Enrique Garza Tovar: Desde la torre de control

Rutas y hangares de 55 años de trayectoria prueban que estar en el momento indicado y tener empuje hacía el trabajo puede marcar la diferencia para establecer un negocio exitoso.

Por

Los caminos que ha tomado Enrique Garza Tovar, fundador y director de Grupo TSM, nos trasladan a hace más de 70 años al municipio de Los Ramones, Nuevo León, a 75 kilómetros de Monterrey, lugar de nacimiento del empresario regiomontano, quien radica en Saltillo desde 1967.

Su primer destino lo parte junto con sus padres, Guadalupe Garza Garza, de carácter campesino y su madre, Mercedes Tovar Salinas, ama de casa, quienes se trasladaron junto con sus cuatro hijos a Monterrey en búsqueda de una mejor situación económica en 1950.

“Entré yo a estudiar en Monterrey lo que fue primaria y secundaria, luego concluí la carrera de Administración de Negocios en la escuela de Contadores Públicos de aquel entonces, inscrita a la Universidad de Nuevo León”, recuerda el licenciado.

Su dinamismo y compromiso le abrieron las puertas de Bancomer, en donde se desarrolló en distintos puestos, comenzando como auxiliar contable hasta alcanzar la posición legal del banco en un periodo de dos años.

“En aquel entonces, Grupo Industrial Saltillo (GIS) buscaba gente capacitada para el manejo de sistemas de cómputo, en Bancomer ya manejábamos tecnología de IMB de México, unas máquinas mecánicas, con tarjetas perforadas”, recuerda Garza Tovar. 

Fueron cuarenta compañeros los que tomaron el curso en sistemas en el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey en 1965, en donde aprendió de operaciones, sistemas computacionales y programación en lenguaje Fortram, RPG y COBOL, capacitación que se necesitaba en el GIS para su automatización, lo que le valió su acreditación para ingresar al grupo.

Fotos por Víctor Pedraza

AUTOMATIZACIÓN INDUSTRIAL

El empresario comenta que en aquel entonces, las empresas pertenecientes al GIS tenían la necesidad de automatizar los procesos de facturación, nóminas, control de producción y bases de datos pues anteriormente se usaban otras máquinas mecánicas que si bien ayudaban, no eran lo suficientemente eficaces para los resultados que requería Isidro López Zertuche, fundador del grupo.

“Cada una de las empresas del grupo saltillense requería de ésta modernización, a mí me tocó participar en CIFUNSA, una empresa con gran desarrollo, yo me dediqué a la coordinación y organización de sistemas.

“Luego de eso me pasé a ventas, en dónde llevé el control de cuentas de diez empresas importantísimas en el sector automotriz, entre ellos, Chrysler, Volkswagen, Perkins, Massey Ferguson y otras, entonces yo me dedicaba a pasar todas las ordenes de producción junto con el director, Pedro Torres Casso”, recuerda.

CIGUEÑALES Y CENTÍMETROS

El esfuerzo y dedicación de Garza Tovar lo posicionaron como invitado para la creación de la nueva planta Macimex en Ramos Arizpe, que tenía su sede en Tengango, Estado de México. El proyecto, que comenzó en 1983, involucró desde la búsqueda del terreno ideal, hasta su formalización como empresa productora de cigüeñales, parte clave del motor para automóviles.

“Cumplimos, formamos un equipo muy bueno pues no había en el medio personal que supiera de milésimas, de dimensiones, de cómo la pieza automotriz debía de ser ¿qué hicimos? Buscamos sastres de Saltillo y Ramos Arizpe, nos las ingeniamos, pues eran los que conocían de medidas, escalas y todo aquello”, recuerda entre risas y nostalgia Garza Tovar.

Fue durante la década de los 80´s que la competencia industrial se volvió un tema importante en la ciudad, la llegada de plantas manufactureras creo la necesidad de más empresas de trasporte que movieran las autopartes necesarias para la producción de autos en Saltillo.

“El transporte en Saltillo, de ahí para atrás, era de camiones cortos, el torton, la camioneta, pero camiones grandes no había, entonces cuando llegan General Motors y Chrysler, todos nos preguntamos ¿qué hacemos?”, menciona.

Las puertas de un nuevo negocio se abrieron para Garza Tovar cuando el directivo de transportación de Chrysler le pide que solvente la necesidad y que compre un camión, el primero de muchos.

“Vendiendo el carro de mi mujer, con un crédito bancario y pidiéndole apoyo a un compadre, fue que compramos un primer camión en Torreón, con todo y su remolque y pues ¡A trabajar!”, recuerda.

EL MOMENTO INDICADO 

Garza Tovar remembra que en 1983 fue el primer momento en el que sus dos hijos varones, Enrique y Roberto de 8 y 6 años, comenzaron a adquirir conocimientos de las funciones de las partes de los motores de los camiones.

“Eso lo tienen mis hijos bien grabado. Para ese entonces empezamos ya a adquirir más camiones, más cargas, y gracias a Dios es lo que nos mantiene, el trabajo de nuestros clientes, tenemos más de cuarenta años de movimiento en el sector de tracto camiones”, asegura con buen humor el empresario.

Fue en aquellos años que se crea y formaliza Transportes de Carga Saltillo Monterrey (TSM) posicionándolos como la empresa de confianza en traslado terrestre de las plantas internacionales que se posicionaron en la ciudad.

CON MIRAS AL CIELO

Garza Tovar recuerda como en una de sus reuniones mensuales en la Ciudad de México se le planteó la posibilidad de adquirir aviones para cargas urgentes que solventaran la creciente demanda de autopartes en la región.

“¡Ah, caray! ¿Un avión? ¿Pues de qué estamos hablando? Pues de un avión para que movilice desde cinturones de seguridad hasta tornillos para hacer las rutas mucho más cortas”, recuerda el licenciado.

Es así que luego de más de 12 años dando servicio de carga terrestre, el empresario decide aventurarse y hace la compra del primer avión para 600 kilos que haría la transición a transportes aéreos.

Fotos por Víctor Pedraza

JUST IN TIME

A pesar de la gran experiencia que el empresario había desarrollado a lo largo de su carrera, el tema de los aviones era relativamente nuevo para él y su empresa, así es que decide buscar quien lo capacite en el tema, encontrando el consejo en el capitán Luis Alfredo Rayet Díaz pues habían entablado relación desde el nacimiento de Macimex.

Las rutas del ahora Grupo TSM comenzaron a operar en 1995, por tomar un ejemplo, viajes de Laredo a Toluca que se realizaban en más de diez horas por carretera ahora se realizaban en dos horas vía aérea.

Por aquel momento el mundo automotriz atravesaba la transición a la política japonesa Just in time, sistema de optimización para fábricas que permite reducir costos de inventario de materia prima, partes y de productos finales al mantener cerca o de manera organizada la llegada de recursos para perfeccionamiento del sistema de producción. 

“Inclusive visitamos Japón, ahí tenían a sus proveedores a 30 minutos de distancia, justo a tiempo en la línea en donde van produciendo y tuvo un éxito tremendo”, menciona el director.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Lanzan Invest Coahuila; plataforma de inversión y directorio de empresas industriales

TRAILERS CON ALAS

La cuestión económica, la demanda, la política japonesa, todo planteaba el paso a TSM Aeronáutica, por lo que se podría decir que Enrique Garza Tovar estaba en el momento justo para crecer su negocio cuando en su junta mensual en Ciudad de México se le propone la compra de aviones para agilizar procesos de entrega.

“Gracias a Dios pudimos ir negociando la compra de aviones cargueros, buscamos en toda la República,  ahora contamos con algunos de hasta 22 toneladas, los Boeing 737, algo así como un tráiler que subimos a un avión y ¡Vámonos!”, agrega el director.

Garza Tovar comenta que la gran trayectoria de la empresa se basa en el compromiso de los trabajadores pues asegura que el ambiente laboral es sano, en favor del desarrollo del personal pues inclusive cuenta con un comité de evaluación que premia cada año a aquellos que se desempeñan destacadamente en sus labores.

“Hemos mandado gente a Europa, a Disney con sus familias, aprovechamos los aviones y los mandamos a la playa. Creo que hemos cumplido con esa parte de su desarrollo humano, hasta clases de inglés y capacitaciones les ofrecemos”, asegura el empresario que emplea a más de 1200 trabajadores.

Hoy en día, TSM Aeronáutica maneja las operaciones diarias a nivel nacional de DHL, Amazon México, Mercado Libre, Federal Express, UPS y otros, por medio de camiones y aviones que aseguran las entregas de las cargas y mantienen el estándar de dichas empresas internacionales lo que posiciona a la empresa como una de las más sólidas a nivel nacional.

VOLANDO DEL PRESENTE AL FUTURO 

Enrique Garza Tovar es padre de cuatro hijos, Enrique Javier, Roberto Carlos, Mireya Graciela y Alejandra Elizabeth Garza Cantú, los cuales forman parte de las empresas que han ido naciendo de Grupo TSM.

Roberto Carlos es el director de TSM transportes terrestres, mientras que Enrique Javier dirige TSM Aeronáutica, Alejandra Elizabeth se encarga de la constructora TSM que tiene proyectos en Acapulco además de que coordinar los diez salones de fiesta que se encuentran distribuidos en Saltillo. 

“Lo imposible lo haces posible y al hacerlo se gana lo que no te imaginas, no fue fácil entrarle a los aviones y gracias a Dios hoy estamos entre los mejores, después de Aeroméxico somos los que más aviones tenemos registrados”

Enrique Garza Tovar, fundador y director de Grupo TSM.

Mireya Graciela es la gerente de la arrendadora que le da servicio a todas la empresas y a sus empleados, aparte de la diversificación en ranchos de engorda y exportación de ganado a Estados Unidos en Múzquiz y Piedras Negras, proyectos que son dirigidos por la familia Garza Cantú.

La participación familiar en todas sus empresas es para el empresario un tema importante pues le parece que cada uno de ellos forma parte de los pilares de su empresa, incluida su esposa, Mireya Cantú Peña, con quien lleva 54 años de casado.

“Mireya, a ella le agradezco su paciencia, tolerancia y apoyo”,  menciona el propietario con cariño.

Grupo TSM a cuenta con 39 años operando en Saltillo, lo que hace incalculable el impacto a nivel industrial que esto le ha dado a la región pues sin éste servicio la industria automotriz no sería lo que es ahora para los saltillenses. 

El empresario comenta que a la larga se contempla el perfeccionar aún más el servicio que hasta ahora la empresa ha manejado para competir con el futuro prometedor que se avecina en cuestión de la industria automotriz en Saltillo pues se han anunciado diversas inversiones para el ensamble de autos eléctricos en la región.

LO QUE DEBES DE SABER DE TSM

  • Cuenta con más de 300 cajas y 300 tractores disponibles para servicios de transportación.
  • Tiene más de 70 aviones cargueros y comerciales.
  • Ofrece servicio de transportación de carga a toda la República Mexicana; oficinas en Saltillo, Toluca, Estado de México, Derramadero y check points en diferentes ciudades.
  • Aviones Douglas MD80, Boeing 737-400F, MC Douglas MD80, CRJ y DC9, y otros son los modelos de aviones cargueros que tiene en servicio la empresa.
  • Cuentan con modelos Hawkers, Cessna Citation, Caravan, entre otros para pasajeros.
  • DHL, Amazon México, Mercado Libre, Federal Express y UPS son sus principales clientes.
  • Grupo TSM lleva 39 años dando servicios de transporte y carga entre viajes terrestres y aéreos.

Sigue a PLAYERS of Life Saltillo en redes sociales: Facebook e Instagram

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO