A sus 13 años crea empresa de botana saludable junto a sus hermanos

Pepe, Juan Pedro y Pablo Amado, son los dueños y fundadores de Maicitos Bloffis, la marca de botana saludable que llega a todo México

Ana Garcia
22 septiembre, 2021

Maicitos Bloffis es una empresa familiar de botana saludable que se dedica a distribuir empaques de maíz inflado al vapor en distintos estados del país. Este negocio surgió a partir de la pandemia y ahora, con más de un año de éxito continuo, la empresa ya está formada por ocho personas y sigue creciendo y ampliando sus redes de distribución. 

José Amador Márquez de 24 años, es el hermano mayor de los tres, egresado de la carrera de derecho y su rol en el equipo de Bloffis es ser el líder del proyecto y mantenerse a la vanguardia en temas de tecnología, e-commerce y marketplaces para poder seguir llevando el producto a más lugares del país. 

Pablo Amador Márquez tiene 13 años y fue el primer inversionista del proyecto “Maicitos Bloffis” que le presentó su hermano. Actualmente cursa segundo de secundaria y aunque no está seguro de qué quisiera ser de grande, la única certeza que tiene es seguir creciendo el negocio junto a sus hermanos. 

Juan Pedro Amador Márquez, tiene 21 años y desde pequeño tiene el gusto por las ventas. Actualmente cursa el cuarto semestre de mercadotecnia y es por eso que es el encargado de esa área en la empresa. 

¿Cómo fue que surgió la idea de emprender y por qué este producto de botana saludable?

En resumen y a grandes rasgos, siempre nos ha gustado emprender, desde chiquitos mi papá nos llevaba a las tiendas, nos enseñaba el speech de ventas y nos lanzaba a que lo hiciéramos nosotros. Desde ahí nació nuestro amor por las ventas y siempre hemos sido emprendedores y con negocios de todo tipo, algunos no eran tan exitosos pero siempre aprendíamos. 

Pepe (24 años): Este negocio específicamente empezó por una desesperación económica, porque cuando empezó la pandemia yo tenía otro negocio y me movía mucho en bazares pero la pandemia nos dio en la torre y a pesar de mover el negocio en línea, no me daba lo suficiente para sobrevivir. 

Por lo que pedí apoyo al estado y no me lo dieron, entonces me entró la chispa de qué más iba a hacer para no tumbarme y así fue como me acerqué a mi hermano de 13 años para plantearle mi propuesta y pedirle sus ahorros para emprender juntos.

Fui como Shark Tank (jaja), le presenté el proyecto y él fue el que invirtió el primer capital para las cajas y así es como empezamos.“, comenta Pepe

Pablo (13 años): Yo en ese momento tenía un negocio de bolis que era también como herencia de ellos y de ahí estaba ahorrando para mi tablet pero aun así me faltaba mucho. Entonces mi hermano me presentó esta oportunidad de inversión y yo sin dudarlo me aventé y pues, por eso ahorita estamos aquí en estos momentos

Juan Pedro (21 años): La verdad fue entre Pepe y Pablo que surgió la idea de poner el negocio, pero entré también porque a final de cuentas somos hermanos y nos tenemos que apoyar, justamente lo que queremos transmitir es la unión familiar y seguir creciendo el negocio. 

Háblenme un poquito del tema de la inversión. ¿Cuánto fue el capital con el que comenzaron?

Pablo (13 años): La verdad es un poco fácil invertir en un negocio cuando ya tienes un ahorro que tenías ahí guardado para alguna situación. Creo que si no te urge tanto, lo mejor es invertir y luego lo recuperas. Yo lo recuperé rápido y estoy contento, incluso me compré una mejor tablet de la que esperaba (jaja)

Pepe (24 años): Yo creo que la idea totalmente empieza en el ahorro y aventarse, empezar siempre es lo más difícil, no siempre tenemos la actitud de decir: “va, me aviento y si cometo un error ni modo”.  

Nosotros empezamos y nos arriesgamos con esos $1350 pesos y compramos nuestras primeras tres cajas y fue así como empezamos a ver cómo podíamos seguir creciendo y tuvimos que invertir una y otra vez, como una bola de nieve. 

En un principio no teníamos ni idea de que íbamos a estar aquí, pasamos de comprar nuestras 3 primeras cajas a comprar ya de 200 cajas o más.

Los tres son jóvenes, ¿Qué tan difícil es tener disciplina para saber que el dinero que entra tiene que volverse a invertir?

Juan Pedro (21 años): Yo creo que de ese lado logramos hacer un buen clic como equipo porque cada quien agarró su puesto. Por ejemplo, a Pepe, simplemente por ser el hermano mayor, ya le teníamos respeto y existía una jerarquía, por lo que él agarró la batuta de líder y es un muy buen administrador.

Así que por ese camino no tuvimos ninguna dificultad, lo administró muy bien y siempre ha sido todo 100% transparente, todos sabemos siempre cuánto entra, cuánto sale. También todos los domingos, Pablo es el encargado de hacer una junta semanal, y ahí es donde hablamos de todo lo que ha pasado y concluimos hasta dónde queremos llegar. 

¿Cómo le hicieron para conseguir clientes y empezar a distribuir?

Juan Pedro (21 años): No fue tan complicado, al tener experiencia en ventas y haber hecho algo similar anteriormente, sabíamos dónde podíamos empezar. Comenzamos vendiendo en tienditas de la esquina y nos dimos cuenta que era un producto que se vendía fácilmente, pero después tuvimos que cerrar esas rutas porque era más costeable el vender en mayoreo por redes sociales y en línea.

Pepe (24 años): Para empezar, el que nuestro fuerte haya sido MercadoLibre nos da una exposición grandísima y un tráfico impresionante de gente, por lo que esto nos dio la apertura de pensar en buscar negocios en otros estados. 

Por lo que creo que fue el conjunto de eso y el trabajo que hicimos detrás de hacer buenas descripciones, tener buenos productos, precios, fotos y el estar atento con la gente, lo que nos dio esa apertura de seguir mandando a toda la república y conseguir más clientes. 

¿Cuál ha sido el aprendizaje más grande que han tenido en este proceso de emprendimiento?

Pablo (13 años): Que es importante emprender y arriesgarte, normalmente el hacerlo te da cosas buenas y aprendes mucho.

Pepe (24 años): A mí también me queda claro que el arriesgarse es lo más importante en la vida pero también creo que la administración es básica en un negocio, yo no sabía mucho pero tuve que tomar cursos y aprender sobre esto para poder hacer rendir de mejor manera los ingresos.

Juan Pedro (21 años): Pensar a futuro, sin duda. Creo que los errores del pasado y la misma pandemia, nos dejaron claro que el e-commerce está creciendo demasiado y siento que meterse a un negocio en el momento exacto y aventarse, es clave.

Otro punto importante en nuestro caso fue que vimos que el producto estaba en tendencia, creo que aprovechar eso, es muy importante para el éxito de un negocio.

¿Qué planes tienen a futuro para su empresa de botana saludable: Maicitos Bloffis?

Pepe (24 años): Crecer y escalar el negocio lo más que se pueda, tenemos proyecciones bastante ambiciosas y uno de nuestros sueños es exportar el producto. Ahorita ya nos han preguntando pero todavía no creemos que tenemos la capacidad como empresa de poder decir: ok, vámonos a Estados Unidos, Chile, Honduras… ya estamos activos en esa parte pero aún no lo estamos haciendo, hasta estar preparados.

Juan Pedro (21 años): A mí me encantaría que en algún momento se conozca la botana como una “bolsita de Bloffis”, sin importar la marca, que se posicione tan bien la marca que lo liguen con los maicitos.

¡Síguelos en sus redes sociales!

Página web
Instagram





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Para Martha García, la disciplina es el ingrediente fundamental para lograr lo que se propone, a sus 29 años ya cuenta con 2 sucursales de Verde Miel

Ana Garcia
15 septiembre, 2021

La esencia de RinTinTin viene directamente de la mente de Bernardo, quien ha sabido conquistar el corazón y paladar de los tapatíos

Ana Garcia
9 septiembre, 2021

A sus 21 años, André Alcaraz ha viajado a más de 15 países gracias a su disciplina, responsabilidad y gran desempeño en el mundo futbolístico

Ana Garcia
3 septiembre, 2021

RELACIONADOS