Fernando Marroquín

Por

Apasionado de los carros desde muy chico, Fernando nos platica que siempre fue un niño amante de armar y desarmar carritos, al mismo tiempo que pasaba sus veranos trabajando en talleres como ayudante mecánico, situación que lo que lo llevó a titularse como Ingeniero Mecánico por el Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey.
¿Cómo comenzaste tu carrera en el sector automotriz?
Me gradué en diciembre 2012 y trabajé en CEMEX en Monterrey, sin embargo por invitación del Director General de Grupo Valmur me regresé a trabajar aquí. Comencé como Coordinador Financiero en el corporativo y a los dos meses tomé el reto como Gerente de Seminuevos.
¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?
Lo que más disfruto del área de seminuevos es el dinamismo que tiene y que estoy presente en los tres pasos más importantes: compra, reacondicionamiento y venta. No estoy exclusivamente en alguna marca, al contrario, disfruto dar servicio a todas las agencias del grupo: Honda, Toyota, Chrysler-Dodge-Jeep, Fiat y Mercedes Benz.
¿Cuáles son los beneficios de adquirir un auto seminuevo?
Principalmente son dos: el costo y la depreciación. El hecho de que un carro sea seminuevo implica que puedes adquirir un modelo que te encante sin que éste tenga el costo de un nuevo, además cuando adquieres un auto seminuevo y posteriormente deseas venderlo, éste se depreciará menos que un auto nuevo.
¿Qué es lo más difícil de trabajar en el sector automotriz?
La competencia que existe. En Torreón hay cerca de 25 marcas con las que compites, además de sus distribuidores, lo que busco es tomar lo mejor de cada una para tener la capacidad de replicarlo con los clientes.
    La industria en México ha crecido mucho en los últimos años, somos aproximadamente el octavo productor a nivel mundial de autos, la gente en México es bien trabajadora y la obra de mano es más barata, lo que hace que el país sea un gran lugar para la industria.
Platícanos alguna anécdota relacionada a tu pasión por los automóviles.
Cuando estaba en Monterrey fuimos a ver a Adrián Fernández mi papá, mi hermano y yo; Adrián fue por mucho tiempo el gran exponente del automovilismo en nuestro país. Otro gran recuerdo es haber tenido la oportunidad de asistir al Gran Premio de Austin y es espectacular escuchar el sonido de los motores, es algo único que le pone la piel chinita a cualquier amante de la velocidad. Estando en este tipo de eventos te das cuenta del fanatismo y de los millones de dólares que se llegan a mover en este negocio.
¿Cuál es tu automóvil y piloto predilecto?
Hablando del grupo, me atrae en específico la nueva clase GLE Coupe de Mercedes Benz; aunque siempre he poseído el modelo Honda Accord, le tengo un cariño especial ya que he sufrido dos choques fuertes en ellos y he salido ileso. Mi piloto favorito es Lewis Hamilton.

+DESTACADO