Valeria y Jaime Martínez

Por

Dos hermanos laguneros; Valeria y Jaime Martínez originarios de la ciudad de Goméz Palacio, Durango, nos platican cómo fue que comenzó el proyecto de la producción de una bebida ancestral y de origen artesanal:
Sotol Chonteco
ORIGEN
Jaime: Todo empezó desde mis abuelos, todos los días se tomaban una copita de sotol en las noches, mis papas siguieron esa tradición, además que dicen que es una bebida que te ayuda a controlar el colesterol y de ahí le fuimos agarrando el gusto. Mi mamá empezó a hacer unos curados de membrillo y coco, y entre la familia y amigos se empezaron hacer los pedidos, y de ahí fue que se nos ocurrió la idea de hacer una marca y ya empezar a comercializarlo.
Valeria: Quisimos aprovechar la brecha que se abrió en el mercado de los destilados en la región, primero el tequila, luego el mezcal, entonces nosotros nos quisimos enfocar en el sotol, además de la fuerte tradición familiar que ya tenemos quisimos impulsar este negocio con los diferentes estilos que manejamos.
CHONTECO
J: Es un cerro en Rodeo, Durango, de donde es originaria nuestra familia. Se dice que ahí vivía un indio, y todo el pueblo así lo conocía, como el indio Chonteco, y quisimos adoptar ese mismo nombre para nuestra marca.
BACKGROUND
V: Estaba trabajando en una empresa local, la verdad me gusta mucho lo que estaba haciendo, pero también le veo mucho futuro a lo que es este proyecto familiar, y le estamos apostando todo a Chonteco.
J: Vendemos material de construcción en una ferretería y también estoy sembrando tomate, pero la demanda nos ha ido exigiendo cada vez más, entonces empezamos a necesitar ayuda de Valeria por eso fue que le dijimos que ya se metiera de lleno en esto.
FUNCIONES
J: Nuestros padres nos ayudan con toda la producción, Valeria y yo de la comercialización, Valeria se encarga un poquito más de la mercadotecnia, publicidad, de atender a los clientes y yo le ayudo más con los números.
OPINIÓN
El producto tiene ya alrededor de 3 años, teníamos otra imagen que era un poco más rústica que llevaba más tiempo de elaboración y nos dimos cuenta que si la idea es crecer tenemos que mejorar en todos los aspectos. Entonces nos encontramos con Karla Garza, quien nos ayudó con la nueva imagen de Chonteco y nos gustó tanto, al igual que a nuestros clientes. Es algo con lo que nos hemos topado mucho, mucha gente piensa que el sotol es algo corriente, cuando al contrario, la planta es totalmente silvestre, no lleva ningún químico, lleva su tiempo de elaboración y ya al tener terminado el producto cuando la gente lo prueba se sorprende porque esperaban algo fuerte, algo amargo y no, es una bebida ligera algo dulce.
INSPIRACIÓN
J: Mi papá y mi abuelo, ellos me enseñaron el trabajo, yo creo ha sido la mejor enseñanza que he tenido.
V: La familia, para donde quieras ver, todos nos han enseñado el buen camino mediante el trabajo honesto.  Mi mamá también ha sido parte fundamental con su empuje y creatividad.
QUÉ SIGUE
Ahorita estamos con una casa distribuidora de destilados en México, ya estamos por mandarles nuestro producto para incrementar nuestras ventas,  al igual que muchos otros clientes que se han interesado cada vez más a tal punto de ya querer exportar hacía España y pues seguir dando a conocer la marca.

+DESTACADO