Alejandro Guerra: toma la rienda del ‘unicornio’ en México

El regio Alejandro Guerra Escámez nos platica en exclusiva lo que representa dirigir a nivel nacional a Kavak, empresa con un exponencial crecimiento.

Por

La empresa Kavak ha revolucionado la manera de realizar la compra y venta de vehículos no solo en México, sino a nivel internacional, con presencia en Brasil y Argentina.

Con su exponencial crecimiento y los ojos de inversionistas mundiales puestos en la innovadora empresa, fue necesario designar a un nuevo director general de Kavak México; Alejandro Guerra Escámez.

Conforme se comenzó a globalizar la empresa, los fundadores vieron el área de oportunidad en México con muchas complejidades y necesitaban que alguien tomara esa responsabilidad de seguir enalteciendo el nombre de Kavak, además, de continuar encaminando de la mejor manera a sus colaboradores, fue por ello que vieron el liderazgo que le imprimía Alejandro a su trabajo y fue asignado.

“Creo que aporto dinamismo, disciplina, muchas ganas de colaborar y construir con nuestro equipo y creo que soy solo una parte de la cultura que la tenemos muy enfocada a la satisfacción del cliente, que es para quien trabajamos todos”.

De manera oficial desde enero de este año, Alejandro Guerra ingresó como Gerente Regional de la Zona Norte, designado por Carlos García Ottati, CEO de Kavak.

Alejandro Guerra (Foto: Mino Mora)

“Aún no entregaba en mi trabajo pasado, y ya estaba apoyando en la formación de un equipo comercial, operativo en el norte, es a partir de enero que me integró totalmente a Kavak y en seis meses me designan como director general, las cosas van creciendo a un ritmo muy acelerado dentro de la empresa, entendemos que el reto es muy grande, tenemos una oportunidad importante con una complejidad marcada, estamos formalizando el mercado de seminuevos en el país y estamos entrando de lleno a esta puerta”, aseguró.

De acuerdo con Alejandro, lo que más disfruta de esta nueva etapa es el reto de pertenecer a un proyecto que está cambiando a México y que tienen la oportunidad de cambiar el mundo; además, de la responsabilidad y el compromiso de colaborar con lo que hoy en día son más de 2 mil 600 “kavakos” y “kavakas” para llevar al negocio a lo más alto.

“Me llena de energía poder ser parte de una empresa en una etapa de la historia que va ser algo muy diferente en un futuro”

“Esta plataforma hoy me da la oportunidad de tomar las riendas de un negocio que ya de por si logró un hito histórico al ser el primer ‘unicornio’ mexicano y estoy seguro de que va a lograr metas que son nuevas en nuestro país. Tengo una satisfacción enorme ser parte de este equipo, de esta transformación. Tomo la responsabilidad con toda la humildad, porque soy una parte del eslabón completo”.

Alejandro Guerra

La cultura laboral dentro de la empresa es importante porque se refleja en la experiencia que tienen los clientes.

“Estamos tratando de generar una obsesión por el cliente. Somos una empresa de datos y tecnología, pero diseñada para darle servicio al consumidor, no solo una vez, sino de manera recurrente. Estamos generando un ciclo positivo en el cual más personas nos quieran conocer, y más “kavakos” y “kavakas” se quieren sumar. Siempre siendo muy transparentes en los procesos internos y dar soluciones cuando las cosas no salen como debería de ser”, expresó.

Por otro lado, con la expansión que ha tenido, la marca tiene una expectativa muy ambiciosa que cumplir. La visión futurista que han tenido sus fundadores ha logrado que muchas compañías mundiales inviertan miles de dólares.

“La habilidad que hemos tenido de adaptarnos al mercado ha logrado llamar la atención de los inversionistas, porque ven a Kavak como un grupo de jóvenes de un ‘startup’ que tienen hambre, que tienen creatividad y que están buscando que esto sea memorable.

Alejandro Guerra (Foto: Mino Mora)

Y además la oportunidad económica del mercado es muy importante. Asimismo, el demostrar que se puede resolver el tema de la transacción de un inmueble seminuevo”, detalló.

La apuesta futurista de Kavak

La visión de Alejandro Guerra es que la mayor parte de los consumidores realizarán las negociaciones desde la comodidad de sus casas, confiando en que todo será bajo un marco legal transparente.

“Imagino un mundo donde se ‘comoditiza’ la compra de un seminuevo, donde la preocupación más grande del consumidor sea el impacto fiscal. Entendemos que seguimos en un mercado con costumbres más tradicionales, que quieren probar el auto, verlo físicamente. Hoy en día estamos buscando mejorar la experiencia de los clientes y queremos ser innovadores en este sentido para que el consumidor tenga algo que sea muy diferente a como están acostumbrados a realizar transacciones”, concluyó.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER