hoy contamos ya con una franquicia en Mérida, una estética que es nuestro distribuidor autorizado y presencia en Durango por medio de otra aliada comercial que ha estado participando en distintos mercaditos locales.
¿Qué satisfacción les deja la apertura de la sucursal en Casa Juárez?
Es una gran satisfacción el ver cómo se va materializando este proyecto que empezó como un sueño. Según nuestro plan de negocios estaríamos logrando dos puntos de venta al cierre de este año y lo logramos superar, ya que al día de hoy ya contamos con tres islas, dos en Torreón y una en Mérida.
¿Qué recomendarían a los jóvenes que, como ustedes, buscan abrirse camino en el mundo de los negocios?
Que si en realidad están enamorados de su proyecto lo hagan bien, no escatimen. En México podemos hacer cosas muy bien hechas, sea cual sea su giro siempre hay áreas de oportunidad y huecos en el mercado que podemos cubrir, sin embargo en algunas ocasiones por “ahorrarnos” un poco de dinero en algún proceso terminamos sacrificando la calidad del producto final.
¿Qué sigue para Pedacito de cielo?
Somos una empresa que constantemente estamos innovando y sacando al mercado nuevos aromas y productos, esperen muchas sorpresas próximamente. Seguimos buscando abrir nuevos mercados, queremos que todo México tenga un Pedacito de Cielo.
¿Tienen alguna anécdota que compartir, que haya marcado el camino de Pedacito de Cielo?
Hace varios meses viajamos a Mérida para comenzar las negociaciones con los ahora franquicitarios. En ese tiempo sabíamos que queríamos trabajar y crecer juntos, pero no teníamos claro el modelo que tomaríamos. El vuelo se retrasó un par de horas y nos sentamos en una barra de café, comenzamos a platicar con la persona que estaba junto a nosotros y por coincidencia se trataba del dueño de una revista dedicada al cine y tiene más de 10 años franquiciando su revista. Fue tan sorprendente porque justo ahí nos dio una sesión de coaching empresarial, nos dio muchos tips del modelo de franquicias; sin duda eso marcó de forma importante el rumbo de Pedacito de Cielo.
Contacto
Periférico Raúl López Sánchez No. 6000 Col. El Fresno / Av Juárez No. 87, Col. Centro
T. (871) 121-9100

+DESTACADO