PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
junio 13, 2024

,

Román Eguía y la sublime destreza de observar

Por

Román Eguía es un artista visual con más de dos décadas de trayectoria. Su obra destaca por ser inesperada, sorpresiva, como síntoma de las cualidades de un artista que tiene profundamente desarrollada la habilidad de estar atento a su entorno, de adaptarse a él. La vida no es algo estático, la mente tampoco lo es. Y la obra de Eguía responde a esto, encontrándose en una incesante evolución. Te invitamos a desentrañar su estilo lienzo a lienzo.

La tenacidad de la mente imparable de Román Eguía

Desde muy niño, Eguía pasaba sus tardes dibujando, leyendo y explorando su lado artístico. Con el pasar de los años le quedó más que claro que ese era el camino que quería trazar y no le dio opción a nada más: era dedicarse de manera profesional al arte, o nada. Con esta convicción se unió a un taller de grabado en su ciudad de origen, Torreón Coahuila, donde tuvo la oportunidad de aprender del maestro Arturo Rivera. Esto representó sólo el comienzo de un arduo recorrido con cambios, adaptaciones, crecimiento y mucha evolución.

Gracias a este esmero y enfoque, su obra ha sido presentada en distintas partes de México y en países como España, Portugal, Argentina, Canadá y Cuba. Forma parte también de distintas colecciones públicas y privadas, como el Georgia Museum Art de la Universidad de Georgia, la colección de Fondo Venezolano Americano para las artes en Nueva York o la Fundación Sebastián en la Ciudad de México. Además, ha recibido reconocimientos como el Premio Nacional de Grabado José Guadalupe Posada y fue seleccionado con el Premio a la Joven Estampa, en Casa de las Américas en La Habana Cuba. En Monterrey, pudimos ser testigos de su talento a través del proyecto Arte Expuesto, con el que vistió la calle con sus obras.

Eguía ha logrado alto impacto debido al dinamismo que lo caracteriza. A sus 43 años, este artista se reta de manera constante para romper con lo que conoce y no quedarse estático. Sus expresiones combinan técnicas, ideas y pensamientos que reflejan el interés del artista por mantenerse versátil y llegar al objetivo final: sorprenderse a sí mismo cada vez que crea. Su fuente de inspiración está en lo que lo rodea: al caminar, al charlar, al escuchar música. Permanece atento a su entorno y de esta manera obtiene visiones diferentes.

Así, el arte forma parte de la vida de Eguía de manera intrínseca, convirtiéndose en algo más que un trabajo. Pintar, diseñar, dibujar y esculpir le resulta natural y todos los días se enfoca en llevarlo a un plano profesional. Para esto, equilibra de manera ideal sus hemisferios, resaltando su lado femenino a través de la intuición y la creatividad, mientras que con su lado masculino ordena, y organiza. ¿El resultado? Una inagotable fuente de habilidades que llevan a Román a estar cómodo en lo incierto, aguantar, resistir y continuar en su camino artístico motivado principalmente por no saber lo que sigue y así, encontrar entusiasmo y alimentar su alma con cada obra, más allá de los cuadros.

“El arte y la vida son como las nubes… Cuando crees que ya le encontraste forma de algo, se transforma en otra cosa”.

Román Eguía.

Encuentra el arte de Ramón Eguía en Instagram: @romaneguia

+DESTACADO