David Chávez Leal

Por

Platicamos con David Chávez Leal, apasionado del futbol americano desde pequeño, quien nos cuenta su trayectoria en este deporte y cómo consiguió enrolarse en los Aztecas de la UDLAP, equipo que lo pondría en la órbita de la Selección Nacional.
 
1. ¿Cómo nace tu amor por el futbol americano?
En el Club San Isidro de Torreón, mientras veía entrenar a Vikingos. Al principio mi madre no me dejaba porque consideraba que era peligroso, sin embargo yo entrenaba solo en otro campo siguiendo la logística de entrenamiento de Vikingos, ellos al notar esta situación decidieron hablar con mi madre e invitarme al equipo. Así empecé a jugar a los 9 años.
2. ¿Cómo se da tu ingreso al programa de la UDLAP?
En el 2009 cuando jugaba para Borregos Laguna llegamos a la final contra Prepa TEC (TEC de Monterrey) donde se encontraban reclutadores de la UDLAP y de los Tigres UANL, aquel partido tuve la fortuna de ser el MVP y tuve ofertas de ambas universidades, me decidí por realizar las pruebas en la UDLAP en la ciudad de Puebla.
3. ¿Qué características buscan los entrenadores en un jugador?
Los coaches tienen diferentes formas de reclutar a sus jugadores, sin embargo se basan principalmente en el aspecto físico, donde ponen examinan la velocidad, buena estatura, complexión física y resistencia muscular; y el mental, en el cual destacan la habilidad para recibir órdenes y cumplirlas, así como competitividad. En lo personal, un coach me comentó que él siempre buscaba que sus jugadores tuvieran “cadera”, es decir, que tengan movilidad en la cadera para hacer movimientos explosivos.
4. ¿Qué es lo que más te apasiona de este deporte?
Me gusta mucho que durante todo el partido se busca la agresividad necesaria para en cuestión de segundos vencer al contrario y en el mismo intervalo de tiempo desacelerar ese sentimiento para escuchar la siguiente jugada y analizarla. La rivalidad que existe dentro del campo y en el uno a uno es apasionante.
 
5. ¿Qué aspecto consideras más importante: el físico o mental?
La disciplina mental es primordial, por más fuerte y rápido que seas, nunca podrás ser mejor si no estás mentalizado en ello.
6. ¿Cuál es la enseñanza más grande que te ha dejado la práctica?
La verdad es que este deporte te forja de manera espectacular. Son muchísimas las enseñanzas que me ha dejado, pero indiscutiblemente, la disciplina y aprender a levantarte por más golpes que hayas recibido, es lo que más me ha formado.
7. ¿Obtuviste algún título?
Afortunadamente me fue muy bien en mi carrera, ya que durante cinco temporadas obtuve tres campeonatos nacionales (1 bicampeonato), 4 Selecciones Nacionales y logré ser capitán en mi último año, tanto en Aztecas como en la Selección Nacional.

+DESTACADO