Empresas langostas

Empresas langostas

Guadalajara
25 mayo, 2020

Hace unos meses, vi un video de un rabino que explicaba lo extraordinarias que son las langostas; son moluscos suaves y pulposos que viven en un caparazón rígido. En la medida que crecen, pasan por momentos difíciles: se sienten estresadas, incómodas y es cuando deben migrar de caparazón, el cual se convierte en un limitante y, si quieren sobrevivir, deben adaptarse.

Los cambios nunca son cómodos, tanto para las sabrosas langostas, como para los empresarios y emprendedores mientras sus empresas agotan su flujo, caen las ventas y cierran sus puertas.

Generalmente, estamos listos para los buenos momentos, pero los emprendedores deben sacar lo mejor de sí siempre: en buenas y malas rachas, en prosperidad y en medio de vicisitudes y problemas, como los que hoy estamos atravesando.

Reinventarse desde adentro, desarrollar nuevas competencias, transformar los modelos de negocio es cuestión de sobrevivencia.

Quiero hacer hincapié en que los sobrevivientes son, en gran medida, los que saben CONECTAR con su consumidor, comunicar a partir del entendimiento y reinventar los modelos con base en el valor que puede entregar.

El marketing de siempre fue concebido como “tengo X producto/servicio y luego veo cómo lo voy a vender, promocionar y posicionar”. Evidentemente es una receta que está fuera de la realidad actual.

La comunicación ha pasado de ser “el departamento de marketing” -integrado por dos o tres practicantes que postean y diseñan-; a ser el corazón del negocio.

Tres cosas que hemos de aprender en las empresas con esta crisis:

  1. La esencia del marketing no cambia. Me refiero a “entender para atender”. Escucha más y concéntrate en conectar de forma emocional con tu audiencia. No olvides que toda comunicación es un proceso de enamoramiento.
  2. Debemos de partir del miedo, dolor o problema que existe en el mercado, asumir el rol de la marca como un guía que ayuda al protagonista (que siempre es el cliente) a librarse de esa amenaza y lograr su sueño.
  3. Sí, es momento de conectar; pero siempre es momento de ser sinceros, hablar con la verdad y no generar expectativas que no podamos superar. Se debe buscar una relación de largo plazo y construir una reputación congruente tanto como empresa y a nivel personal.

Ojo, las langostas cambian más o menos cada año su caparazón. La flexibilidad para el cambio no es una opción. Hoy es el COVID, mañana será otra cosa, la pregunta es si estamos a la altura de las circunstancias, para que nuestros negocios sobrevivan y aprovechen las mejores oportunidades en los momentos más difíciles.

La crisis del COVID nos ha puesto a prueba a todos. Lo que salvará a los negocios en México no es una vacuna contra el virus, sino los hábitos de aprendizaje, capacidad de comunicar, creatividad y valor para ejecutar cambios, cuando lo que estamos acostumbrados a hacer ya no funciona.

¡Y acuérda! Si te sientes estresado probablemente sea un momento de cambio y crecimiento.

Pavo Gómez Orea.

Sobre el autor:

Es emprendedor, comunicador y conferencista. Aficionado a los deportes al aire libre. Disfruta ayudar a empresas a mejorar su reputación y vender más a través de estrategias digitales.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Laura Hernández MuñozAutora de: Personajes de Guadalajara de todos los tiempos. Al …

Guadalajara
29 noviembre, 2019

Por Marcela Castillo EstradaLic. En Psicología, Autora del libro ¡Auxilio! Somos papás …

Guadalajara
9 septiembre, 2019

Por Ana HabibSocia Fundadora de Bot LATAM y i-Bot STEM es el …

Guadalajara
9 septiembre, 2019

RELACIONADOS