¿Qué es el fracaso después de todo?

¿Qué es el fracaso después de todo?

Fallar es inevitable y universal, nadie ha logrado leer y escribir eficientemente en su primer intento.

Fuckup Nights
23 junio, 2020

De acuerdo con el Diccionario Cambridge, el fracaso es “una situación en la que alguien o algo no tiene éxito”. Basado en esto, esta definición nos deja con tres conclusiones: 

  • El fracaso le puede ocurrir a cualquiera.
  • El fracaso le puede pasar a algo (no solamente a una persona).
  • ¿El fracaso depende estrictamente… del éxito?

Primero, debemos entender que “fracaso” (así como cualquier otra palabra), es eso… un concepto aceptado y acordado por el imaginario social para describir sentimientos abstractos, situaciones, y eventos, basados en definiciones que cambian constantemente en el contexto del tiempo, cultura y sociedad.

Entonces, podemos decir que el fracaso es relativo. Para algunos es terrible, un error épico. Pero para otros es una forma de comenzar desde cero. Algunos toman el fracaso seriamente, mientras que otros llevan el fracaso con calma.

Colocando a un lado estas discusiones filosóficas de conceptos creados por el ser humano… ¿es cierto que el fracaso es sólo la falta de éxito?

Como un movimiento global que lleva 7 años especializándose en fracasos y metidas de pata, les podemos asegurar que… ¡ni siquiera nosotros sabemos! Y no estamos seguro si algún día alguien lo sabrá.

De acuerdo con Scott Galloway, un profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad Stern de Nueva York, éxito es igual a resiliencia + fracaso. Entonces esto significa que “la clave para el éxito está en la habilidad de llorar y seguir adelante”. Aquí vemos una fuerte relación entre el fracaso y el éxito, pero con un ingrediente importante: Resiliencia. Con resiliencia, el fracaso puede llevar al éxito… y viceversa.

El fracaso, así como el éxito, es un concepto muy fluido. Es relativo y requiere empatía para entender que es humano, y que conlleva consecuencias. Las consecuencias de un “Fuckup” son diferentes para cada quien, lo que lo hace tan difícil de definir.

Sin embargo, luego de escuchar cientos de historias en los eventos de Fuckup Nights alrededor del mundo, comenzamos a notar algunas similitudes y patrones. Estas son nuestras notas: Fallar es inevitable y universal. Nadie ha logrado a leer y escribir eficientemente en su primer intento. No importa si el fracaso es muy grande o un pequeño tropiezo, tarde o temprano fracasarás nuevamente. Tus padres, hermanos, amigos e incluso (de acuerdo con el diccionario de Cambrigde) tu lavadora también han fracasado.

Pero lo más importante es encontrar vulnerabilidad en el proceso de superación de un fracaso. Brené Brown explicó en su libro “Rising Strong” que “blindarse” para evadir vulnerabilidad nos está matando: Matando nuestro espíritu, nuestras esperanzas, nuestro potencial, creatividad, la capacidad de liderazgo, nuestro amor, fe y alegría.

Irónicamente, aún cuando pasa todos los días en el mundo, todavía le tenemos miedo. El fracaso es incómodo. Nos saca de nuestra zona de confort y esperamos que pasen los días sin tener que experimentarlo. A veces nos reímos o sentimos lástima por las personas que han fracasado, al mismo tiempo que agradecemos que no fuimos nosotros. 

Cuando el fracaso ocurre, pocas veces indagamos o tratamos de aprender de ello. Preferimos olvidar, y seguir adelante. Dejamos que esto se acumule, cometiendo los mismo errores una y otra vez.

Esconder los fracasos hace imposible tener conversaciones que aúpen la retroalimentación nutritiva y la autocomprensión, esas conversaciones que nos ayudan a crecer, y (tanto como sea posible) evitar futuros “fuckups”. 

El Neuroeconomista Paul Zak ha comprobado que compartir historias de fracaso, genera un estado de vulnerabilidad. Escuchar estas historias produce cortisol y oxitocina en nuestro cerebro y eso permite conectar y empatizar en una forma vulnerable con las personas que cuentan estas historias.

Necesitamos vulnerabilidad para aprender de nuestros fracasos, esto requiere un esfuerzo personal para abrirnos, mostrarnos como somos y, como decimos en Fuckup Nights, reírnos de nuestros fracasos y compartirlos con el mundo. Sentirnos orgullosos de nuestras fallas, y ayudar a otros con amor a superar las suyas. 

En nuestras oficinas centrales, habilitamos una “Fuckup Wall”. Un espacio donde las personas pueden compartir sus fracaso pública y anónimamente. Aprovechando el ánimo de esta actividad, le preguntamos a nuestros miembros del equipo que significaba el fracaso (y su impacto) en sus vidas. No obtuvimos una respuesta concreta, pero nos hizo sentir que queríamos conocer más.

Fuckup Nights es un movimiento global, donde personas comparten sus historias de fracaso profesional. Una vez al mes, organizan eventos donde tres speakers en siete minutos y 10 imágenes, cuentan sus historias.

El próximo viernes 26 de junio en punto de las 7 PM, podremos disfrutar de la primera edición de Diverso, donde escucharemos tres historias de fracaso profesional contadas por la comunidad LGBT+.

En este edición estarán conectadas personas de: Guatemala, Buenos Aires, Panamá, Miami, La Paz y CDMX, donde hablarán sobre diversidad e inclusión.

Regístrate en esta liga y únete a la celebración del Pride Month, con una noche muy al estilo Fuckup Nights.

Por: Fuckup Nights






ARTÍCULOS

RELACIONADOS

La gran carga emocional que nos da esta pausa, no nos permite analizar que cada persona es un mundo y vivimos realidades muy distintas.

Fuckup Nights
8 mayo, 2020

Fitch y Moodys bajan la calificación crediticia de México y Pemex

PLAYERS of life
5 mayo, 2020

El concepto Radical Candor, se basa en la idea de que es posible genuinamente preocuparte por alguien.

Fuckup Nights
1 mayo, 2020

RELACIONADOS