Francisco José Dávila Guajardo

Francisco José Dávila Guajardo

PLAYERS of life
30 octubre, 2018

Por Fernando González

Don Paco, como era ampliamente conocido y apreciado en la región y en otras partes del país, nació en Monterrey, N.L., el 3 de septiembre de 1917, hijo de Antonio M. Dávila Treviño y de María Josefa Guajardo Cantú, quienes además procrearon a Antonio, Jesús, Virginia y María Josefa. Desde muy joven, Francisco José estudió para Tenedor de Libros, lo que luego sería la carrera de Contador Público, e ingresa a trabajar a Casa Chapa, una cadena prestigiada en la Sultana en el giro de abarrotes.

Sin embargo, don Paco era un hombre fuertemente identificado en el negocio del autotransporte de carga, profesión que comenzó cuando incursiona como transportista con un camión “Express Anáhuac” como permisionario, donde se fue consolidando a base de trabajo y empeño. Hasta constituir la empresa Autotransportes Matamoros Mazatlán, S.A. de C.V. en 1954, llevándolo a cambiar su residencia a Torreón debido al auge algodonero. Don Paco participó en la empresa hasta su fallecimiento.

A finales de la década de los años sesenta sus hijos Francisco José y Antonio Mario (+) se incorporan a la empresa dándole un fuerte impulso, al grado de que actualmente han constituido, ya con el apoyo de la tercera generación, cuatro importantes empresas: Setramex, Aldafa, CODA y DG Autotransportes, afianzándose como el grupo líder del autotransporte en la Comarca Lagunera.

Don Paco era apasionado de los deportes, sobre todo del futbol, siendo directivo del Club de Futbol Laguna, hasta llegar a ocupar el cargo de Vicepresidente en el torneo donde obtuvieron en anhelado campeonato y su ascenso a la primera división del futbol mexicano. Permaneció en la directiv  hasta la desaparición del equipo Laguna. Sin embargo, atiende una invitación de José Muguerza para integrarse al consejo del Club de Futbol Santos Laguna en donde participa activamente hasta el año dos mil. Tuvo la oportunidad como directivo de ser campeón en ambos clubes laguneros.

El día 3 de septiembre de 1942, día de su cumpleaños, se une en matrimonio con la señorita María del Carmen Rodríguez de la Garza en la ciudad de Monterrey, quienes felizmente reciben a sus hijos Francisco José, Patricia, Antonio Mario y  María del  Carmen todos de apellidos Dávila Rodríguez, y en segundas nupcias, nace Alberto Dávila Fayat. Junto con su querida esposa formó un hogar donde siempre existió un ambiente de armonía y confianza. Fue un padre siempre dispuesto a ayudar a sus hijos ante cualquier problema, consentidor pero firme en inculcar valores como el trabajo, la honestidad, tenacidad, nacionalismo, responsabilidad y sentido de pertenencia. Su esposa María del Carmen falleció en un accidente carretero el 3 de julio de 1973, por lo que inculcó a sus hijos la fortaleza, unión familiar y resiliencia.

En sus ratos libres, don Paco gustaba de leer, convivir con sus amigos y viajar con su familia. El futbol fue su pasión siendo además fanático beisbolero. En su empresa creó siempre un ambiente de trabajo con sentido humano, respetuoso; era un ejemplo de entrega y capacidad de trabajo para sus colaboradores, generando en ellos un alto sentido de pertenencia por lo que se dieron relaciones de trabajo de muchos años con su personal, a quienes exigía dar su mayor esfuerzo para crecer como personas y trabajadores.

Don Paco, ese hombre de carácter fuerte, alegre, afectivo, amiguero, solidario y comprometido, debido a causas naturales por su edad, fallece el día 21 de febrero de 2007, siendo una noticia triste que conmovió a la sociedad lagunera, ya que era fuerte y ampliamente identificado como un lagunero de bien.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Engine legacy

Benito Arguijo
1 noviembre, 2018

Visionary&Entrepreneur

Benito Arguijo
1 noviembre, 2018

Por Fernando González Don Paco, como era ampliamente conocido y apreciado en …

PLAYERS of life
30 octubre, 2018

RELACIONADOS