Pepe Riestra, el Rey Midas rojinegro

Con apenas dos años en Atlas, Pepe Riestra ha cambiado el ADN del Atlas consiguiendo un bicampeonato y un trofeo de Campeón de campeones

Por

Pepe Riestra presidente del Atlas

Entrevista por Gerardo Esparza y Omar Muñoz

Pocos, muy pocos, en la ciudad vivieron el campeonato del Atlas en 1951. José Riestra no es uno de ellos. El hoy presidente ejecutivo, y responsable del resurgir del club rojinegro, nacería 30 años después de que el equipo de La Furia se impusiera al Club Deportivo Guadalajara hace más de 70 años. 

Pocos, muy pocos, recuerdan lo que significaba el Atlas hace menos de 24 meses. Mucho menos les representa algo “Pistache Torres”, Ricardo Chavarín, Felipe Zetter o Magdaleno Cano. Tampoco el eterno juego bonito, de los amigos del balón, insuficiente para ganar trofeos y pírrico consuelo de la afición más fiel de todo México. 

Pero pocos, muy pocos, olvidarán donde estaban el 12 de diciembre de 2021 a las 23:27 horas. José Riestra es parte de ellos. En ese momento, una maldición de siete décadas se fue para siempre. La ciudad se pintó de rojo y negro, el Estadio Jalisco se convirtió en una sucursal del manicomio y muchos, todos, gritaron campeón por primera vez. 

La tradicional avenida Chapultepec y la Glorieta de los Niños Héroes fueron la sede de un festejo que aún hoy no termina. El campeonato decembrino transmutó en ganar de manera consecutiva el siguiente y una copa de campeón de campeones. Algo que muy pocos equipos de la liga de fútbol profesional han logrado en el país

Ese momento llegó tan sólo 13 meses y siete días después de que Riestra asumiera el cargo en el club que se fundó en 1916. En su primera aparición como nuevo presidente rojinegro, el discreto directivo se plantó ante la prensa local y aseguró estar “seguro de poder encontrar esa llave que nos ayude a transformar este club, sabemos de su potencial y lo que es posible lograr y a donde ir”. 

En ese periodo, Pepe Riestra conjuró todos los males de uno de los equipos más tradicionales de México y el de mayor garbo en las canchas de Guadalajara. Mandó al rincón los traumas de miles de aficionados y no se equivocó al decir que los fantasmas del Atlas eran “un problema de cultura interna que necesitamos cambiar, dejar de culpar que es un club que tiene mala suerte, hay que asumir la responsabilidad y ser protagonistas, ser ganadores, algo que hemos perdido en los últimos tiempos, poder ser protagonistas. Hay gente muy valiosa dentro de la institución que quiere cambiar la situación”.

“La llave estaba en el trabajo: procesos, estructura e infraestructura”.

Pepe Riestra, presidente ejecutivo de Atlas

ADN triunfador

La noche se va convirtiendo en adulta y los cánticos resuenan en cada rincón del Jalisco. Es 12 de diciembre y ha muerto la última leyenda de la música mexicana hace apenas unas horas. La ciudad vive un duelo alegre. Canta rancheras tristes mientras ansía festejar un triunfo. El negro, color funerario, se entrelaza con el rojo sangre, que palpita en más de 70 mil corazones presentes en el estadio. 

Ese fue el sino del Atlas. La tragedia siempre le acechó incluso en sus momentos más felices. Ganar contra todo pronóstico y mordiendo los cuchillos era sinónimo de ser rojinegro. Hoy eso se conjuga con ser campeón. 

Pepe Riestra
Pepe Riestra en la Madriguera Rojinegra. Foto: Michelle Freiya.

“Cuando uno tiene muy claro su ADN y lo aplica no importa el tamaño del club o en qué país estés. Lo que creo que nos hace distintos, no quiere decir que seamos mejores o peores, es que tenemos muy claro nuestro ADN. Uno pone procesos, infraestructura y estructura y los resultados vienen como consecuencia”, explica Riestra.

Tras más de 180 minutos de juego, la historia del Atlas se va a reescribir con 10 tiros de penal. La transformación que llevan en su camiseta está a punto de convertirse en algo más que palabras. Tras sostener el aliento, el décimo disparo rasga el cielo y los gritos de campeón se hacen uno solo.  

Ese momento, tatuado en la memoria de miles, fue el primer paso para lograr el bicampeonato y el título de campeón de campeones. Para Pepe Riestra, sin embargo, se queda en eso, en un recuerdo memorable.

“Ya está, ya quedó atrás. Eso lo podremos platicar, pero no podemos vivir de ello. Queremos vivir de un nuevo triunfo y por ello trabajamos con entrega todos los días. Nuestro entrenador Diego Cocca comenta que siempre quiere más y esa es una de las claves del éxito en esta organización: el siempre querer más. Tener hambre de poder seguir aportando. Al final creo que vivimos en un mundo extremadamente competitivo, que si uno se relaja va a haber alguien que aparezca y no queremos eso, sino seguir siendo nosotros los protagonistas”.

Lee más entrevistas con personalidades destacadas de Guadalajara

Con nuevos aliados

El presidente ejecutivo atlista ha convertido al club en un ejemplo de triunfo. Y ha logrado dotarlo de solidez financiera. En los últimos meses han sumado nuevos socios comerciales que se quieren sumar a sus triunfos.  

“Obviamente el reflejo en el éxito deportivo es mucho más grande que lo que ha pasado en términos de negocio. Pero se ha venido mejorando y sin duda el apoyo de estos patrocinadores nos permite tener una base mucho más sólida para poder planear a mediano y largo plazo”.

Atlas campeón

Explica que para él esa es la otra clave del éxito: la planeación. “Cuando uno puede planear a mediano y largo plazo se puede centrar en procesos, infraestructura y estructura que traen como consecuencia los resultados. Me tocó vivirlo en Torreón con el apoyo de grandes empresarios de la región y fuera de ella. Confiaron en el equipo y eso permitió el crecimiento del Santos del 2007 a la fecha”.

Esa misma ruta ahora la ve en Guadalajara. “El acercamiento de nuevos socios comerciales, de los cuales varios son de la región, nos permiten esa solidez y ese crecimiento”.

Estela de triunfos desde 2007

El exitoso directivo arribó al fútbol desde el mundo de las finanzas. Entró a Grupo Orlegi en 2007 y el primer encargo fue el de secretario técnico del Club Santos Laguna. Dos años después se convirtió en director de Fuerzas Básicas del club lagunero. Tras prepararse en Escocia, regresó como director de Inteligencia Deportiva. 

El trabajo y la constante actualización lo convirtieron en un especialista. En 2013 se integró al equipo directivo de Orlegi Deportes y en 2019 fue nombrado director de fútbol del grupo. Un año después llegó a Guadalajara para transformar al Atlas. El resto, dijera el clásico, ya es historia. 

“Llegué a la organización con una gran ilusión y una gran pasión por el fútbol. Siempre con la intención de poder aportar mi granito de arena. Me tocó conocer Alejandro Irarragorri (presidente del Consejo de Administración de Grupo Orlegi) por un amigo en común y me invitó a trabajar porque compartíamos la misma idea y el mismo objetivo: transformar las cosas”, cuenta en entrevista con PLAYERS of Life durante uno de los entrenamientos del equipo rojinegro. 

El inicio fue fulgurante. Logró un póker de títulos con Santos Laguna antes de especializarse fuera del país. En Atlas, en menos de dos años, ya suma tres trofeos en su haber y su nombre es reverenciado entre la afición atlista.

“Siempre es bueno el recibir ese reconocimiento, pero no es el fin que buscamos. Al final, lo más importante es poder dejar una trascendencia, un legado, una filosofía o una cultura; en eso es lo que trabajamos todos en la organización. Quizá a la afición le toca ver a los 23 jugadores, al cuerpo técnico, en unas ocasiones a mí, pero hay un gran respaldo de muchísima gente que hace que esto sea posible, que tiene las mismas ganas, la misma ambición y que seguramente un día ocuparán en el lugar que hoy me toca ocupar para mí”.

Sigue a PLAYERS of Life Guadalajara en redes sociales: Facebook, InstagramTwitter.

El futuro es en Grupo Orlegi

Quedarse quieto no es una de las cualidades de Pepe Riestra. Tras triunfar en el club Santos de Torreón, llegó al Atlas para iniciar una transformación que ha dado resultados muy pronto. Por ello no resultaría una sorpresa que el futuro le tenga marcado un plan fuera de Guadalajara. 

Él mismo admite que su intención es seguir sumando en Grupo Orlegi desde cualquier trinchera, ya sea en esta ciudad o en cualquier otra.

“Ahora es mi obligación seguir construyendo, seguir haciendo el grupo grande y seguir generando oportunidades. Lo más importante es qué necesita el grupo y cuándo lo necesita. Esto es como un equipo de fútbol, uno tiene ciertas habilidades y hay un entrenador que decide en qué posición te toca jugar. Hoy es claro, la posición en la que hay que estar es en Guadalajara”.

Aunque con la expansión de Grupo Orlegi a Europa, esa posición puede cambiar en cualquier momento. “En específico, queremos seguir creciendo y seguir conquistando. Hoy tenemos la oportunidad como grupo de ir hacia España, pero no descartamos mañana ir a Inglaterra, a Estados Unidos, a Canadá o a Asia. Los planes son muy ambiciosos y creo que eso es lo que te permite saber que el éxito es la puerta a un nuevo desafío. Lo que ya pasó queda atrás, escrito queda en la historia”.

La Frase

“El bicampeonato lo podremos platicar, pero no podemos vivir de recuerdos. Queremos vivir de un nuevo triunfo y por ello trabajamos con entrega todos los días”

Conoce más sobre la historia del Atlas

El 15 de agosto de 1916 se fundó de forma oficial Atlas. Juan José “Lico” Cortina, uno de los creadores del club contó que a él le “tocó bautizarlo con el nombre de Atlas, pues el entusiasmo era tal que ya nos creíamos el sostén del mundo”.

La icónica A de su escudo es obra del artista Carlos Stahl, quien siguió las indicaciones del propio Cortina. “Ni corto ni perezoso en menos de veinte minutos me presentó el escudo de la codiciada A blanca, con su fondo rojinegro”, compartió Cortina en 1936.

Los colores rojinegros fueron propuestos por los hermanos Ernesto, Tomás y Rafael Orendain, también fundadores del club. La propuesta fue porque esos colores simbolizaban al mártir San Lorenzo, patrono del colegio Ampleforth de Inglaterra, donde estudiaron. 

Este artículo forma parte de la Revista PLAYERS of Life Guadalajara. Consulta más contenidos de la edición impresa en la revista digital.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO