Miguel Ruíz

Miguel Ruíz

THE START UP GUY

Benito Arguijo
1 marzo, 2017

Empresario lagunero distinguido por la innovación en la región, Miguel Ruiz nos platica su historia detrás de Grupo Milex, un grupo de empresas que comenzó en 1999 comercializando insumos industriales. Hoy en día cuenta con cuatro empresas en las áreas de fabricación, logística, distribución y comercialización de sus productos. Egresado de la carrera de Ingeniería Industrial y de Sistemas por el Tecnológico de Monterrey, Campus Laguna, Miguel no olvida las dificultades que tuvo que sortear en sus inicios como emprendedor, y que marcaron para siempre su interés por el emprendimiento, por lo que nos comparte su experiencia en Angel Ventures, una firma de Venture Capital, con sede en la Ciudad de México, que busca el desarrollo de startups, enlazando grandes ideas con capital.

 

 

 

“Me gradué en medio de los efectos de la crisis de 1994, efectos mundiales, no había trabajo, los recortes en las empresas eran masivos, vivíamos una situación complicada en la región, por lo que los chavos de mi edad que no contábamos con negocio familiar tuvimos que vivir momentos difíciles para ingresar al mercado laboral”. Su primera oportunidad laboral fue en Tiendas J.V., en el área de Recursos Humanos y posteriormente en el área de Proyectos, encargado de la apertura de tiendas, dejándolas listas para su operación; tres años después se integró a trabajar en Tormex Industrias, donde se desempeñó en el área de proyectos y construcción. Finalmente trabajó como supervisor de ventas de Grupo Modelo, supervisando las ventas de cerveza en las regiones de Coahuila y después Durango, lo que significó su último cargo antes emprender su propio negocio en noviembre de 1999.
    “Siempre tuve deseos de emprender, pero no tenía ni las herramientas ni el apoyo necesario, sin embargo, pude hacerlo realidad con los inicios de Novapak en 1999, posteriormente nos integramos con fábricas como Fortipack, Excel Foam e InterFilms, fabricando y distribuyendo productos plásticos y celulósicos para la industria”. Miguel comenta que desde muy pequeño intentó emprender, en la primaria boleó zapatos, durante la secundaria vendió cintos que compraba en León, Guanajuato, y más delante comercializó herrajes eléctricos en las ferreterías locales. Hoy, Grupo Milex cuenta con fábricas en Torreón y en San Pedro, Coahuila, y cuenta con oficinas de ventas en Chihuahua, Ciudad Juárez, Monterrey, Saltillo, Durango, Querétaro y Torreón.
    Su pasión y respeto por la actividad emprendedora lo llevó con los años a participar como miembro del comité técnico de evaluación del sector retail para Angel Ventures, un fondo de inversión que promueve el emprendimiento en México y Latinoamérica. Junto a un equipo conformado por ejecutivos y directivos de alto nivel en empresas nacionales e internacionales con sede en nuestro país, Miguel evalúa los proyectos de jóvenes empresarios en busca de financiamiento. “Nos toca evaluar técnicamente las ideas de los jóvenes, y no tan jóvenes, que buscan emprender un negocio de alto potencial tomando como marco los beneficios de la Alianza del Pacífico, es una actividad muy gratificante ya que me mantiene abierto a nuevas tendencias, ideas frescas y en constante convivencia con personas que poseen una visión diferente del panorama ejecutivo”.
    En su momento Miguel intentó atraer el proyecto a Torreón, crear una plataforma sólida que apoyara a los emprendedores, sin embargo considera que el momento no fue el idóneo. A través de juntas con directivos y fundadores de Angel Ventures recibió la invitación como participante en varios de sus eventos, hasta lograr formar parte de este valioso comité. “Siempre he pensado en todas las valiosas ideas que pudieron cambiar la historia de una familia, una región o hasta el mundo, pero que no se hicieron realidad porque el emprendedor terminó desgastado y desmotivado ante la falta de guía y apoyo, yo mismo estuve a punto de ser una de esas historias, por eso estoy convencido de participar como medio para eliminar las barreras de la gente con este genuino interés”.
DE EMPRESARIO A ‘STARTUP’
Miguel, una recomendación para los emprendedores.
Buscar inmiscuirse en ambientes empresariales y creativos. Si alguien cuenta con una buena idea, acérquese a quien considere que pueda ayudarle a evaluarla y otorgarle retroalimentación. Hay que tener presente que pueden existir muchos reveses, sin embargo con una adecuada preparación y asesoría, el financiamiento se consigue fácilmente. Un buen proyecto paga una tasa de interés sin problema. No permitir que los comentarios de terceros, e inclusive las críticas, disminuyan el ánimo. Un punto importante es que el emprendedor tiene que entender que va a ser el chico diferente de sus amigos, el que no sale por quedarse investigando o estudiando, el que no puede salir de viaje por ahorrar para fabricar su producto, prototipo o página web, aprovechen ese perfil y con el tiempo llegarán las gratificaciones y reconocimientos. Recordemos que solamente en el diccionario el éxito está antes que el sacrificio.
¿En qué sector vislumbras mayor campo de acción para los jóvenes en México?
Buen desarrollo en el uso de la tecnología en aplicaciones comunes, la mejora de procesos de la cadena de suministros, veo oportunidades en el sector salud, también en la fabricación y comercialización de productos inspiracionales y sustentables, la fabricación de productos que contengan innovación y desarrollo. No todo es
comprar para vender, hay que buscar el desarrollo de un producto o servicio, que la gente busque el servicio sin ofrecerlo siquiera, visualizar qué es lo que hace falta, en realidad hay muchas opciones, pero hay que invertirle tiempo al proyecto.
El camino al éxito no ha sido fácil, ¿qué valores han definido tu carrera empresarial?
Congruencia con mis acciones y compromiso con mi labor, es importante reflejar lo que dices ser.  También originalidad, inspirar siempre el uso del sentido común responsable en las decisiones, menos análisis y más acción. Carácter, el mantenerse firmes en su decisión sin importar el miedo al qué dirán o que pasará, hay que atreverse. Responsabilidad social en el sentido de hacerte responsable por las personas y condiciones a tu alrededor y exigir responsabilidad de regreso hacia ti.
¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me gusta el ejercicio y las actividades al aire libre, tengo gusto por la arquitectura como hobby, me gusta ver, imaginar y diseñar casas, pienso en proyectos arquitectónicos a futuro, ya sea para cuestiones industriales o personales. Mi papá y hermano son arquitectos, quizá la influencia llega por ahí. Otro gusto adquirido son los coches antiguos, tengo un par de coches de ese tipo y ojalá con los años crezca la colección.

“Quiero agradecer a las personas con quienes trabajo diariamente, estoy contento por el equipo que hemos formado, todos muy comprometidos, porque han encontrado en este proyecto un sentido a su labor profesional, venir a trabajar con ellos es algo que me llena de orgullo y satisfacción. Quisiera reconocer su compañía a cada uno de ellos en este proyecto”.

 





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

El reto de la inclusión

Benito Arguijo
20 marzo, 2018

The landscape artist

Benito Arguijo
1 marzo, 2018

There will be shots

Benito Arguijo
1 marzo, 2018

RELACIONADOS