5 ‘tips’ para saber si tu empresa está lista para fusionarse

La fusión de empresas representa una gran cantidad de oportunidades, pero también conlleva riesgos sin la planeación adecuada

Por

Existen diversos factores que pueden llevar a una organización a contemplar una fusión con una o más empresas. Este proceso puede ser el movimiento adecuado para fortalecerse ante la competencia, expandir la oferta de productos y servicios o para incursionar en nuevos mercados. Asimismo, esta determinación también sirve a la compañía para hacer frente a escenarios económicos adversos.

El crecimiento en el alcance de la marca, la posibilidad de aumentar ventas y reducir costos, ofrecer valor agregado para los clientes, además de disminuir riesgos de mercado son otras de las ventajas que representa la fusión entre empresas. Esta transformación implica diversos desafíos y compromisos para las partes involucradas.

“Antes de pensar en una fusión, las empresas deben de saber que este proceso no se da de un día a otro y que requiere mucho trabajo y esfuerzo antes, durante y después de la fusión. Las compañías deben de hacer un análisis de sus fortalezas y retos para que la fusión se dé de forma gradual, ordenada y planeada”, señala el Dr. Guillermo Cruz, actual Presidente de ACAD y Socio de RSM México.

La fusión de empresas representa una gran cantidad de oportunidades para las compañías, pero también conlleva riesgos si la planeación y ejecución no es la adecuada. Por esto, es importante que los negocios conozcan si están preparadas para llevar a cabo este proceso.

Estos son cinco consejos para saber si una empresa está lista para fusionarse:

1) Claridad sobre el objetivo de la fusión.- Aunque pudiera parecer una obviedad, es importante que la empresa tenga muy claro el objetivo que busca alcanzar con la fusión. La organización debe identificar qué espera de esta transformación, cómo este proceso puede ayudarle a potenciar sus alcances y qué resultados espera obtener. Con base en este análisis, las organizaciones pueden reflexionar sobre la conveniencia y necesidad de esta decisión.

“Los negocios necesitan evaluar las alternativas y considerar todos los escenarios posibles: desde las ventajas y desventajas de permanecer como una organización independiente, hasta el potencial de unirse con otra empresa para expandirse”, asegura el Dr. Guillermo Cruz.

2) Análisis de factores internos y externos. Antes de iniciar un proceso de transformación como éste es imprescindible que se analicen factores tanto internos como externos que puedan afectar la unión entre dos o más empresas. Para esto es necesario que las compañías evalúen sus finanzas y el desempeño de su negocio, así como contemplar el entorno económico.

3) Los términos del trato. En una fusión, todas las partes involucradas deben obtener algo que les beneficie a largo plazo. Con esto en mente, las empresas tienen que estar dispuestas a romper
negociaciones si el acuerdo no es beneficioso para ellos. El trato debe de producir un mayor
rendimiento que invertir la misma cantidad de recursos de manera interna. Por ello se trata
de una negociación inteligente y con miras al crecimiento de ambas de partes.

Además del monto del acuerdo, las empresas deben establecer los plazos y la forma en que se realizarán los pagos. Asimismo, se debe acordar el punto de equilibrio entre las compañías, es decir, cómo se distribuirá el control de la organización tras la fusión.

Generalmente una empresa es quien toma el control mayoritario.

4) Compatibilidad entre empresas.- Los números del trato no lo son todo. Si el objetivo es fusionarse con otra organización, es importante buscar y valorar qué empresas son compatibles con el negocio.

En este rubro se debe contemplar desde el tamaño de la compañía, si ayuda a fortalecer la propuesta de valor para los clientes o si la cultura laboral es similar. Es recomendable que los valores entre las empresas que participen en la fusión se alineen para que la transición sea más eficiente y ordenada.

También es imprescindible realizar un proceso de due dilligence, el cual es una investigación exhaustiva previa a cerrar un convenio. Este análisis debe incluir información como el estado actual contable, financiero, fiscal, legal y comercial de ambas empresas.

5) Los clientes en el centro de la fusión.- Uno de los aspectos centrales de una fusión es brindar una mejor propuesta de valor para el cliente. Antes de unirse a otra empresa se tienen que considerar todos los puntos anteriormente mencionados y analizar cómo estos cambios impactarán en los consumidores, así como la forma en la que las empresas deberán comunicarse sobre la fusión, así como los beneficios que obtendrán. El centro de este proceso es brindar mejores experiencias y servicios a través de la suma del expertise y las estructuras de las organizaciones que se fusionan.

Sigue más noticias de negocios y contenidos de estilo de vida de PLAYERS of Life en Google News

+DESTACADO