Instituto Francés de La Laguna

Instituto Francés de La Laguna

Semillero de constructores de nuestra Comarca Lagunera

Fernando M. González Ruiz
3 mayo, 2019

Rompiendo el molde de esta colaboración PLAYER’S del Ayer, cuyo contenido es por regla general presentar la biografía mínima de un lagunero destacado en el tema mensual de la revista, quiero dedicar el contenido sobre la educación a la celebración de los 80 años de la fundación del glorioso Instituto Francés de La Laguna, colegio que, si se le escarba al origen de la mayoría de las empresas e instituciones relevantes que a lo largo de la historia de la Comarca Lagunera han sido referentes de éxito, sin duda encontraremos en los líderes que las hicieron posible a exalumnos de este noble centro educativo. 

Fue el día 8 de febrero de 1939 cuando 62 niños ingresaban por primera vez a las aulas del Francés, colegio a cargo de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, obra fundada hace más de 300 años por San Juan Bautista de La Salle, en Reims, Francia, cuando abandona una vida cómoda para dedicarla a la educación de los más pobres entre los pobres. Muy pronto, la orden lasallista cubre prácticamente al mundo entero, y a México desde luego. 

Fue gracias a la intervención de un destacado banquero radicado en Torreón, don José Q. de Miranda, Gerente del Banco Nacional de México, quien en 1938 se acercó con los Hermanos para invitarles a erigir una escuela lasallista en la región por la necesidad de contar con una institución de inspiración cristiana local. El contacto lo hizo a través del sacerdote jesuita Joaquín Sáenz. 

Su esfuerzo dio resultado y gracias al industrial y agricultor también lagunero, don Luis J. Garza, quien dona un terreno de 3 hectáreas en Gómez Palacio, que es posible convertir en realidad el sueño anhelado. Pronto se adquieren dos inmuebles más, un antiguo hospital de una hectárea y la “Villa Anita” para hospedar a los profesores. Todo ello, en un entorno de tierras laborables. Así con 5 hectáreas, el colegio inició su historia. El gobierno de Durango solicita, para incorporar al colegio a su sistema estatal de educación, se suprima la palabra “Francés”, quedando oficialmente el nombre legal que lleva hasta la fecha como “Instituto de La Laguna, A.C.”, aunque desde siempre, para toda la comunidad lagunera y en el ámbito lasallista nacional, es “Instituto Francés de La Laguna”. 

Cabe mencionar que era Torreón la plaza indicada, pero el gobierno estatal de entonces, que ondeaba banderas anti religiosas, no permite la llegada de los lasallistas a la ciudad por lo que se ven obligados a instalarse en la vecina Gómez Palacio, para fortuna de ésta plaza. Fue el Hno. Charles Thierry su primer director, quien además impulsa al Hno. Sánchez Navarro a constituir una orquesta, después viene el Orfeón o Coral, bandas de guerra, un gran internado, escoltas, equitación, Escuela de Agricultura, talleres diversos como electrónica, modelado, dibujo, diseño arquitectónico, encuadernación, nace el periódico Simiente, surge la alberca olímpica, el laguito, tenis, cancha de futbol con graderío, estadio olímpico, basquetbol, béisbol, futbol americano, atletismo, casino de alumnos, biblioteca, bosquecito, en fin, muchas actividades académicas y extracurriculares, incluso el servicio militar nacional, que cumplían el objetivo central del lasallismo: Educar al niño y al joven holísticamente, no sólo en instrucción escolar sino en potenciar todas sus habilidades posibles. 

Fui alumno de la generación 1955-1966, de primero de primaria a segundo de preparatoria. Tuve la fortuna de conocer a Hermanos inolvidables como Aniceto Villalba, José Cervantes, José Elcoro, Paul Ayel Fayet, Rubén Sámano, José Luis Aguilar, Genaro Magallanes, José Procel, José López, Andrés Careaga, Ernesto Saucedo, Eugenio Sánchez y tantos más, estar en la famosa Coral a cargo del grandioso pianista Alejandro Vilalta; ser director por 2 años del Simiente, fotógrafo de eventos especiales para los anuarios, tambor en la banda de guerra, miembro de la Juventud Estudiantil Católica y la Congregación Mariana, de la sociedad de alumnos y, por si fuera poco, parte del comité organizador de nuestros encuentros semestrales que disfrutamos los de nuestra generación celebrando ya 53 años de nuestra graduación de preparatoria. 

Recuerdo a maestros como Rigoberto Becerra, María Elena Arellano, Pascual Hernández, Armando de Pablos, Manuel García Peña y muchos más, que nos dieron cátedra cada uno en sus especialidades. Necesitaría muchas páginas más para hablar del Francés y de su historia y sus hombres. Por ahora, solamente quiero dejar muy claro que nuestro instituto ha sido una sólida base que sostiene el desarrollo y crecimiento de nuestra querida Comarca Lagunera. El Instituto Francés siempre ha sido y será una notable institución educativa en La Laguna. INDIVISA MANENT

Por Fernando M. González Ruiz
Ha publicado varios libros históricos: 25 años Campestre Torreón (1992) | La memoria, 100 años de Torreón (2008)| Sociedad Cooperativa Agropecuaria de la Comarca Lagunera, 50 años (2012)





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Uno de los educadores más importantes de la historia, Paulo Freire, escribió …

Humberto Guajardo
14 mayo, 2019

A principios de febrero, Inglaterra anunció que comenzará a enseñar mindfulness (atención …

Alejandro Juan-Marcos Barocio
14 mayo, 2019

Semillero de constructores de nuestra Comarca Lagunera

Fernando M. González Ruiz
3 mayo, 2019

RELACIONADOS