La carrera por la vacuna

La carrera por la vacuna

El Dr. Luis Mario Rodríguez nos comparte su proyecto de investigación enfocado en SARS-CoV-2

Benito Arguijo
27 agosto, 2020

A sus 34 años, el lagunero miembro del Sistema Nacional de Investigadores del CONACyT en México, ha sido seleccionado para obtener hallazgos de forma acelerada enfocados en el agente causante de la actual pandemia de COVID-19, apoyándose en el sincrotrón europeo llamado La Fuente de Luz Suiza, un enorme acelerador de partículas situado en Villigen Suiza.

Dicha convocatoria fue lanzada por el Gobernador del Estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses y el Instituto Paul Scherrer.

La propuesta presentada por el científico busca realizar estudios de biología estructural de la proteína S del SARS-CoV-2, de los receptores virales en la célula a los que se une durante el proceso infeccioso y de posibles complejos formados con anticuerpos, con el objetivo principal de coadyuvar en el desarrollo para un diseño racional que resulte en mejores candidatos de vacunas así como en técnicas de diagnóstico optimizadas.

Luis Mario se encuentra trabajando en el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica en la ciudad de Monterrey, lugar desde el cual desarrolla tecnología e innovación en ciencias de la vida. Actualmente ha escalado a nivel de planta piloto tecnología mexicana para producir en nuestro territorio los componentes moleculares de posibles sistemas de diagnóstico (qRT-PCR) contra el SARS-CoV-2, buscando así generar un producto nacional, menos costoso y asequible a toda la población mexicana y no solo a unos cuantos.

“Proponemos el desarrollo de sistemas que sean diez o quince veces más económicos, y es que al producirse en México reduciremos la dependencia tecnológica al extranjero disminuyendo los riesgos que conlleva. Imagina lo que pasaría si las economías más desarrolladas deciden de la noche a la mañana dejar de vendernos los sistemas de diagnóstico o incluso las vacunas una vez que estén listas”, señala.

Por otro lado está enfocado en utilizar el conocimiento de frontera desarrollado con apoyo del sincrotrón Suizo para producir un candidato de vacuna para nuestro país; donde tiene más de 10 años trabajando en una plataforma que ha sido probada con otros virus como Influenza, Ébola y Polyomavirus con rendimientos de miles de dosis por litro, lo cual muy pocas tecnologías a la fecha son capaces.

En este caso con el SARS-CoV-2, la primera etapa del trabajo que llevarán a Suiza, consiste en desarrollar los componentes que se estudiarán en el acelerador de partículas, el cual incide radiación de alta energía sobre las partículas virales que se analizarán mediante técnicas de cristalización de los dominios virales.

Posteriormente tras algunas semanas la idea será entender cómo el virus interactúa e identificar mecanismos para detenerlo.

Este acelerador de partículas pertenece al Instituto Paul Scherrer, quien realizó una convocatoria para científicos alrededor del mundo. Es importante mencionar que en México 5 proyectos fueron aceptados.

“Lo que estamos viviendo parece sacado de una película de ciencia ficción, muchas personas no creen lo que está sucediendo con este virus pero es real”, comenta el Dr. Rodríguez, quien nos explica que históricamente no hay precedentes ante uno de los retos principales que es crear una vacuna lo más rápido posible para proteger a la población, usualmente toma de 10 a 15 años en contraste ahora se busca que suceda de 1 a 2 años, hay formas y caminos establecidos en base a las experiencias tanto buenas como malas y no es ni fácil ni recomendable saltarlas, recordemos que la salud humana es la que está sobre la mesa.

Adicionalmente la vacuna debe de poder llevarse a 8,000 millones de habitantes lo cual resulta en un esfuerzo científico y tecnológico extraordinario.

Es probable que no exista una sola vacuna, si no varias versiones de ellas que se produzcan a nivel global incluso bajo las banderas de ciertos países, existen antecedentes como en el caso de la Polio.

Alza la voz a miembros de la iniciativa privada e instituciones públicas en México para solicitar apoyo. “En la carrera por los sistemas de diagnóstico y los candidatos de vacunas. Uno de los grandes retos, es que se deben producir en masa estas tecnologías.

La complejidad asociada es muy grande y se corre el riesgo que en algún punto los países no van a querer vender su tecnología hasta asegurar a su población. De ahí la importancia que se tenga tecnología propia nacional”.

La producción dependerá entonces de líderes nacionales que quieran entrarle a un reto de distribuirla y promover su uso, escuchando atentamente proyectos de científicos que pueden encontrar una solución para el país.

Por último, nuestro entrevistado aprovecha el espacio para resaltar los esfuerzos tecnológicos que se están haciendo en nuestro país. Nos comenta que en su caso el equipo del que forma parte, los miembros cuentan con una trayectoria amplia de varias décadas con capacidad científica y tecnológica.

Sin embargo, hace falta sumar voluntad en cada región y que los gobiernos apoyen en la implementación de estas innovaciones como en el caso de los sistemas de diagnóstico molecular. “Debemos hacer énfasis en la importancia de desarrollar nuestra propia tecnología, producir y apoyarla localmente”. Asegura el científico y llama a todos a no bajar la guardia ante una pandemia que por desgracia podría estar con nosotros muchos años más.

EL TRABAJO Y LOS ESTUDIOS DEL CIENTÍFICO LAGUNERO

  • Doctorado en Biotecnología por la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey
  • Realizó investigación en virología en la Universidad de Harvard, donde estudió la relación de los Polyomavirus humanos con cáncer mediante procesos de reingeniería del genoma viral.
  • Ha trabajado estudiando diversos virus como el Ébola, Influenza y Polyomavirus; así como el desarrollo de sistemas de diagnóstico y terapias basados en el diseño estructural y de bioprocesos que resulten en enzimas, anticuerpos y antígenos.
  • Desarrolló en el ecosistema de Innovación del PIIT en Monterrey tecnología para producir enzimas que pueden implementarse en el diagnóstico a bajo costo de la COVID-19.

mario.rodríguez@vaccitech.com

www.vaccitech.com





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Conoce a Raúl Rodríguez Piña, Notario 249 en la Ciudad de México y actual Candidato a la Presidencia del Consejo del Colegio Nacional del Notariado Mexicano

Benito Arguijo
30 octubre, 2020

Mariana Torres nos presenta su Arte en Xocolate, una empresa que ya lleva 6 años innovando y deleitando el paladar de laguneros

Cristina Garza
28 octubre, 2020

Los consejos del empresario para los estudiantes (y uno que otro empresario)

Benito Arguijo
27 octubre, 2020

RELACIONADOS