Chumel Torres

Por

Tuvimos el honor de entrevistar a uno de los twitteros más influyentes de nuestro país, Ingeniero Mecánico como profesión, creador de El pulso de la República y con un humor muy interesante: Chumel Torres
¿Quién es Chumel Torres?
Ingeniero de Chihuahua (trabajé siete años allá), ahora escribo El Pulso de la República después de pasar por infinidad de trabajos en el DF.
¿Qué es lo que sientes al ser uno de los twitteros más influyentes del país?
Nada (ríe). Hay veces en las que sí sientes cierta responsabilidad discursiva, pero por lo general solo trato de ser yo mismo en todas partes, siento que es lo más correcto para hacer. Dejar que “se te suba a la cabeza” es un error, esto es muy efímero, hay que plantarse bien en lo que se tiene, eso creo.
¿Qué sentiste cuando empezaste a ganar impacto con la gente a través del aumento de tus seguidores en twitter?
Fue raro, al principio no me había dado cuenta, luego ya con gente que te reconoce en la calle o que te invitan a ondas sociales y te presentan como influencer, eso es raro. A mí me da poquilla risa, porque según yo sigo siendo el mismo, nada ha cambiado mucho, al menos en mi personalidad.
 
¿Qué te llevó a la Ciudad de México?
Desde que vine por primera vez dije “quiero vivir aquí”, empecé viniendo casi cada mes, haciendo trabajos freelance escribiendo cosas de comedia mientras estaba en la maquila. Eso estaba padre, hasta que me decidí, agarré todo y me vine para acá a trabajar en un periódico, pronto lo dejé y me enfoqué en El Pulso.
¿Cómo inició la idea de El pulso de la República y cuál fue el proceso de desarrollo?
Lo imaginé cuando escribía para ADN Político, le platiqué a mis editores y les encantó la idea, estando en Chihuahua escribía guiones semanalmente que grababa con mi teléfono. No para que salieran al aire sino para perfeccionar lo que quería hacer, fue cuando en CNN se tardaron mucho en producirlo y como soy muy desesperado, dije ¡Ya! lo hago yo solo  y ¡BAM! lo saqué en YouTube.
¿Cuáles fueron los retos más grandes que tuviste que superar siendo  Blogger?
No muchas. La verdad es que teníamos mucha confianza en nuestro contenido, le echamos mucho amor al guión que escribimos, en ese sentido no tiene por qué irte mal.
¿Qué sigue para Chumel? ¿Cómo te ves en cinco años?
Definitivamente haciendo El Pulso De La República, tengo en mente otros dos proyectos aparte que quiero hacer crecer y que siento que van a estar muy padres, pero si me preguntas en un plan más ambicioso, quiero ser el Seth McFarlane mexicano (ríe). Sueño guajiro ¡pero qué tiene!
¿Alguna vez te imaginaste que llegarías a ser uno de los líderes de opinión más importantes de las redes sociales?
“Nunquísima” (ríe). Twitter, YouTube, etcétera, son redes importantes pero siento que lo es más la comunicación que generan, hacen más sencillo concretar proyectos, conocer personas y llevarlas a cabo, eso es lo chido de las redes en realidad.
¿Qué se siente entrevistar a Denise Dresser?
Miedo total. Es muy inteligente y lo sabe. Ese es justo su encanto, es una dama, cuando te habla lo hace sin titubear, tiene las ideas muy claras, por eso es complicado para uno. Cuando conversas con alguien, por lo general hay que explorar primero el tema y luego te va a decir qué piensa, ella no, ella te lo dice a la primera, como si lo hubiera pensado antes que tú lo que le vas a preguntar.

Alguna anécdota que te haya marcado dentro de tu carrera que nos quieras compartir.
Va a ser una tontería, pero eso fue: Ver a Ponchito (Andrés Bustamante) entrevistar al Subcomandante Marcos. ¿Por qué? Por el contexto histórico de las comunicaciones del país, piensa, vienes de un Marcos que rechazaba entrevistas de Lolita de la Vega, Jacobo Zabludovsky, Javier Alatorre, Ricardo Rocha, etc. A todos los mandaba a la goma, pero cuando le dijeron “Ponchito” dijo “él me cae bien”. Y eso fue, está en YouTube, son 12 minutos de una entrevista que para mí redireccionó mi manera de ver el mundo, la gente cede ante lo que le cae bien, ante lo que le habla a los ojos, por eso me decidí a hacer el Pulso, porque yo también quiero un día inspirar a alguien con mi trabajo. Es eso.

Sigue a Chumel en @ChumelTorres

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO