TIMOTEO LOZANO MARTÍNEZ

Por

Oriundo de nuestra ciudad, donde nació el 24 de enero de 1900. Realizó sus estudios profesionales en Abogacía, profesión que siempre ejerció con estricta honestidad. Destacó en el Poder Judicial por su reconocida capacidad que le valió ocupar una magistratura y posteriormente la Presidencia del Tribunal de Justicia del Estado de Guanajuato.
    Apenas iniciaba su jubilación en la judicatura, cuando, encontrándose en Cuernavaca, lugar de su nueva residencia, fue llamado por las autoridades de la entidad para que en su carácter de Juez, se hiciera cargo del impactante caso de las “poquianchis”, ya que para resolverlo se requería de un funcionario honesto y capaz.
      Timoteo Lozano también hizo de su vida una entrega absoluta a favor de la educación de los jóvenes en la Escuela Preparatoria de León, ya que en todo momento fue un catedrático cumplido y competente, que sabía hacer estudiar a sus discípulos, no solo por la disciplina que imponía, sino también por sus interesantes disertaciones que motivaban a cualquiera, ya que durante su periodo como docente, que concluyo hasta su jubilación, fue un constante promotor cultural.
     En 1964 fue nombrado Director del Archivo Histórico Municipal de León, en que además de continuar el ordenamiento documental, dio una amplia proyección a la institución, haciéndola trascender a otros países a través del Boletín que inicio el 20 de enero de 1965, estableciéndose también en esa fecha la segunda ceremonia en honor de los fundadores de la ciudad, que se convirtió en tradición y ha venido realizándose interrumpidamente. Ejerció esta responsabilidad hasta 1969.
     En los años sesenta el Maestro Lozano, hombre permanentemente preocupado por el bienestar de los leoneses, gracias a sus promociones de donación de libros casa por casa, le dio a nuestra ciudad una biblioteca pública de la que hasta entonces carecía. Escribió un importante número de artículos periodísticos en publicaciones estudiantiles y culturales en general. Su narrativa destacó en las prestigiadas Estampas Leonesas que durante largo tiempo se publicaron en El Sol de León. Literato por excelencia, fue autor de innumerables poemas líricos y piezas teatrales que llegaron a presentarse en el Teatro Manuel Doblado.
    Don Timoteo Lozano Martínez fue historiador autodidacta y escritor prolífico, pero por su enorme modestia, se desconoce la totalidad de su producción literaria, principalmente las obras líricas y dramáticas.

+DESTACADO