Alejandra Vargas

Por

Con una visión clara sobre su objetivo de vida y la firme convicción de crear una sociedad más equitativa, Alejandra Vargas ha sabido ganarse un lugar entre los hombres empresarios cuando en 2016 tomó protesta de su cargo como presidenta de la Comisión de Empresarios Jóvenes de Coparmex Jalisco marcando un precedente para la institución y para la sociedad, ya que fue la primera presidenta mujer. A partir de allí su lucha por la equidad de género no se ha detenido, dando conferencias sobre el tema e investigando. Su faceta filantrópica se desarrolla a través de la fundación Pupilo, que inició hace tres años y exaltará su faceta de liderazgo, que próximamente buscará desarrollar en el Congreso Local del Estado de Jalisco, de la mano del grupo Wikipolítica y Pedro Kumamoto.
   Vargas estudió ingeniería Industrial pero tenía un proyecto de vida que iba más allá. Un día se acercó a Coparmex y preguntó qué podía hacer allí; así, simplemente se ofreció. De la mano con esa “oferta” creó por su cuenta la fundación Pupilo, un proyecto que hoy sigue vigente y que se trata de ofrecer a jóvenes de escasos recursos, de entre 15 y 18 años, la posibilidad de desarrollar habilidades de liderazgo y conectarse con grandes empresarios. Ya van por la tercera generación de jóvenes que se gradúan en este mes.
   Cuando le dijeron que tenía el perfil para ser presidenta no se lo creyó. “Yo creo que por ser mujer nunca me imaginé ser el perfil, lo veía como algo inalcanzable, porque yo ni lo pensaba y no se me ocurría que podía aspirar a eso. Me puse a investigar en perspectivas de género y hoy tengo una conferencia de equidad de género”. Comenta, además, que hoy es mínimo el porcentaje de mujeres que son directoras de empresas a nivel internacional. “Yo creo que de los 500 empresarios más importantes solo el 3% son mujeres”. Tan solo en el consejo de Coparmex Jalisco, del que forma parte actualmente, son entre 70-80 consejeros y solo cinco son mujeres.
   “Creo que uno de los principales retos fue conquistarme a mí misma, saberme capaz, valiente, poder tomar la posición con valentía, con coraje. Echarle todas las ganas, creérmela y a hacer una buena representación del cargo. En términos de equidad de género necesitamos construir juntos hombres y mujeres. Si José Medina Mora -entonces presidente de Coparmex Jalisco- no hubiera tenido la visión de que una mujer tomara el liderazgo del grupo empresarial, no por un tema de ser mujer sino porque tenía la capacidad y el talento, yo no hubiera tenido esa posibilidad. Como empresaria creo que es un tema de la capacidad de la mujer y el talento, no es un tema de cuota de género. Me apasiona muchísimo poder ser empresaria y demostrar que hombres y mujeres tenemos las mismas capacidades y que cuando trabajamos de la mano logramos más cosas”.

Suscribete a nuestro

NEWSLETTER

+DESTACADO