¿Mascotas en la oficina? 5 razones para llevar a tu perro al trabajo

Diversas investigaciones señalan que incluir a los perros en los equipos de trabajo reduce el estrés e impulsa la creatividad y productividad

Por

Hoy 21 de julio se celebra el Día del Perro, y con motivo de esta fecha tan especial para los amantes de las mascotas recuperamos algunas razones por las que tu “lomito” puede convertirse en el mejor compañero de trabajo.

En México, 7 de cada 10 familias tienen una mascota y se sabe que esto brinda beneficios en la salud física y emocional de las personas.

Datos de la Asociación Americana del Corazón indican que tener un perro reduce hasta en 31% la mortalidad debido a enfermedades cardiovasculares, ya que “se asocia con mayores niveles de actividad física”.

A nivel emocional, las mascotas también tienen grandes beneficios como ayudar a reducir los niveles de estrés y generar serotonina, la hormona de la felicidad.

Generalmente el tiempo que pasamos con las mascotas es en casa en los tiempos libres que tenemos, pero ¿qué pasaría si incluimos a nuestros perros en las rutinas laborales y como un miembro más de nuestros equipos de trabajo?

En el marco del Día del Perro, que se conmemora cada 21 de julio, Care Assistance da 5 razones por las cuales las empresas deben considerar a las mascotas en la oficina.

¿Por qué incluir a nuestros perros en los entornos laborales?

Las ventajas de tener una mascota en casa no han pasado desapercibidas para las áreas de recursos humanos y los tomadores de decisiones de las empresas.

“Muchas veces las empresas piensan que es imposible mejorar un espacio de trabajo mediante acciones pequeñas, pero lo cierto es que este tipo de iniciativas pueden cambiar por completo el desempeño y motivación de los colaboradores, es por eso que llevar mascotas a la oficina se ha vuelto una práctica cada vez más común en empresas de tamaños y giros”, explica Leonel Hernández, CEO en México de Care Assistance, empresa enfocada a apoyar compañías para generar planes y acciones para la salud y el bienestar de sus colaboradores.

Las mascotas en la oficina pueden cambiar por completo el desempeño y motivación de los colaboradores.

Una investigación publicada en el International Journal of Workplace Health Management midió la percepción de estrés entre un equipo de trabajo al que se permitió llevar mascotas al espacio laboral y un grupo de control sin esa posibilidad.

Los resultados después de un día de trabajo fueron contrastantes: los niveles de estrés, satisfacción laboral e incluso en bienestar fisiológico mejoran cuando se convive con un perro en la oficina.

Otro estudio realizado en la Nova School of Business and Economics, de Lisboa, Portugal, apunta que integrar a los perros en un ambiente laboral influye en el bienestar, tanto colectivo como individual, en los equipos de trabajo, sobre todo cuando esta acción es llevada a cabo en oficinas en las que existen otros aspectos positivos, como flexibilidad de horario y comunicación abierta.

5 ventajas de tener a tu perro como compañero de trabajo

Tener a tu perro como compañero de trabajo puede impulsar tu productividad laboral.

Permitir que las mascotas de los colaboradores vayan al lugar de trabajo puede tener efectos positivos muy considerables.

1.- Reducción de estrés

“La presencia de una mascota en un lugar de trabajo ayuda a bajar los niveles de estrés colectivos. Ya sea mediante la posibilidad de liberar un poco de ansiedad acariciando al peludo, o a través de la alegría que se puede sentir en el ambiente, un perrito (o varios) puede cambiar por completo la cara de una oficina”, comenta el líder de Care Assistance.

2.- Catalizador de relaciones

Además de aliviar niveles de estrés en el espacio laboral, la presencia de un peludo ayuda a catalizar relaciones a nivel personal entre colaboradores de un equipo, incluso en momentos de complejidad en el trabajo. En un estudio realizado conjuntamente por el Nationwide Pet Insurance y el Human-Animal Bond Research Institute se encontró que los trabajadores que llevan a sus mascotas a la oficina terminan por tener una relación hasta tres veces más positiva con sus líderes que quienes no lo hacen.

3.- Creatividad y productividad

“En cualquier espacio de trabajo existe un potencial riesgo de caer en temporadas de poca o nula creatividad, ya sea por falta de motivación, saturación de tareas o niveles permanentemente altos de estrés. Al tener estímulos diferentes, la creatividad fluye más y, en consecuencia, se disparan los niveles de rendimiento”, apunta el CEO en México de Care Assistance.

4.- Combatir el sedentarismo

A lo largo de un día de trabajo se puede caer tranquilamente en una rutina en la que un colaborador se quede sentado y pegado a su computadora por horas y horas, día tras día. Esto tiene un impacto negativo en el bienestar, incluso puede traer consigo complicaciones fisiológicas en el largo plazo. La presencia de un perro en un espacio laboral contribuye a que las personas se paren, se muevan y jueguen un poco en medio de sus jornadas.

5.- Atracción de talento

La pandemia cambió por completo las vidas personales y laborales de todo mundo. Después de casi dos años de encierro, hay muchos colaboradores que, acostumbrados ya a la presencia de su mascota durante su jornada laboral, ya no están dispuestos a trabajar en un espacio que no acepte peludos. “Incluir la posibilidad de llevar perros a una oficina puede convertirse en un elemento clave para la atracción de talento hoy en día”, finaliza.

Sigue más noticias de negocios y contenidos de estilo de vida de PLAYERS of Life en Google News

+DESTACADO