Keno Martell: hace del deporte su vida

Desde chico, Keno Martell se involucró en las actividades deportivas, llevándolo a jugar con los Borregos del Tec y competir en el reality “Exatlón”.

Por

Eugenio Martell, más conocido como Keno Martell, se hizo popular gracias a su participación en el reality televisivo “Exatlón”, lo que lo ha llevado a participar con diversas marcas y convertirse en todo un influencer en las redes sociales.

En entrevista para PLAYERS of Life, Keno Martell nos platicó como fueron sus inicios con el deporte, sobre su experiencia en el programa y otros aspectos interesantes de su carrera.

El inicio de Keno

El apego de Keno Martell al ejercicio comenzó desde temprana edad, cuando sus padres lo tenían a él y a su hermano Carlos, practicando diferentes deportes.

“Mis días eran largos, empezaban desde las 6 de la mañana para ir al colegio y terminaban 9, 10 de la noche, después de mis entrenamientos de futbol americano. Mi hermano mayor, el “Pollo” Martell, era un poco hiperactivo y mis papás siempre buscaron una forma de enfocar su energía en el deporte. Entonces yo estaba siempre en todos los deportes que él entrenara y fue así como el deporte se volvió una parte de mi vida”

Con mayor edad, Keno Martell se dio cuenta de los beneficios que le aportaban los entrenamientos y la disciplina, además de trabajar en equipo, aprendió de liderazgo, de fortaleza mental u física, junto con responsabilidad.

“Son las bases que te van dejando los deportes desde muy pequeño y creo que son herramientas que te sirven para lograr cualquier cosa que te propongas en la vida.”

¿En qué momento te diste cuenta de que podrías llegar a ser un atleta de alto rendimiento?

“Tenía como 13 años de edad y las pláticas alrededor de mi vida empezaron a sonar un poco más serias. Mi hermano logró obtener una beca para jugar futbol americano en la Pprepa Tec y así continuar con sus estudios y en ese momento yo me di cuenta de que también quería lograr obtener esa beca.

“Tenía algunas dudas en mí, porque no estaba seguro si el futbol americano era el deporte que yo quería seguir jugando. Me dolió muchísimo dejar la natación, que era un deporte que me encantaba, también dejar el futbol soccer, fue difícil porque ya tenía varios ofrecimientos para seguir jugando futbol en algunas escuelas. Al final decidí por el futbol americano porque en mi familia este deporte es la tradición.”

Recuerda que en su última temporada en las categorías infantiles, recibió algunos ofrecimientos de becas en diferentes escuelas de Monterrey para continuar jugando y fue ahí donde decidió elegir la Prepa Tec para seguir los pasos de su hermano.

¿Cómo fueron tus inicios en el futbol americano?

“Desde muy pequeño tengo recuerdos con este deporte. Mi papá fue un gran jugador de futbol americano, incluso yo lo llegué a ver jugar en algunos equipos a nivel profesional en México. Mi hermano y yo empezamos en el futbol americano a los 3 años de edad en el Club Águilas del Contry en Monterrey, un club infantil del cual formamos parte hasta tener 15 años de edad y dar el salto a los Borregos de la Prepa Tec.”

¿Qué experiencia te dejó formar parte de los Borregos del Tec?

“Creo que formar parte de los Borregos Salvajes del Tec de Monterrey fue todo un sueño para mí. Conseguí una beca para estudiar mi carrera como Ingeniero Industrial y de Sistemas y jugar para los Borregos como receptor. Recuerdo que desde pequeño íbamos al Estadio Tecnológico a ver jugar a los Borregos y todos los niños deseábamos algún día formar parte de ese equipo. Unos años más tarde portar esos cuernos en el casco y defender los colores azul y blanco fue todo un honor y una responsabilidad que me encanto llevar a lo largo de toda mi carrera universitaria.

“Opino que esta etapa de mi vida me dejo grandes experiencias, primero que nada un montón de amigos con los que jugué por muchos años y que hoy considero parte de mi familia, también grandes rivales que hoy les tengo mucho aprecio y respeto. El primer partido que me tocó jugar como Borrego Salvaje fue a mis 18 años de edad en mi año de novato y fue nada más y nada menos que un clásico regio en el Estadio Universitario lleno de gente. Esos nervios antes de empezar el juego, mi primer pase atrapado el primer golpe que me dieron son recuerdos que me llevo para siempre y siento que me forjaron muchísimo.”

¿Qué otros deportes te gusta practicar?

“Hoy ya después de mi carrera en el futbol americano donde me lleve algunas lesiones fuertes decidí seguir mi camino deportivo lejos de tantos golpes. Ahora disfruto muchísimo el ciclismo de ruta, pasar horas en el gimnasio, jugar tochito bandera. Creo que son deportes que me ayudan muchísimo a despejar mi mente por unas buenas horas. Me ayudan a estar en forma y tener buena salud y conocer lugar y personas increíbles.

¿Cómo fue el acercamiento para participar en Exatlón?

“Tenía un año de graduado ya trabajando en le negocio familiar. Hacía mucho ejercicio por las mañanas y trabajaba durante el día. Me sentía muy en forma y algunos amigos me empezaron a comentar acerca del programa, pero la verdad nunca lo tome muy en serio. Recuerdo que un día me había lesionado un tobillo jugando tochito bandera. Estaba tomando terapia cuando me encontré con una amiga que ya había participado en este reality show y me volvió a mencionar que debería de intentar entrar. Así fue como me animé y apliqué en la página de internet. Llené un formulario con mis datos y fue todo… a los 4 o 5 meses, un día en mi oficina, recibí un mensaje invitándome a una entrevista en un hotel de la ciudad como parte del casting para Exatlón México.

Creo que son cosas que te pegan fuerte mentalmente y empiezas a valorar muchísimo todas las cosas

Keno Martell

“Sentí muchos nervios y me dije a mi mismo que no había forma que fuera a un casting para un programa de televisión. A 15 minutos de que fuera le entrevista algún pensamiento loco paso por mi cabeza y me levanté y me presenté en la entrevista del casting. Cuando la terminé, me invitan a la siguiente parte del casting en ciudad de México unas pruebas físicas”

Para Keno fue una gran impresión encontrarse con más de 200 jóvenes que con mucha ilusión buscaban ser parte del programa. Al llegar su momento y hacer sus pruebas, tuvo que esperar varias horas hasta que todos terminaran.

“Al final me di cuenta de que 10 personas habíamos pasado al último filtro y fue entonces cuando me di cuenta de que tenía muchas posibilidades de entrar. Regresé a Monterrey y a los pocos días recibí el llamado para ser parte de los primeros 10 atletas del equipo azul en la tercera temporada de Exatlón México.

¿Qué aprendizaje te dejó estar en Exatlón?

“Este programa al principio fue muy fuerte para mí. Salir a competir todos los por comer mejor, dormir mejor. Empezar a vivir con personas que no conocías y poco a poco se vuelven personas super importantes en tu vida. Estar lejos de casa sin comunicación y comodidades. Creo que son cosas que te pegan fuerte mentalmente y empiezas a valorar muchísimo todas las cosas que vives en tu vida normal.

“Pienso que me ayudo muchísimo a madurar y a ser muy responsable de tus acciones y palabras. Ya sabía lo que era jugar en equipo, pero dentro de ese programa aprendí a literalmente poner a todos los integrantes de mi equipo antes que a mi mismo. Siempre buscaba el beneficio de mis compañeros para poder rendir mejor al día siguiente. Salieron cosas de mi persona que no sabía que existían y pienso que eso es lo más bonito, el poder descubrirte a ti mismo y conocer como eres realmente frente a situaciones adversas. Este programa me enseño a estar estable mentalmente tanto en las victorias como en las derrotas y a no perder los pies del suelo.”

¿Con qué marcas has participado?

“Después del Exatlón cambio mi vida forma de ver las redes sociales, antes no les daba tanta importancia, pero ahora que me sigue mucha gente y que están al pendiente de mi vida diaria, me encanta siempre dejarles buenos mensajes, la mayoría de mi contenido es enfocado a llevar una vida balanceada, hacer deportes, convivir con familia y amigos, buscar tener siempre mucha salud, buena comida y diversión.

“He participado en campañas con marcas como Champion, Old Navy, Nutrisa, Miller Lite, Snickers y Bimbo. Me encantan las marcas que relacionan sus productos al deporte o a la buena alimentación. Ahora disfruto mucho todo lo que gira alrededor de estas campañas, tomar fotos o grabar videos de los paisajes con los que me topo a veces arriba de mi bicicleta, mis rutinas en el gimnasio o algunos momentos chistoso que paso con mi familia en el día a día son algunas de las publicaciones que van a ver en mis redes sociales.

¿Cómo surgió la idea de lanzar un podcast?

“Tengo un podcast que se llama Argonauta, donde me gusta entrevistar a personas que han pasado por situaciones difíciles y salieron adelante de alguna forma u otra. Esta idea me llego dentro del Exatlón, al platicar con mis compañeros de equipo o rivales me di cuenta de que la vida del deportista en México es bastante difícil porque tienen que salir de sus casas a muy corta edad, pasan la mayoría del tiempo entrenando y a veces no en las mejores condiciones, sufren de lesiones, pasan por muchísimo estrés o a veces incluso se toman decisiones por parte de entrenadores, directivos o federaciones que afectan muchísimo la vida de un atleta en México.

“Al conocer todas estas historias de vida de la mayoría de mis compañeros me empecé a admirarlos demasiado y a ver que a veces los problemas que creemos que tenemos enfrente son fuertes, grandes o difíciles y si los comparas con lo de otra persona te das cuenta de que te estás ahogando en un charco pequeño y que en realidad puedes salir adelante muy fácilmente si en verdad pones todo tu esfuerzo, es de ahí donde surge la idea de Argonauta y ese es el mensaje que quiero dar, que las personas se den cuenta como todos somos resilientes, que salir adelante y superarse es cuestión de actitud, deseo y carácter.”

¿En qué proyectos estás involucrado actualmente?

“Por ahora trabajo en la administración del negocio familiar el cual mi hermano y yo estamos buscando crecer y hacemos un excelente trabajo en equipo junto a todo nuestro equipo de trabajo, estoy abierto a nuevas experiencias similares a lo que viví en Exatlón. Estoy sumamente emocionado con el ciclismo, deporte que practico todas las mañanas y quiero enfocarle la mayoría de mi tiempo de actividad física este 2022. También estoy desarrollando otro podcast junto a Nayo Escobar con otros temas de ayuda a jóvenes y padres de familia llamado “Chavorruco” y la verdad que me siento muy feliz y motivado por seguir creciendo como persona y ser un ejemplo para las nuevas generaciones, me encanta demostrarle a las personas que se puede llevar una vida con un poquito de todo, familia, amigos, deporte, trabajo, diversión, viajes y todo lo que te gusta hacer sabiendo administrar bien tu tiempo siendo responsable, valiente y disciplinado en todo lo que haces.

¿Cuál es el mayor sueño de Keno Martell?

“Uno de mis más grandes sueños siempre ha sido dejar huella en muchas personas, creo que voy por un buen camino y siempre buscaré dejar el mensaje correcto por donde quiera que vaya, ser una buena persona, saludar, sonreír, dar las gracias, pedir perdón, ser amable, valiente e ir por la vida con confianza y la cabeza en alto siempre abierto a nuevas experiencias de la mano de mi familia y amigos, creo que nada ni nadie podrá detenerte.”

Síguelo en redes: Keno Martell @kenomartell

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO