Uriel Adriano, una historia de lucha y éxito

Uriel Adriano, una historia de lucha y éxito

El taekwondoín que puso su nombre y el de México en alto.

Felipe H. Leal
9 julio, 2018

Uriel Adriano (Ciudad Victoria, 1990) nació en Tamaulipas, pero ha residido la mayor parte de su vida en Jalisco, donde el gobernador, Aristóteles Sandoval, le entregó el Premio Estatal del Deporte en el año 2013. Ahora, Uriel se prepara para subir a lo más alto de los podios en el Campeonato Panamericano y en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se llevarán a cabo durante el verano.

Con esto, Uriel sumará puntos para el ránking mundial y, por lo tanto, para su calificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, esto tras haber quedado fuera de Río de Janeiro en 2016 por una lesión. Uriel así se confirma como uno de los nombres estelares del taekwondo internacional y también como un orgullo local.

¿Cómo nace tu interés por los deportes?

De ver a mi papá jugar futbol y a mi mamá básquetbol. En nuestra familia siempre ha estado presente el gusto por practicar algún deporte, ya que mis papás son también maestros en educación física.

¿Por qué te inclinaste por el taekwondo?

Empecé a practicar taekwondo porque de chico era inquieto y jugaba con los demás niños de una manera un poco tosca. La psicóloga de mi escuela habló con mis papás sobre esto y los convenció de que me metieran a practicar un deporte en el que utilizara mi altura y mi fuerza.

¿Cuál es el régimen de entrenamiento que sigues?

Tengo 3 sesiones de entrenamiento por día. Comienzo con la 1ª a las 6 de la mañana, con acondicionamiento físico, circuito de pesas y carrera al final; después con la 2ª, al mediodía, donde me toca entrenamiento técnico táctico, combates y acciones de combate; y, por último, a las 6 de la tarde, realizo también combates, pero ya con los protectores electrónicos, en una situación real de combate.

En tu opinión, ¿cómo crees que el deporte te ha beneficiado en aspectos personales?

A mí me ha ayudado a conocer y expandir mis horizontes y perspectivas de la vida. Incluso me ha hecho conocer varias culturas del mundo, a través de los muchos viajes que he tenido que hacer para competir.

Pero, sobre todo, me ha enseñado la importancia de la disciplina y la integridad, que son 2 valores que aplico en lo personal y profesional.

¿Cuál dirías que ha sido tu mayor reto y por qué?

Mi mayor reto se dio cuando me sacaron de la selección por causas ajenas a mí, y también por problemas políticos. En todo ese tiempo, que fue más de un año y medio, me dejaron sin ningún tipo de apoyo de las autoridades del deporte y me vi enfrascado en un bache de problemas personales y económicos que me llevaron a pensar en el retiro y a no conseguir mi sueño. Sin embargo, mi familia estuvo siempre ahí y me apoyó, con lo poco o mucho que pudo, para que no dejara de creer en mí y en lo que era capaz de hacer.

Miguel Ángel Fritz, mi psicólogo y amigo, fue clave también en este proceso en el que tuve que ponerme en forma por mis propios medios y lograr el nacional donde empezaba el ciclo olímpico con Juegos Centroamericanos y del Caribe, ganando con una buena actuación en mi regreso al tatami.

Todo esto pasó después de ser el campeón mundial y ganador del Premio Nacional del Deporte como atleta del año.

¿A quién admiras?

En 1er lugar a mis papás, Judith Ruiz y Uriel Nava, por ser grandes seres humanos, así como grandes maestros a lo largo de sus carreras como educadores.

También admiro mucho el trabajo de Guillermo Pérez Sandoval, campeón olímpico de taekwondo.

¿Qué consejo le darías a quien aspira a convertirse en atleta de alto rendimiento?

Ser un atleta de alto rendimiento implica muchos sacrificios, tanto en lo físico como en lo personal, ya que a veces tienes que dejar de lado cosas que una persona normal podría realizar, como fiestas familiares, graduaciones, convivios entre amigos, por estar en alguna concentración para cierta competencia.

No siempre es fácil de asimilar, más cuando ya has pasado mucho tiempo en concentraciones, así que mi consejo sería ese: que si aman su deporte y son capaces de hacer tales sacrificios, todo lo que se propongan deportivamente lo lograrán con éxito.

Cuéntanos qué nuevas metas tienes por conquistar y dónde te veremos competir en el futuro:

Una de mis metas es finalizar mis estudios universitarios y el poder volver a ser medallista mundial y llegar a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Próximamente competiré en los Juegos Centroamericanos y del Caribe y en los Panamericanos, donde buscaré quedarme con el 1er lugar en ambas justas.

 

Players Brief

– Uriel Adriano ha practicado taekwondo durante 22 años.

– Canadá, Estados Unidos, El Salvador, Puerto Rico, Cuba, Colombia, Costa Rica, Argentina, Alemania, Holanda, Francia y Rusia son algunos de los países que ha visitado como deportista.

– 200 medallas figuran en su currículum.

– Entre sus muchos reconocimientos destacan el Premio Estatal del Deporte y el Premio Nacional del Deporte.

– Su régimen de entrenamiento es de alrededor de 36 a la semana.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

El diseño siempre fue parte fundamental de la vida de Samuel Casillas, …

GUILLERMO RUBIO
24 octubre, 2018

Alejandro Barbosa (Guadalajara, 1977) es el presidente fundador y director de Nariz …

Felipe H. Leal
22 octubre, 2018

Cuadros, esculturas y un ambiente reflexivo que enaltece el amor a la …

GUILLERMO RUBIO
17 octubre, 2018

RELACIONADOS