‘No sé’, el arma del aprendizaje constante: Rogelio Segovia

Rogelio Segovia, fundador de Human Leader, nos platica como fue la transición del área legal a los Recursos Humanos.

Por

Con base a su experiencia, Rogelio Segovia combina lo mejor de dos mundos: su parte abogado lo llenó de aprendizaje durante un periodo de más de 10 años para que, tiempo después, pudiera compartir todo ese bagaje con las personas a las que ahora se dedica a ayudar a través del ‘coaching’ ontológico. Hoy, Rogelio se confiesa como un aprendiz eterno.

“Cuando estás en Recursos Humanos, estás hablando de personas y lo que define a las personas es el tipo de conversaciones que tienen”, comparte. “Para hablar de personas y de conversaciones, creo que no necesitas una carrera per se; vas a impactar a una organización. Es un tema de sensibilidad, de querer, de tener ese empuje de hacer las cosas. Así fue mi transición y eso fue lo impactante; primero, aprender la función y después, entender cómo hacer crecer esas conversaciones”.

Segovia habla de conversaciones como la base de las organizaciones y la clave para poder llegar a un cambio significativo. “Una conversación es la capacidad de danzar con otro: cómo te escucho, pero no para contestar ‘a bote pronto’, sino como persona y con todo mi ser, te empiezo a escuchar. Cuando logras compartir eso a nivel jefe – colaborador y que se vuelva transversal y sistémico en la organización, cambias realmente las organizaciones. Ese fue mi enfoque. Es lo que aprendí y llevo 12 años aprendiendo”, afirma.

Sin embargo, pasar del área legal a la de Recursos Humanos no fue tarea sencilla ni algo que haya dado de la noche a la mañana, a pesar de que Rogelio explica con una analogía la forma en que le llegó esa revelación “de la nada”.

“Un día, corriendo con mi amigo Arnoldo a las 5:00 de la mañana (con el que corro todos los días), tuve una epifanía. Me detengo y le digo: ‘Sabes qué, no sé ser otra cosa más que un empleado’. Y me consideraba un muy buen empleado, pero no sabía hacer otra cosa. Le dije: ‘quiero conocer o hacer cosas distintas’, y ahí empezó el camino. Me certifiqué como ‘coach’ ontológico e inicié mi doctorado en Filosofía. Fue un aprendizaje de cuatro años y parte de eso es Human Leader, algo que nunca lo he visto como un negocio, sino una manera de trascender”.

Ese cambio aparentemente “repentino”, Segovia lo define como “un cambio difícil en su momento”, que si lo tuviera que resumir en una palabra sería la de “necesidad”. A pesar de que sostiene que en el área legal siempre fue muy feliz con su trabajo y que toda su vida supo que a eso se quería dedicar, un día dejó de correr como “Forest Gump” para decir: “Se acabó. No quiero seguir haciendo esto el resto de mi vida”.

“No sé, esa es una respuesta súper poderosa que, si la llevamos a cabo de manera más constante, se nos van a abrir opciones bien importantes y también nos muestra vulnerables ante los demás. Esa vulnerabilidad, cuando es honesta, crea mucha empatía y crea conexión entre las personas”.

Aquí y ahora

Hace cuatro años, Rogelio Segovia empezó a construir lo que hace unos meses se convirtió en la decisión de su vida. Dejó todo, una vicepresidencia a nivel LATAM, para buscar algo que llenara sus expectativas más allá del terreno económico y le permitiera floceres de formas distintas.

“Empiezo a tener las conversaciones adecuadas en ambientes diferentes. Obviamente, el primer ambiente es el familiar. Estaba dejando una vicepresidencia y había gente que me preguntaba: ‘¿es verdad que estás haciendo eso?’. Se trataba de un tema personal, familiar y que me llevó prepararme cuatro años para ejecutar esa decisión”. Fue entonces que “Forest Gump” comenzó a correr de nuevo.

El ‘coach’ se unió a THINK TALENT, una empresa fundada hace casi cinco años por su esposa, Ginnie Dorado, quien tambien es ‘coach’ y vivió un cambio muy similar de querer emprender algo distinto. Hoy, ambos forman parte de esta consultora de Recursos Humanos que diversifica sus funciones en tres áreas: Coaching ejecutivo, desarrollo de competencias específicas a nivel gerencial y ejecutivo para que las personas tengan mejor impacto en su parte profesional; Soluciones formativas, seguir capacitando a los colaboradores dentro de las organizaciones, ya que el verdadero futuro del trabajo es cómo ayudar a las personas a desarrollar esas competencias que se requieren para el presente que enfrentamos (puede ser a partir de cursos sincrónicos o asincrónicos de acuerdo a las necesidades de cada organización); Consultoría en RH, enfocarse en el ciclo de vida del colaborador, desde su ingreso hasta su salida (ya sea salida voluntaria, jubilación o cualquier otra), cómo ayudar a fortalecer esos procesos.

“Me considero un eterno aprendiz y una palabra que me encanta decir es: no sé. Me gusta que me reten de manera positiva, eso es lo que deberíamos hacer en las organizaciones. Cuando tengo la oportunidad de decirlo, lo disfruto enormemente. Cuando te reconoces como aprendiz, se abre un mundo de posibilidades que ni te imaginabas. Un mundo de aprendizaje. Cuando tratas de responder algo, aunque no sepas (porque no estás escuchando), te cierras, te limitas y muchas opciones se caen. Eso es lo que llamamos los enemigos del aprendizaje”.

Adaptarse y seguir

Uno de los mayores retos en la parte laboral para Rogelio Segovia fue cuando en la red de hospitales para las que trabajó, fue parte de una serie de cambios sustanciales de transformación y digitalización de la empresa; “Nos llegó la pandemia justo a mitad del proceso, pero los cerca de 5 mil colaboradores nos pusimos la camiseta y lo logramos en los 13 meses en que estaba contemplado ese cambio”.

Hoy, Rogelio puede decir con orgullo que las organizaciones cada vez son más conscientes en el doble rol de la parte humana de una empresa: “somos persona – trabajador, y papá, mamá, hijo, hija, esposo, esposa dentro de la oficina, fuera de la oficina… Eso fue lo que me ayudó en estos dos mundos, del abogado que se vuelve ‘coach’ ontológico y ahora ayuda a las personas”.

Adaptado a los tiempos actuales, Segovia publica semanalmente tres contenidos digitales con diferente alcance: los lunes es un artículo de opinión; el martes, un podcast que siempre lleva una secuencia en el tema; y los jueves, Café, Notas y Conversaciones ‘Live’, en el que cada jueves abordan diferentes temas, como desde criptomonedas, vulnerabilidad y al siguiente, un escritor puede presentar su libro.

“Son conversaciones cándidas, cercanas. Conversaciones en toda la extensión de la palabra, que el invitado nos deje todo su conocimiento. Una regla que yo tengo es: no hay preguntas previamente elaboradas”.

Rogelio Segovia, el ‘coach’, reconoce su realidad actual. “Necesitaba un cambio. No era un cambio de tema de empresa, tuve un momento de retrospección y me di cuenta que no quería seguir siendo abogado. No quería estar haciendo lo mismo el resto de mi vida, afortunadamente pude llegar a este lugar”.

Al final, se trata de cómo seguir siendo humanos.

Conócelo más

Rogelio Segovia es fundador de Human Leader, Socio-Director de Think Talent y presidente de la Comisión de Recursos Humanos de la Coparmex, Nuevo León. Tiene un doctorado en Filosofía, con acentuación en Estudios de la Cultura (UANL), y máster en Derecho Corporativo (UANL), en Administración de Empresas (UDEM). Es abogado por la UANL y además es coach ontológico (Newfield).

Sigue a PLAYERS of Life Monterrey en redes sociales: Facebook, InstagramTwitter.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO