Alberto Allegre del Cueto

Alberto Allegre del Cueto

PLAYERS of life
29 octubre, 2015

Conoce las grandes enseñanzas que formaron al hombre que se encuentra al frente de ALFA Construcciones, misma que hoy dirige junto a sus hermanos Jaime y Javier, un gran legado fundado por su padre, el Señor Alberto Allegre Familiar, de quien tomaron las bases e instrucciones para mantenerla en alto, impulsándola permanentemente para posicionarla como líder en calidad y prestigio regional.
¿De qué manera inició su historia como Ingeniero?
Mi padre fue Ingeniero Civil y siempre tuve su ejemplo de trabajo. Me gustaba lo que hacía, cómo se involucraba en los proyectos. Comenzó como persona física y hasta 1971 creó ALFA. El trabajo lo mandó a la ciudad de México, por lo que debió ausentarse y lamentablemente dejó a la empresa en números rojos. Terminando la carrera de Ingeniería Civil en el Tec de Monterrey y mi Maestría en Ingeniería y Administración de la Construcción por la Universidad de Stanford, me fui involucrando con ALFA, junto a mis hermanos: Jaime, quien también estudió Ingeniería y realizó su Maestría en Estructuras por la Universidad de Illinois, así como Javier, Ingeniero Químico Administrador con Maestría en Administración de Empresas por la Universidad de Texas en Austin.
¿Qué compromiso sintió al unirse a una empresa en números rojos?
El de sacar a la empresa familiar adelante, porque mi padre confiaba mucho y nos permitía trabajar a nuestra manera, él solo se encargaba de las bases del negocio, como las conexiones y contactos directos, mientras nosotros administrábamos y dirigíamos los proyectos.
¿En qué campo de acción se centra ALFA?
Básicamente en obras de infraestructura, movimiento de tierras, maquinaria, caminos, carreteras, puentes y urbanizaciones.
Como líder de una organización, ¿cuáles son sus principales funciones?
Mis hermanos y yo tenemos las mismas funciones, tomamos decisiones, conseguimos los trabajos, hacemos lo más complicado que son las relaciones y la cobranza. La ejecución de los trabajos es lo menos difícil y siempre supervisamos las obras.
    
¿Cómo es la gestión de una construcción?
Todas las obras públicas se ponen a concurso abierto y al ganarlo viene la construcción. En el caso de ALFA tenemos gente que está directamente en la obra y nosotros supervisamos. Lo bueno de los concursos es que no se elige al más barato, todo es por puntuación, considerando experiencia, calidad, personal calificado y precio. Le dan mayor importancia a quien tenga más trayectoria en obras similares a las del concurso.
De acuerdo a su experiencia, ¿qué se necesita para sobresalir en el ramo de la construcción?
Para nosotros, y es enseñanza de mi padre, dejar una obra de calidad. Creo que eso es lo principal, es la cara de la empresa, es exhibir nuestros “errores” y asimismo mostrar la calidad del trabajo. Proceder así te abre puertas, y eso tratamos de permearlo a los ingenieros y trabajadores, para que todos, siempre, hagamos las cosas bien desde un inicio.
De las obras que ha dirigido, ¿cuáles han sido las más importantes?
Regionalmente, el nudo mixteco es neurálgico y está a la vista de todos. También hemos hecho plantas de tratamiento de agua y de gas en Ciudad Juárez. Buscamos que la mayoría de los trabajos sean regionales, y algo muy relevante es que si bien no somos de las empresas más grandes, estoy seguro de que sí somos de las más organizadas.
¿Y cuál le presentó el mayor reto y satisfacción?
El nudo mixteco, por la cercanía al aeropuerto y al canal de riego, y por las instalaciones subterráneas, como cárcamos y líneas de alta tensión que estaban bajo la tierra y que no se encontraban bien localizadas. En una ocasión el canal adjunto filtraba agua, casualmente andábamos fuera de la ciudad y regresamos a supervisar que nada fuera error nuestro. Igualmente esta obra nos dejó mucha satisfacción por la calidad que presentamos y la alternativa que le dimos a la vialidad de Torreón.
¿Qué papel juega la confianza para trabajar con el nivel de clientes que tiene ALFA?
Hacer bien las obras habla de nosotros, al escogernos se genera confianza en ALFA, y esto se mantiene con constancia en el pago a los proveedores, seguimiento a los clientes (tratando de elegirlos bien) y confiando en los proyectos, porque de ahí dependen muchas personas. También es de gran relevancia explicar cuando no estamos de acuerdo en algo, quitando la responsabilidad cuando algo no viene bien, que sepan que lo vemos y que no asumiremos un error ajeno, estamos convencidos de que tenemos la obligación de señalar cuando algo está mal, porque si no lo hacemos todo recae en el constructor.
    
Para usted ¿cuál ha sido la mejor inversión de infraestructura en la región y el país?
Pensamos que hacer vialidades rápidas y eficientes ayuda al tráfico, y hacer puentes para agilizar la circulación. Me atrevo a decir que el nudo mixteco ayudó mucho, ya que el crecimiento se enfocó en esa zona con el TSM y la nueva carretera a San Pedro, así que esta obra vial quedó como el punto que une todo con fluidez. Por otra parte la carretera de tres carriles San Pedro-Cuatro Ciénegas posibilitará que haya una salida a la frontera por Coahuila. En el ámbito nacional el arreglo de puertos, la carretera Durango-Mazatlán, los túneles y puentes son interesantes.
¿Cómo ha cambiado la infraestructura pública y en qué forma se ha ido desarrollando desde que usted comenzó a participar en esta área?
En cuanto a tecnología se ven avances para agilizar los procesos, los nuevos asfaltos con más resistencia y los aditivos para las bases. Me parece importante y básico el aspecto carretero, así como mejoras para el ferrocarril, que aquí nos hace falta implementar, ya que es un transporte más eficiente y barato. Hay que optimizar los puertos, pues las embarcaciones cada vez son más grandes, entonces es necesario revisar la infraestructura de los contenedores.
¿Y qué crecimiento ha notado en el sector, cómo ve la inversión en obras públicas en Torreón?
Realmente no se ha dado inversión significativa ni la apertura de nuevas empresas, falta mucho en ese sentido que es un detonante de crecimiento. Lo bueno es que al perecer ya empiezan a pensar más en La Laguna, solo hay que estar preparados con algún parque industrial para que sí lleguen.
Compártanos qué influencias significativas ha tenido a lo largo de su vida como ejecutor de proyectos.
Como persona, principalmente mis padres; en ingeniería, el ejemplo de trabajo de mi papá y la educación que me dio en todos los sentidos, la cual vale más que una fortuna.
¿Qué le gustaría cimentar en sus hijos, del legado personal y profesional que ha formado?
Lograr que experimenten el mismo orgullo que yo siento cuando me hablan de mi padre, ya que todo mundo habla muy bien de él, me gustaría que mis hijos se sientan orgullosos cuando hablen de mí, que así como veo a mi padre, me vean ellos. No conozco a un mejor ingeniero que él en lo laboral y en su lado humano, ya que siempre nos brindó todo su apoyo, era el eje de la familia.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Mauricio Cepeda, el profesional detrás de la imagen de Latitud 25

Cristina Garza
30 noviembre, 2020

La reinvención de HIIT BY N&C

Benito Arguijo
23 noviembre, 2020

La cineasta torreonense que ha encontrado en la diversidad, historias dignas de ser contadas

Cristina Garza
19 noviembre, 2020

RELACIONADOS