Lorena Valdés

Lorena Valdés

Sin miedo a la adversidad

Benito Arguijo
1 octubre, 2018

Experiencias inolvidables, retos superados y logros que jamás imaginó conseguir son algunas de las sensaciones que nuestra deportista del mes ha logrado a lo largo de su carrera deportiva. Triatleta por convicción propia, Valdes Segura practica este deporte junto a su esposo, a quien considera fiel compañero en este apasionante trayecto en el que ha puesto todo su empeño para lograr los objetivos deseados. Ya sea nadar, correr o rodar en bicicleta, la pasión por el deporte surgió con un simple regalo de un hermano que le cambiaría la vida: una bicicleta.

Con el objetivo de lograr un bienestar físico y emocional, Lorena se prepara para cada competencia en ambos aspectos. “Físicamente corro, nado y ruedo, entreno una hora y  media diaria por 6 días, los domingos llego a entrenar hasta 4 horas; mi entrenamiento se realiza con base a mi frecuencia cardiaca y es mi entrenador quien me da la rutina. Por otra parte, realizo un entrenamiento silencioso, que consiste en llevar una alimentación e hidratación correcta, ambas muy importantes para lograr un óptimo rendimiento”.

A lo largo de su carrera como deportista ha tenido retos importantes de los cuales se lleva grandes enseñanzas, uno de ellos fue previo al Medio Ironman de Monterrey en donde sufrió un accidente entrenando en la bicicleta, “Me estrellé en un camión y me fracturé la muñeca derecha, por lo que requerí cirugía y una prótesis interna, además de esguinzarme el cuello”. La recuperación del accidente, ocurrido en 2015, tardó 8 meses, y es gracias a su tenacidad que logró subirse de nuevo a una bicicleta, convirtiendo cada uno de sus retos en momentos mayúsculos dentro de su carrera como deportista.

 

 

Gracias a su esfuerzo conoció el verdadero significado de la palabra resiliencia, y es que el haber caído y haberse vuelto a levantar la ha hecho fuerte en carácter y personalidad; sin embargo, nos comenta que la gran emoción de volver a practicar la actividad que tanto disfruta fue la que la ayudó a salir adelante.

Un año más tarde logró realizar el Medio Ironman de Monterrey, sácandose una espinita clavada y sintiendo una gran satisfacción, ya que como ella comenta “Después de estar en el suelo, estaba cruzando una meta”.

Este 2018, volvió a competir y logró clasificarse para el mundial de medio Ironman que se realiza en Sudáfrica, en el cual tomó parte junto a su esposo. La experiencia, como ya lo esperaba, fue inolvidable y sin duda será una historia digna de contar a sus nietos. Agrega que, además de su preparación y esfuerzo, su familia ha jugado un rol importantísimo motivándola para salir adelante.

Después de haber aprendido a dejar la soberbia y el ego de lado, Lorena nos comenta que lo hermoso del deporte son las distintas emociones por las que un deportista se enfrenta en una competencia, desde la felicidad extrema hasta la tristeza inconsolable, pasando por adrenalina y nervio. De ahí que el estar motivado y mentalmente fuerte sea tan importante en un deportista, por lo que para ella compartir con su familia cada logro se ha convertido en una satisfacción personal muy grande.

Finalmente, aconseja a nuestros lectores que realicen algún tipo de actividad física, puesto que el deporte siempre traerá consigo grandes beneficios y satisfacciones tanto en lo físico como en lo emocional.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Seguramente te estarás preguntando, ¿cómo que helados con alcohol si este tiene …

Edgar Isaac Llanas Gallardo
24 mayo, 2019

Imagina esto: llegas a una de las empresas más grandes del país, …

Edgar Isaac Llanas Gallardo
17 mayo, 2019

De reconocida carrera, la artista lagunera comenzó a mostrar inclinación al arte …

Benito Arguijo
16 mayo, 2019

RELACIONADOS