José Herrera Casso: Pasión por compartir la cocina

José Herrera Casso encontró en las redes sociales el canal ideal para compartir sus recetas y que lo ha llevado a ser jurado en concursos gastronómicos.

Por

Entrar a la cocina de José Alberto Herrera Casso es entrar a un mundo sin límites. A sus 57 años de edad, el empresario disfruta la pasión por compartir recetas que, en muchos casos, se remontan a la sazón de su mamá y su abuela. “Un día, mi hijo menor me dijo: ‘papá, ¿por qué no abres una cuenta de Instagram?, te voy a enseñar para que guardes tus platillos’. No sabía cómo funcionaba la aplicación, pero me fui metiendo y le encontré el gusto”, justo era lo que necesitaba para acomodar sus fotografías. “Después ves que hay grupos con intereses en común como el gusto por la comida. Disfruto compartiendo lo que cocino y la gente disfruta lo que comparto”.

Vocación de chef

Son ya 35 años los que José Alberto le ha dedicado a la cocina, aunque no es su fuente de ingresos. Se trata más bien de algo que lleva en la sangre. “En un principio, no había descubierto que era una pasión para mí, sin embargo, con el tiempo me di cuenta que era una actividad que disfrutaba mucho, simplemente me daba mucha paz. Entendí que era algo que realmente me apasionaba”, explica. “Desde muy chico, tuve la influencia de mi mamá y mi abuela Pilar; eran muy buenas en la cocina, por cierto, mi abuela daba clases y tenía una sazón increíble. A mí me encantaba su comida”.

Lo que hoy hace es compartir, porque dice que es algo que aprendió de su mamá y su abuela, pero quizá lo más importante es la razón por la que cocina: “Empecé por antojado, se me venía algo a la mente y lo hacía como me lo imaginaba y eso me dio la seguridad de que sabía cocinar y lo he seguido haciendo toda mi vida. Siempre he trabajado en una empresa familiar y la posición que tengo ahí no me permite dedicarme a la cocina por completo, entonces le dedico los fines de semana. Si algo aprendí de mi abuela es compartir recetas, no todos lo saben hacer, o te la pasan a medias; al contrario, a mi abuela le pedían una receta y ella la pasaba enseguida al igual que mi mamá. De alguna manera, esa ha sido mi experiencia en Instagram… compartir”.

Para Herrera, dedicarse a la cocina de manera formal, ya sea con un restaurante o como chef al cien por ciento, no es una opción… al menos por ahora. Pero tiene claro que quiere seguir cocinando, porque es una forma de compartir y trascender además de pasar momentos agradables con su familia y amigos.

“En un inicio, ni siquiera lo vi como alternativa, estudiar una carrera de chef. No me pasaba por la mente. Vengo de una familia empresaria, eso me llevó por inercia a estudiar la carrera que estudié. Nunca pensé en esto de la cocina, pero no lo descarto. Desde hace más de 20 años me di cuenta de mi pasión y cada vez le dedico más tiempo. Ahora con la ayuda de la tecnología y las redes sociales he podido documentar, expresar y compartir lo que hago. Así mismo, no he pensado en dedicarme a la carrera restaurantera porque no considero ser restaurantero, aunque siempre estoy abierto a los cambios. Me gusta el ambiente de la comida y lo que está alrededor de ello, me gusta innovar. Lo disfruto en mi casa, con mi familia y amigos… es realmente satisfactorio”.

A la defensa de la grasa

Herrera nos narra cómo es que fue invitado a colaborar en un libro. Cocinar, comer, compartir…, de Marcela Merino y José Alberto Herrera, es el nombre del libro en el que comparten sus recetas, además de unos artículos en donde explica los beneficios que brindan ciertas grasas como la manteca de puerco y el tuétano si las usas con moderación.

“De hecho, es más saludable cocinar con manteca de puerco que con aceite de oliva, por las temperaturas a las que se cocina”, asegura. Por supuesto, Herrera recomienda a sus lectores consultar a un especialista. “Tenía la idea de dejar un legado para mis hijos de lo que hago, de mis platillos y recetas, cuando de pronto recibo esta invitación a colaborar en el libro. Sé que no estoy inventando el hilo negro, pero son recetas que he hecho en mi casa que tienen un toque mío y están más que probadas. También incluyo recetas de mi mamá, mi abuela y amigos. Es un ofrecimiento de comida cotidiana, muy fácil de preparar y muy rica; en su mayoría, considero saludables”.

Hace poco, Herrera también formó parte del jurado de una competencia gastronómica. “Fue muy interesante y un honor que me hayan invitado, ya que no tengo un título de chef, sin embargo, con el paso del tiempo he acumulando conocimientos y tengo experiencia que me avalan. Investigo, tomo cursos, diplomados, pero, sobre todo, lo que más he hecho es cocinar y cocinar. Acepté el reto por que amo la cocina y todo lo que está relacionado con ella. Había gente reconocida del medio, principalmente conocedores de la cocina del Noreste, que son un referente en nuestro estado y algunos tienen restaurantes. Me han buscado ocasionalmente para hacer trabajos en conjunto, algún video para promover algo, pero aún no sé si sea lo que quiero hacer”.

A José Alberto, le gusta hablar de la gastronomía de nuestro país. “En México, la comida es increíble, muy vasta. Por zonas, regiones… está la oaxaqueña, la poblana, la yucateca, la de las costas, el pacífico y el golfo, que considero algunas de estas ya son un referente a nivel mundial. Para mí nuestra cocina es la mejor. Tenemos una gran variedad de ingredientes con los que puedes echar a volar la imaginación y sacar platillos increíbles… ”.

El mundo de las redes

Con demasiada sencillez, Herrera cuenta que aún no sabe cómo llevar su proyecto en las redes sociales; la idea es compartir recetas y ese gusto por la comida: cocinar le brinda una gran satisfacción. “Tengo una comunidad pequeña de seguidores que va en aumento y cada vez ha ido creciendo más rápido. Soy relativamente nuevo en esto pero sé el potencial que tiene, estoy trabajando en eso. Creo que los que me siguen en Instagram han sido porque el amigo del amigo me ve y quizás se le antoja lo que hago”.

Y aunque no se considera un profesional de la cocina, le gustan las cosas bien hechas. “Tengo muchas recetas que no subo porque la fotografía no le hace justicia al platillo. Soy obsesivo con el orden, la estética y la belleza como concepto. Si algo no me gusta o no se me antoja, no lo comparto; creo que no tiene sentido. Quiero que sea una cuenta que te invite a preparar cada platillo”.

¿Cómo nace la idea de hacer una nueva receta para José Alberto? “Generalmente nace de un antojo o las ganas de probar un nuevo platillo, desde ahí parto a idear cómo me gustaría comerlo. Empiezo con el ingrediente principal como la proteína por ejemplo y veo las diferentes formas en las que puedo prepararlo”, explica.

“Me gusta la comida de todo el mundo, principalmente la mexicana y la japonesa, … me gusta fusionar la asiática con la mexicana, considero que se logran platillos excepcionales. Me gusta leer sobre historia de las cocinas, estudiarlas, conocer las técnicas y los ingredientes. Le dedico tiempo a esto en mis fines de semana. Elaboro mi propia versión de un platillo que tengo ganas de comer y listo.”

“Cada vez hay más gente que sabe que me apasiona, me lo han comentado. Inclusive mis hijos me comentan que muchos amigos quieren comer en mi casa por lo que ven en las redes. Me llama la atención, me da gusto escucharlo; pienso que sí hay gente que disfruta esto que estoy haciendo”.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO