SOFÍA PAPADAKIS

Por

Por Elena Martínez
Apasionada por la repostería, Sofía cumplió el sueño de dedicarse a lo que más disfruta. Corazón Cacao nace hace seis años, produce chocolates de alta calidad utilizando ingredientes naturales, con recetas tradicionales que provienen desde hace cuatro generaciones atrás. Venciendo retos y siendo constante, ha logrado destacar en Guadalajara.
   Antes de comenzar la carrera de Mercadotecnia vivía en Los Cabos, en donde debido al gran turismo emprendió y comenzó vendiendo galletas en la zona hotelera con recetas tradicionales de su familia. Fue ahí cuando descubrió su pasión por la repostería, lo que la llevó a ir perfeccionando su chocolate artesanal.
   El nombre inicial de la marca es Chocolates Finos, la cual sigue operando en Chihuahua bajo el cargo de su abuela. Cuatro generaciones después, al mudarse a Guadalajara en 2011, ella y su papá decidieron renovarla con un diseño y nombre más innovador, creando así Corazón Cacao. Siendo Chocolatier profesional toma la iniciativa de combinar recetas familiares, agregando un concepto diferente a sus creaciones, presentándolas en su negocio y en la escuela donde imparte cursos.
   La dedicación, creatividad y calidad del proceso que hay detrás los distingue. Sofía se considera una artista, ya que el proceso de elaboración de sus productos implica creatividad en sabor, textura y diseño.
   Los servicios que ofrecen van desde la venta de menudeo y mayoreo, hasta la personalización de productos para todo tipo de eventos, lo que ha sido de gran ayuda para darse a conocer de manera significativa.
   Para ella, la clave de inspiración es la pasión por su trabajo y disfrutar cada paso que conlleva la fabricación de sus postres.
   Además de su exquisito sabor, el chocolate llega a tener distintos beneficios para el corazón y la liberación de endorfinas, el problema es que muchos productos del mercado no son hechos de cacao natural, por lo que recomienda revisar la calidad de los ingredientes que contienen en el etiquetado.
   Su trayectoria profesional la describe como una montaña rusa, debido a que se enfrentó desde los 17 años con retos y desafíos, como los altos costos de venta y las pérdidas en temporadas de bajo consumo.
   Pocos meses después de emprender en la ciudad de Guadalajara, cerró su primer local comercial debido a los grandes costos de renta, situación que aprovechó para darse un tiempo, viajando a España para vivir ahí una temporada y aprender nuevas técnicas.
   Actualmente se encuentra en una etapa de bastante crecimiento, y está enfocada en producir utilizando recursos mexicanos con el fin de promover y apoyar el consumo local.
   Como planes a futuro, pretende seguir dando a conocer la marca mediante diferentes estrategias y medios, comenzar con la venta en línea y abrir una nueva sucursal.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO