Innovadores y arriesgados los 13 años del Museo Arocena

Innovadores y arriesgados los 13 años del Museo Arocena

Rompieron el paradigma de que los museos son sitios fríos y aburridos. Más que exposiciones han logrado ser inclusivos y participativos.

Dafne Cepeda
17 septiembre, 2019

Adriana Gallegos, Maribel Fernández y Carlos Sáenz son los tres pilares del Museo Arocena bajo el liderazgo de Rosario Ramos un recinto adolescente, pues cumplió 13 años el mes pasado y ya se convirtió en un gran Centro Cultural.

Coinciden en haber logrado la misión puesta desde el primer día: crear comunidad, esa que buscaba un sitio más allá de una sala de exposiciones, deseosa de compartir inquietudes, aficiones y pasatiempos, de debatir y ansiosa por aprender, tener un día para salir de la rutina con algún taller o lista para presumir un nuevo sitio en la ciudad.

Los tiempos complicados de inseguridad no fueron motivo para cerrar, solo ajustaron los horarios de las inauguraciones al estar en pleno centro y en el paso obligado de la policía federal hospedada enfrente de ellos.

Carlos Sáenz, Mariber Fernández, Rosario Ramos y Adriana Gallegos. Fotos: Abril Castro.

“En medio el caos éramos un lugar tranquilo y pacífico”, resalta Adriana Gallegos, Curadora.

Sólo cerraron una vez cuando se presentó el virus de la Influenza y por instrucción de la SEP se impidió el acceso, de ahí los días son de mucha actividad, la agenda siempre tiene algo que ofrecer, no es excesivo porque cada persona busca algo diferente y el abanico de público es para todos: desde el niño hasta adultos mayores, reitera Adriana.

En ese acelere se dieron cuenta que el público no solo va a ver sino a dialogar, emprendieron entonces los talleres muchos de ellos con los mismos artistas, clínicas de fotografía, charlas en la biblioteca de un tema o autor, área que ya no solo es de investigación, sino de archivo y lectura.

Los ciclos de cine son uno de los consentidos y consolidados, ha habido talleres y muestras grandes, lo mismo con la danza y teatro, abarcando prácticamente todas las disciplinas, acompañadas no solo de expertos locales y foráneos sino de tecnología e innovación, esa que les permitió conectar con los laguneros.

El Museo Arocena marcó la pauta para tener más arraigada la historia local por medio de la comida, la bebida, la historia de las cantinas, la arquitectura, entre otros temas.

“Cualquier tema bien tratado, bien investigado es interesante, siente bien sustentado en su metodología”, resaltan y en ese camino siguen, ya están en el radar ahora sigue la labor de mantenerse.

Más allá del Museo

  • En 2010 abrió la Casa Histórica Arocena expone la arquitectura del inmueble y mobiliario, junto con obras de arte y objetos decorativos de la Colección Arocena.
  • En 2012 abrió el Edificio Russek para exhibiciones temporales, cursos y conferencias.
  • Para mantener cautivo al público las exposiciones cuentan con sus listas de Spotify.
  • Además tienen áreas para que tu selfie quede mejor.
  • Están por llegar a millón de visitantes, actualmente registran 947 mil 512.




ARTÍCULOS

RELACIONADOS

No es dj, no es músico, pero desde hace 2 años arma conciertos en Torreón con los más nuevos y que suenan en festivales de México y Europa.

Dafne Cepeda
13 octubre, 2019

El renovado concepto de comida saludable que encabeza Luisa Viesca.

PLAYERS of life
9 octubre, 2019

Es uno los mexicanos más jóvenes en debutar en el Palacio de Bellas Artes.

Dafne Cepeda
5 octubre, 2019

RELACIONADOS