Pau Giacomán y Regina Negrete

Pau Giacomán y Regina Negrete

Las mentes creativas que están revolucionado el mundo de la moda

Yovanna García
22 noviembre, 2018

Con tan solo 22 años de edad Paulina y Regina han logrado consolidar una idea de negocio que surgió hace un año y que se ha posicionado rápidamente en el gusto de decenas de mujeres. Feminist es un proyecto de moda a través del cual estas dos laguneras generan espectaculares diseños en chamarras, ofreciéndoles un toque distinto y realizando colecciones para todos los gustos. La idea surgió ante la falta de opciones únicas y diferentes de esta prenda de vestir, por lo que las chicas no dudaron en abrirse paso, crear sus propios diseños y establecer su propio negocio. 

El nombre de Feminist lo idearon entre las dos tras una lluvia de ideas. Al principio pensaron en nombrar el negocio con sus iniciales, pero identificaron que no sería fácil de recordar, por ello buscaron una palabra que englobara lo que la marca representa para ellas.

“Nuestro producto es para puras niñas, son chamarras muy femeninas y tenemos una marca con un mercado muy definido, por lo que la elección del nombre simplemente se dio; pero no descartamos el crear colecciones para hombres.

 

 

Estudiantes de arquitectura en el Tec de Monterrey, estas dos emprendedoras dedican sus tiempos libres a potencializar el negocio. Las dos tienen asignadas tareas muy específicas, que van desde la elección de los materiales con los que trabajarán, hasta comercializar las chamarras ya listas en plataformas como las redes sociales y bazares. De hecho, fue en uno de estos eventos en donde se encontraron con su primer reto como empresa: el poder contar con las prendas suficientes para satisfacer al mercado.

“El primer bazar al que acudimos fue al de Lady Multitask aquí en Torreón, ahí nos encontramos a la organizadora de este evento pero en Guadalajara, quien nos invitó a participar allá. Tuvimos muchas dudas de si acudir o no, porque no teníamos chamarras, pero al final decidimos sí hacerlo y aventarnos. Sacamos 50 chamarras en una semana y sin tener idea de a qué nos enfrentábamos, nos fuimos”.

 

 

El resultado de esto fue muy satisfactorio para ambas. A pesar de no contar con un stand armado, encontraron la forma de crear algo  con tablas de madera y otros elementos. La respuesta del público fue única, y las chamarras se acabaron rápidamente. A su regreso, se dieron cuenta de que trabajando juntas podrían superar cualquier reto que se les pusiera enfrente y fue así como decidieron lanzar una nueva colección.

“Quisimos hacer algo diferente y le hablamos a Kuizon para hacer una colaboración con él. Fue nuestra primera colaboración con un artista porque sí, lo de los remaches nos encantó, pero quisimos empezar de cero, hacer algo completamente nuevo. Intentamos hacer trajes de baño, pero nos divertíamos más con las chamarras y por eso optamos por continuar con este concepto, apoyadas ahora de un artista como Kuizon quien decorara las chamarras pintándolas a mano”.

A partir de este proyecto fue cuando tomaron la decisión de crear colecciones. Cada una contará con máximo 20 chamarras diferentes y aproximadamente cada mes tendrán una nueva. El concepto irá variando de acuerdo a lo que esté en tendencia y lo que salga de compartir sus diferentes ideas.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

La construcción de una gran empresa

Benito Arguijo
1 marzo, 2019

Detrás de una película, una serie o una canción se encuentra el …

PLAYERS of life
22 febrero, 2019

Una buena mancuerna haciendo de la gastronomía un negocio exitoso

Yovanna García
21 febrero, 2019

RELACIONADOS