EL COMPROMISO Y LA DISCIPLINA

Por

Para finalizar, hoy hablare de la quinta y última S, la cual nos habla del compromiso y la disciplina en el lugar de trabajo. Debemos dejar claro que disciplina no significa que habrá unas personas pendientes de nosotros preparados para castigarnos cuando lo consideren oportuno. Disciplina quiere decir voluntad de hacer las cosas como se supone se deben hacer, es el deseo de crear un entorno de trabajo en base de buenos hábitos.
    Mediante el entrenamiento y la formación para todos,  poniendo  en práctica estos conceptos,  es como se consigue romper con los malos hábitos pasados y poner en práctica los buenos. En suma se trata de que la mejora, alcanzada con las 4S anteriores, se convierta en una rutina, en una práctica más de nuestros quehaceres diarios, es el crecimiento a nivel humano,  personal,  de autodisciplina y autosatisfacción.
  Con esta etapa se pretende trabajar permanentemente de acuerdo con las normas establecidas, comprobando el seguimiento del sistema 5S y elaborando acciones de mejora continua, cerrando el ciclo PDCA (Planificar, hacer, verificar y actuar). Si esta etapa se aplica sin el rigor necesario, el sistema 5S pierde su eficacia, establece un control riguroso de la aplicación del sistema. Tras realizar ese control, comparando los resultados obtenidos con los estándares y los objetivos establecidos, se documentan las conclusiones y, si es necesario, se modifican los procesos y los estándares para alcanzar los objetivos. Mediante esta etapa se pretende obtener una comprobación continua y fiable de la aplicación del método de las 5S y el apoyo del personal implicado, sin olvidar que el método es un medio, no un fin en sí mismo.
      Es de suma importancia acostumbrarnos a aplicar las 5s en nuestro lugar de trabajo y a respetar las normas de este, y lo podemos hacer realizando las siguientes conductas:
– Respetando a los demás
– Respetando y haciendo respetar las normas del sitio de trabajo
– Llevando puesto los equipos de protección
– Teniendo el hábito de limpieza
– Convirtiendo estos detalles en hábitos reflejos
   La disciplina no es visible y no puede medirse a diferencia de las otras Ss que se explicaron anteriormente. Existe en la mente y en la voluntad de las personas y solo la conducta demuestra la presencia, sin embargo, se pueden crear condiciones que estimulen la práctica de la disciplina. Algunas propuestas para implementar disciplina en el lugar de trabajo son:
– Uso de ayudas visuales
– Recorridos a las áreas por parte de los directivos
– Publicación de fotos del “antes” y “después”
– Boletines informativos, carteles, usos de insignias
– Concursos de lema y logotipo
–  Establecer rutinas diarias de aplicación como “5 minutos  de 5s”, actividades mensuales y semestrales
– Realizar evaluaciones periódicas, utilizando criterios preestablecidos, con grupos de verificación  independientes
 Los principales beneficios que se verán al aplicarla serán:
– Evitar  reprimendas y sanciones
– Mejorar nuestra eficacia
– Personal más apreciado por los jefes y compañeros
– Mejorar nuestra imagen

+DESTACADO