David Madero: Un mundo hecho de metal

David Madero es uno de los mejores escultores de metal en el mundo y eso queda claro con ver lo complejo y bien elaborado de cada pieza

Por

Entrar a la oficina de David Madero es sumergirse en un mundo hecho de metal en el que las figuras o esculturas parecen cobrar vida. Fundador de Madero Co, compañía lagunera en la que se desarrollan las más increíbles creaciones metálicas.

David está considerado uno de los mejores del mundo en su área de trabajo y eso queda claro con ver lo complejo y bien elaborado que es con cada una de sus piezas, de entre las que sobresalen un águila monumental que está en el Complejo Cultural Los Pinos (antes Residencia Oficial de Los Pinos), en Ciudad de México; el Cristo de la Bartola, ubicado en Monclova y que tiene una altura de 44 metros, además de una obra instalada en el aeropuerto de Albuquerque, Nuevo México (Estados Unidos) que tiene una longitud de 120 metros. 

Hijo del escultor, Rogelio Madero, desde muy pequeño, David se puso en contacto con la que sería algo más que su profesión y su forma de vida. 

“Realmente lo que me apasiona desde los cinco años es el arte en metal, claro que, aquí en Torreón todos conocen a mi papá, el gran escultor Rogelio Madero y yo lo apoyé en sus esculturas hasta que falleció, pero yo sigo adelante con el arte, esto es lo mío”.

“Mi primera pieza fue una flor que hice a los cinco años, la vi en el jardín y quise hacerla en metal, estuve molestando a mi padre hasta que me dejó hacerla, estaba muy mal hecha, pero fue mi comienzo”, nos confiesa. 

La perfección es quizás la raíz en la que su trabajo se sostiene, siempre está pensando en nuevas formas y en cómo transformar las múltiples ideas que surgen de su cerebro para plasmarlas en metal.

“Cada gota de soldadura viene directo de mi subconsciente, cada chispa viene desde muy adentro. El trabajo es gota por gota, soldada por soldada, es similar a hacer joyería en grande. Crear algo así lleva mucho de mi personalidad, cada escultura que hago dice mucho de mí ya que transmito mis emociones hacia mi obra y mis clientes lo entienden así también, tenemos esa conexión emocional con el público. Es algo que me distingue, esas emociones que se notan en mi trabajo”.

Definido así mismo como una persona en constante evolución, David encuentra ese balance perfecto entre el artista y el empresario, lo que le ayuda a tener una idea clara sobre cómo desempeñarse con los clientes.

He aprendido que un artista, no solamente para sobrevivir sino para tener buenos ingresos, debe ser un poco egocéntrico, se debe tener confianza y es algo difícil porque los artistas somos sensibles y tenemos algo de miedo al vender. Se debe tener disciplina y saber que un artista se merece un precio, se debe tener confianza al ponerle precio al trabajo, es algo muy importante porque tienes que creer en ti para valorarte”.

“Estoy en una búsqueda constante por encontrar esa relación perfecta con los espacios, quiero que mi obra tenga sentido estético, pero sin perder lo que sale de mi persona. Es un balance entre lo que viene de mi cerebro y lo que se logra con mi arte”.

Metal Shop Masters

Recientemente, David participó en calidad de juez y experto en una serie producida por Netflix, ‘Metal Shop Masters’ (Maestros soladadores), lo que le brindó una nueva experiencia de vida y le representó un nuevo reto a enfrentar.

“Fue algo espectacular, primero me mandaron un correo electrónico, pero no les creí, ya después me di cuenta de que si eran productores de Netflix. Ellos estaban buscando escultores en metal y les gustó mi obra y mi pasión por el arte, me pidieron que les apoyara dentro y fuera de la cámara, fue algo impresionante todo lo que pasó con esa experiencia”.

“Se grabó en Los Ángeles y yo fui juez y experto en arte en metal, fue algo muy extraño porque no estoy tan acostumbrado a estar frente a las cámaras, pero tuve que ser prepararme para eso y fue extraordinario”.

En su faceta como maestro, ha impartido talleres y cátedras en Japón, Kazajistán o Estados Unidos, dejando siempre una gran enseñanza a quienes buscan seguir sus pasos.

David Madero es referente mundial del arte y gran embajador de la Comarca Lagunera, sin duda su arte es el reflejo en metal de una pasión. 

Únete a PLAYERS of Life en Telegram y recibe las noticias de negocios y estilo de vida más interesantes en la palma de tu mano

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO