El catalizador de la vida

El catalizador de la vida

PLAYERS of life
20 febrero, 2018

Por Carlos A. Esparza  Deister

En el transcurso de la vida algo o alguien influye de manera decisiva, convirtiéndose en  un impulsor importante para el desarrollo personal o profesional. Destacados personajes tuvieron la fortuna de encontrar ese valioso catalizador, por eso hoy queremos compartirte la historia de cinco de ellos.

  1. Silvester Stallone

En 1975, el incipiente actor Silvester Stallone fue testigo de una pelea boxística sangrienta entre el célebre Muhammad Ali, y el desconocido Chuck Wepner. Ali era el gran favorito para noquear en los primeros rounds, pero sorpresivamente Wepner fue un feroz adversario e incluso en el noveno episodio lo derribó; sin embargo, en el último round Ali realizó un tremendo esfuerzo y lo noqueó. Wepner perdió, pero se ganó a la afición por la combatividad mostrada. Stallone, salió conmovido de la arena, y luego de platicar con Chuck, éste lo inspiró para crear a Rocky Balboa. Posteriormente, ya con el guión bajo el brazo, lo ofreció a varias productoras cinematográficas; solo una se interesó, pero pidió otro actor como protagonista, pues Sylvester era un completo desconocido. Stallone los condicionó: si él no era Rocky, no habría filmación. Después de varias negociaciones aceptaron, y la película se realizó en 28 días, estrenándose en 1976. Consiguió 10 nominaciones al Oscar, ganando tres (Mejor Película, Mejor Director y Mejor Montaje). Actualmente, como es sabido, Rocky es una exitosa saga de películas que le han redituado fama y millones de dólares; curiosamente el catalizador de este éxito fue un pugilista perdedor.

  1. Cuauhtémoc Blanco

Durante su carrera, este polémico futbolista fue admirado por su técnica e inteligencia mostradas en el terreno de juego, y hasta por su controvertida personalidad. Pero antes de ser considerado un ídolo, fue menospreciado. Le veían pocas cualidades, pero tuvo la fortuna de encontrarse con Ángel González, quien lo impulsó y motivó porque estaba convencido del talento que tenía. ¿Qué hubiese sido de Blanco sin el apoyo de González?

  1. Arnold Schwarzenegger

El originario de Austria fue descubierto por Joe Weider, el llamado padre del fisicoculturismo moderno. Joe, impresionado por su increíble genética corporal, lo llevó en 1968 a Estados Unidos para entrenarlo, convirtiéndose en su tutor. Arnold solo tenía 21 años pero comenzó a ganar un sinnúmero de competiciones, logrando ser el icono del culturismo mundial. Luego dio el salto al cine, convirtiéndose por muchos años en el máximo héroe de acción. Más tarde, lo inimaginable, entró a la política ganando la gubernatura de California, después, logró reelegirse, permaneciendo ocho años como mandatario. Claro, todo esto lo logró por su mentalidad triunfadora, pero también gracias al hombre que lo trajo al continente americano, Joe Weider.

  1. Pedro Infante

El máximo ídolo del cine mexicano, y cuyas películas siguen teniendo audiencia, es recordado con cariño por chicos y grandes aun cuando murió hace 61 años. También él tuvo un impulsor, el director Ismael Rodríguez, quien lo catapultó a la fama eterna.

  1. Juan Rulfo

El gran escritor Juan Rulfo, encumbrado con solo dos libros publicados (Pedro Páramo y El llano en llamas), “confesó” en una ocasión ante alumnos de la Universidad Central de Venezuela, que ya no realizaba cuentos o novelas porque su tío Celerino había muerto y era  él quien le platicaba todas las historias que escribía. Aunque el tío  Celerino existió, no se sabe si en realidad esto es verdad, quizás sí, fue su catalizador perfecto para crear extraordinarios relatos.

Ese catalizador tarde o temprano llega, de manera deliberada o circunstancial. Si aún no se presenta en tu vida esa persona que te impulse, tú tienes la capacidad de hacerla surgir desde su interior, puede ser en forma del tío Celerino o hasta de Rocky Balboa.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

RELACIONADOS