Con Atália, busca llevar la moda a mujeres plus size en México

Con Atália, busca llevar la moda a mujeres plus size en México

Con su marca, Luis busca ofrecer a las mujeres plus size, una experiencia de compra igual a la de cualquier otra mujer sin sobrepeso

Ana Garcia
7 enero, 2022

Luis Fernando Pelayo tiene 34 años y es originario de Autlán, Jalisco. A los 18 años decidió estudiar Ciencias de la Comunicación y después una Maestría en Marketing Digital y Comercio Electrónico.

Gracias a eso y a su amplia experiencia laboral en distintos ámbitos, Luis consiguió las herramientas necesarias para comenzar hace cinco años con un gran proyecto increíble: Atália.

Atália es una marca mexicana de ropa plus size que quedó como finalista de Premio Emprendedor Coparmex 2021.

“Ofrecer ropa para tallas grandes es para mejorar la calidad de vida de las mujeres plus size. Queremos que la moda sea algo que las ayude a reforzar su autoestima y amor propio.”

Luis Fernando Pelayo, CEO Atália

¿Cómo nace la idea de crear Atália?

Justo en la maestría de Marketing Digital en Bogotá, me piden hacer un proyecto para un nicho de mercado olvidado y cuando trabajé en una empresa de catálogos, me di cuenta que sí tenían un segmento para tallas extras pero ni la modelo era realmente talla extra, ni le daban la importancia necesaria a ese público.

Es por eso que fue lo primero que se me vino a la mente y decidí enfocarme en esto. Después, cuando volví a México, decidí enfocarme en este proyecto y así nació Atália.

¿Por qué escoger esta población específica de tallas extras?

Porque hay mucha demanda y me puse a pensar que no existían suficientes marcas de tallas plus size en México. Y si te vas a los números, México es uno de los países que tiene más sobrepeso y es muy difícil encontrar estas tallas.

También siempre pensé en por qué no hay una tienda “cool” para tallas extra, ya sabes, toda la experiencia de una tienda Zara pero donde encuentres específicamente tus tallas.

Es frustrante que en la actualidad es como si las personas gordas o con sobrepeso, no merecieran su ropa bonita y vivir la experiencia de comprar en una boutique padre.

Hoy en día se habla más del body positive, pero hace cinco años igual y no tanto. ¿Tuviste retos al tener una tienda con tallas grandes exclusivamente?

Como al principio no maquilábamos, el primer reto fue encontrar ropa nacional o marcas nacionales que hicieran tallas extras y vendieran a mayoreo, así que encontrábamos pocas prendas.

Mi intención siempre fue llegar a un público más joven, de 25 en adelante. Entonces, cuando encontrábamos ropa de tallas grande, la ropa me parecía muy aburrida. Y ahí yo pensé que quería ofrecerle a las chavas plus size ropa con la que pudieran ir al antro, sentirse guapas, un vestido increíble como cualquier otra chica. Por eso, después de dos años comenzamos a maquilar nuestros propios diseños.

El mercado de la ropa de tallas extras no está lo suficientemente explotado. ¡Cuéntanos! ¿Qué tan buen negocio es?

El mercado en Estados Unidos tiene un valor de 16 mil millones de dólares, en México no hay un estudio tal cual. Hay aproximaciones pero, dado a que EUA es el primer lugar en obesidad en adultos y nosotros el segundo, tal vez el mercado sea menor pero de que es un mercado grande y productivo, lo es.

Pero precisamente como no está tan explotado, es un buen negocio porque el ticket promedio se eleva mucho. Cuando una chica por fin encuentra una marca que le gusta, compra mucho o se vuelven clientas recurrentes.

Entonces es un buen negocio porque tu competencia es poca, el ticket de compra es alto y porque si tienes un diferenciador, te puede ir muy bien.

Ahora que lo mencionas, ¿Cuál es el principal diferenciador de Atália con otras tiendas de tallas plus size?

A mí nunca me ha gustado decir que “la calidad” porque me parece que es algo que debemos ofrecer. Mis dos diferenciadores más importantes son: la línea de diseño que proponemos, porque las clientas nos dicen que somos su marca para momentos especiales, y el segundo, es que hacemos mucho por la comunidad plus size.

Siempre apoyamos a asociaciones que tratan con mujeres con sobrepeso u obesidad y hacemos incluso que las clientas sean partícipes de la marca.

Atália se está convirtiendo en una marca sustentable, ¿Me puedes contar un poco de eso?

¡Claro! Estamos en proceso de ser una marca sustentable y sostenible por distintas razones, por abrazar un grupo vulnerable o no tomado en cuenta dentro de la sociedad, porque damos trabajo a productores locales y trabajamos bajo precios justos.

Además de que estamos tratando de siempre ir aumentando el porcentaje de telas que sean biodegradables o recicladas, tenemos algunos vestidos de plástico reciclado o de 100% algodón.

Y ya por último, nuestros empaques, están hechos de manta para poderlos reutilizar y el de los envíos es un empaque compostable.

¿Qué viene para en el futuro?

Lo primero es convertir a Atália en una empresa de venta por catálogo, eso nos permitiría llegar a muchos más lugares de manera más orgánica. Y eso me pone contento porque también generaría empleo para otras mujeres y en segunda porque podríamos llegar a lugares del país más pequeños donde no se consigue ropa grande fácilmente.

Y la segunda, estar en tiendas departamentales. Aún no sabemos con cuál de las dos vamos a comenzar, pero esto es lo que viene.

¡Síguelos!

Instagram





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Karen Tinajero comenzó su proyecto La Bralette hace 6 años y el éxito que tiene hoy en día es gracias a su filosofía de escuchar siempre a sus clientas

Ana Garcia
9 noviembre, 2021

Antes de sus 30 años, Alejandra y Viridiana habían lanzado el primer Tequila rosa en México y ahora logran posicionarlo en Estados Unidos

Ana Garcia
2 noviembre, 2021

“Voy al Teatro” es una aplicación creada por Alan Gutiérrez, con el objetivo de promover, divulgar y comercializar las artes escénicas.

Ana Garcia
26 octubre, 2021

RELACIONADOS