PLAYERS_OF_LIFE_LOGO_22
julio 15, 2024

,

Promueve el orgullo de ser norestense

David Canales Martínez es contador y promotor de historias de la cultura del noreste.

Por

Él es Ingeniero Mecánico Administrador, pero hay algo más que le apasiona al punto de plasmarlo en letras: escribir por necesidad. Se trata de David Canales Martínez, contador de historias, promotor a través de sus libros y experiencias vivenciales de la historia del noreste con la intención de ir más allá respecto a lo que el Estado tiene para ofrecer a propios y extraños.

Con más de 35 años de experiencia en la industria, Canales se fue adentrando en la cultura del noreste hasta poco a poco darse cuenta de lo mucho que vale. De esta manera se ha dado a la tarea de contar historias a las nuevas generaciones, mismas que se convierten en herramientas para afrontar el presente y el futuro. Lo hace a través de la escritura y de talleres vivenciales para contar los secretos que Nuevo León esconde.

“Nuestra historia tiene muchas respuestas, ya sea de lo que está pasando o de lo que viene”, comenta mientras está sentado en una mecedora afuera de Plaza Fátima, en San Pedro Garza García. “Lo que nos ha tocado vivir es lo que nos ha forjado para ser lo que somos en este momento y lo que haremos a partir de ahora”.

Como ejemplo, David explica que Monterrey ha pasado por 10 pandemias, pero que muchos no las recuerdan. Sin embargo, deja claro que estas fueron superadas. Por lo tanto, en la historia norestense se encuentran las respuestas con las que se puede evitar repetir los errores del pesado, aunque también es posible rescatar lo bueno.

No en vano, en 2007 se interesó por contar historias para contribuir con su granito de arena para dar a conocer el legado del norestense. Asimismo, busca rescatar tradiciones y sitios emblemáticos de los Estados de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas y sur de Texas, no solo a través de los libros, sino también mediante recorridos que inician en el Asta Bandera de El Obispado, para luego detenerse en la Panadería de Barrio, visitar los Templos de Dolores y Perpetuo Socorro, el Ojo de Agua de Santa Lucía, entre otros sitios emblemáticos.

“Con los recorridos estamos hablando de una experiencia, con la cual la gente va entendiendo un poquito más de nuestra historia”, detalla Canales. No obstante, estos no solo se realizan en Monterrey, sino también en pueblos como Higueras. “Ahí está la Sierra de Picachos, que pocas personas conocen y es importantísima para nosotros, es un pulmón [que nos permite respirar]”.

Sin duda, la escritura no solo sirve para conectar con las historias, sino también con los personajes, sobre todo cuando son reales e incluso familiares, tal cual sucede con el libro de Matilde, seis generaciones buscándote, donde tatarabuelo, bisabuelo, abuelo, mamá, David Canales y su hija, se unen para contar vivencias que trascienden más allá de los años.

En Terán se encuentra el rancho Soledad de la Mota, que perteneció a Plutarco Elías Calles y fue el primer sitio en exportar naranjas a Europa.

“Hay que conocer nuestro pasado, poco a poco se va dando el interés y la plática permite tener esa relación entre padres e hijos, primos y abuelos”.

 

+DESTACADO