Sebastián Ordaz y Mauricio Giacomán

Sebastián Ordaz y Mauricio Giacomán

Una buena mancuerna haciendo de la gastronomía un negocio exitoso

Yovanna García
21 febrero, 2019

Dos socios unieron sus talentos y su pasión por la gastronomía para crear innovadores conceptos en la región. La Ensenadita, El Rey  y Jhon Jhon’s Burgers son tres establecimientos creados por Sebastián Ordaz y Mauricio Giacomán, quienes desde ya hace tres años se enfocan en conquistar a los laguneros con platillos deliciosos, sabores únicos  y un gran servicio. A pesar de que ha sido difícil por el mercado de la región, los dos jóvenes se dedican a esto con paciencia, haciendo una mancuerna sin igual y superando las dificultades que el camino les va poniendo.

Sebastián y Mauricio fueron socios en Santo Diablo Bistro y a partir de ese momento descubrieron que podían trabajar muy bien en equipo y trasladar sus sueños a proyectos exitosos. Con el sazón de Sebastián, quien estudió gastronomía, y la mente estratégica de Mauricio, abogado, combinaron sus talentos e idearon otras opciones culinarias que pudieran satisfacer el gusto de los laguneros.

“Hicimos amistad y se dio la oportunidad de poner el primer foodtruck, el cual por cuestiones ajenas a nosotros tuvimos que cerrar. Pero se nos quedó la espinita de tener un proyecto como este, así que decidimos vender tacos de barbacoa, porque después de vivir en Guadalajara quería hacer algo como allá, con la opción de elegir tacos blanditos, medios o dorados”, nos comenta Sebastián.

Así nació El Rey, su primer foodtruck que ofrece barbacoa con un estilo muy diferente, pues es adobada y va en tacos con varias opciones. Ubicada en la calle Juárez, a la altura del Estadio Revolución, este lugar ha representado un gran reto para Sebastián y Mauricio, quienes consideran que es difícil que el lagunero salga de su monotonía de desayunar lo mismo todos los días.

 

 

“La gente de Torreón somos muy complicados, no nos gustan los cambios. Cambiar las costumbres ha sido muy difícil, pero poco a poco hemos puesto nuestra semillita para que se acepten negocios diferentes e innovadores”.

Fue a través de platillos muy peculiares como lograron ganarse la confianza de sus comensales, como es el caso del taco de pulpo con chicharrón, un platillo diseñado por Sebastián y usado en el segundo establecimiento que crearon: La Ensenadita.

“La Ensenadita es nuestro servicio de catering, donde atendemos todo tipo de eventos. Ofrecemos tres productos esenciales: taco tipo ensenada que va capeado, tostada de ceviche con mango y el taco de chicharrón prensado con pulpo”.

El diseño original con La Ensenadita era de un foodtruck, pero es un tema que aún no está tan regularizado en Torreón, por lo que los dos emprendedores cambiaron el concepto de negocio para enfocarla únicamente en eventos. Tiempo después armaron Jhon Jhon’s Burgers, un proyecto que nace de la mezcla de varias ideas, y que encierra en un mismo lugar hamburguesas y malteadas.

 

 

“Buscamos diferenciar este negocio al tratarse de productos completamente laguneros, la carne es de la región y el pan nos lo hacen; es el sello de la casa. Además tenemos la opción de un postre que yo no he visto en la ciudad: fried Oreos. Queremos consentir a nuestros comensales, que se sientan bien atendidos y que disfruten de cada platillo, eso es lo que nos llevará a tener éxito en nuestros negocios”, afirma Sebastián.

Pero también ha sido el trabajo en equipo lo que los ha llevado a triunfar, pues aseguran que ha sido esto lo que les ha permitido seguir creciendo. El apoyo entre los dos es algo característico, y han consolidado una mancuerna que les permite tener una misma meta y  trabajar por ella.

“Los dos vamos de la mano en todo: cocina, administración, proveedores… Siempre vamos parejos en la chamba. La clave es eso, que cada quien tenga las mismas responsabilidades y tengamos en mente el mismo camino, porque tener un negocio es algo muy demandante y hay que estar en comunicación con tu socio, para que el proyecto avance”, comenta Mauricio.

A través de este trabajo constante buscan diferenciarse en un mercado tan competitivo como lo es Torreón, donde el negocio de los restaurantes ha tenido un boom en los últimos años. Ellos creen que es a través de un buen servicio como generan un vínculo cliente – restaurante, llegando de esta manera a establecerse en el medio. Ambos disfrutan tanto lo que hacen que ha resultado muy sencillo trabajar en esto, y a futuro pretenden seguir expandiéndose, no solo en la parte de comida, sino también como proveedores. Para llegar a cumplir todos sus objetivos, piensan que no hay más que paciencia, como nos lo comenta Mauricio.

“La recomendación es que no se cansen, que tengan mucha paciencia. Hay un boom de restauranteros en Torreón, y eso hace difícil consolidarse. Mucha gente piensa que al tener un restaurante habrá un retorno de inversión a los pocos meses, pero no, se tiene que dedicar mucha pasión y tiempo”.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

En esta edición especial de mayo te presentamos 5 perfiles diferentes de …

Benito Arguijo
30 abril, 2019

Zanya Pérez es una emprendedora lagunera que ha maravillado con sus productos con diseños hechos a mano

Edgar Isaac Llanas Gallardo
27 abril, 2019

Sofía, mejor conocida como Alcachofa, es una lagunera que decidió seguir sus …

Edgar Isaac Llanas Gallardo
17 abril, 2019

RELACIONADOS