Amarantha: embelleciendo momentos y espacios

Amarantha: embelleciendo momentos y espacios

Edgar Isaac Llanas Gallardo
26 julio, 2019

Seguramente todos reconocemos la expresión “mariposas en el estómago”, haciendo referencia a la emoción que nos genera algo o alguien. El origen de esta expresión viene del mito griego de Amaranta, quien tiene el don de la alegría y cada vez que la experimenta siente el aleteo de las mariposas en el estómago. A su vez, el significado de Amaranta y sus variantes, es “la que no se marchita, la que no decae”. Pero, ¿y todo esto qué? Pues bueno, Amarantha es el nombre del negocio de Lucía Sáenz y Lucía Moncholí, con el que buscan crear espacios y momentos que generen una gran emoción, como aquel mito griego. Esta es la historia de 2 jóvenes laguneras que están tomando fuerza en un mercado muy atractivo.

Desde el primer contacto para programar la entrevista, supimos que iba a resultar en algo bastante grato. El carisma que emanan provoca que te sientas cómodo, como cuando conoces a alguien de años. Arribamos al lugar de la entrevista y nos recibieron con gran calidez. Antes de comenzar, preparamos todo para realizar la sesión fotográfica de todos sus productos y servicios. En este momento, pudimos percatarnos de la gran atención al detalle que ponen en cada una de las cosas que hacen. Además, ese carisma, esas ganas y la sinergia que existe entre ambas, de alguna manera logran transmitirlo a la forma en que hacen las cosas, se refleja.

Lo que ellas buscan a través de su negocio es crear la importancia al invitado. Es decir, brindar a los anfitriones las herramientas necesarias para que diseñen, generen y preparen espacios armoniosos y vistosos para que, quien llegue como invitado, sienta esa importancia de estar allí, que sea consciente de que quien lo recibe se preocupó por su visita y quiere que pase un momento muy agradable desde que llega hasta que se va.

Hacen énfasis en lo que significa Amarantha, en la belleza eterna, en el sentido de que a través de sus servicios las personas siempre tengan espacios armoniosos que inviten a que las personas puedan sentirse como en casa.

Los servicios que actualmente ofrecen son mantelería, accesorios para mesa que involucran anillos para servilleta, servilletas bordadas que se pueden hacer de acuerdo a lo que el cliente pida, acentos de mesa y cojines.

Lucía Sáenz y Lucía Moncholí

Si bien, Amarantha tiene aproximadamente 1 año de vida, el verdadero punch se le ha dado desde la unión de “las 2 Lucías”, hace 3 meses. Lucía (Sáenz) fue quien inició con esta aventura; sin embargo, confiesa, lo hizo meramente como hobby, sin que fuera un negocio en sí. Es a partir de que las 2 amigas unen esfuerzos que el proyecto comienza a ser tratado como un modelo de negocios.

Por ahora se encuentran en una tienda online, aunque próximamente estarán inaugurando la tienda física. Ambas emprendedoras están sorprendidas por el rápido crecimiento que ha tenido el negocio. Probablemente todos siempre queremos que nuestros proyectos florezcan lo más pronto posible y no siempre se da así, pero con nuestras entrevistadas todo ha sido “color de rosa”.

Y a todo esto, ¿cómo comenzaron? Cuando realizamos la pregunta, las jóvenes voltean y se miran, para dar pie a la explicación. Lucía Sáenz comenta que, en primer lugar, desde hace mucho tiempo tienen una amistad entrañable. Luego da paso a contarnos que ella tenía otro negocio, del cual Moncholí era su clienta frecuente, lo que propició que comenzaran a fortalecer su relación. Un día, platicando en la casa de Moncholí, ambas coinciden en que sería una gran idea unirse y encabezar el proyecto de Amarantha las 2, llevarlo al estrellato. Y así empezaron la aventura emprendedora como socias. Como dicen por ahí, en ocasiones las más grandes ideas surgen “de la nada”.

Sáenz nos cuenta que la mancuerna que han conformado resultó fenomenal. Por un lado, los conocimientos de Lucía Moncholí, orientados un poco más hacia la parte administrativa-contable y con los conocimientos de Lucía Sáenz, quien es la que aporta la parte creativa, a veces dispersa, han creado una sociedad que se complementa a la perfección.

Nos cuentan que el camino no ha sido tan complicado. A decir verdad, nada complicado. Todo ha fluido de gran manera, que pareciera que llevan en el mundo de los negocios años de experiencia. Nunca pensaron que les iría tan bien, lo que sí es que es algo que hacen con mucha pasión, con muchas ganas y, sobre todo, lo están disfrutando bastante.

Como ya se mencionó, su crecimiento ha sido más rápido de lo esperado, tanto así que falta muy poco para concretar la tienda física. La idea con el local físico es que sirva como tienda, como showroom, pero también como punto de entrega de sus productos y taller para que las personas aprendan a hacer sus propios productos.

Consideran que la gran manera en que han fluido las cosas se debe a la gran relación que tienen ellas 2. Se entienden, se complementan. En pocas plabras, la buena relación que llevan en el ámbito personal la trasladan al ámbito laboral.

Ellas quieren llegar muy lejos con Amarantha, apuestan por lo grande. Quieren que su negocio llegue a ser un referente en lo que a decoración de hogares se refiere. Reconocen que sus objetivos son ambiciosos, pero saben que cuentan con todo lo necesario para alcanzar cualquier cosa que se propongan.

La pasión con la que hacen su trabajo y la gran relación de amistad que tienen y que la llevan a los negocios, debería servirnos como ejemplo de cómo (o al menos darnos una idea) hacer las cosas, ya sea en los negocios, en el trabajo o en la vida. Agradecemos infinitamente a Lucía Moncholí y Lucía Sáenz por permitirnos conocer y dar a conocer un poco más de su trabajo, convencidos que con esa gran vibra y energía que tienen seguirán cosechando éxitos.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Raúl Muñoz ya sabe que la paciencia es básica para concretar los negocios.

Dafne Cepeda
20 septiembre, 2019

De León pero con sangre lagunera, la triatleta sub 23 busca conquistar Europa para llegar a los Juegos Olímpicos.

Dafne Cepeda
5 septiembre, 2019

Decididas a demostrar que el mármol no es una pieza fría, Lila y Mariana diseñan cálidos muebles, accesorios para el hogar y recuerdos para fiestas.

Dafne Cepeda
23 agosto, 2019

RELACIONADOS