De las tierras áridas el ancestral sabor de Chonteco

De las tierras áridas el ancestral sabor de Chonteco

El sotol que produce Valeria Martínez tiene el objetivo de cautivar el paladar lo tomes solo o mezclado. Su historia de entrega y pasión por conseguirlo lleva 8 años.

Dafne Cepeda
21 octubre, 2019

Entrega, paciencia y constancia son tres de las fortalezas que refleja Valeria Martínez creadora del sotol Chonteco. Tiene ocho años en el mercado de México y con el respaldo de su familia viene la tradición de consumirlo y donde todos están inmiscuidos en el producto, tiene toda la escuela para seguir expandiendo el amor por este licor.

Precisamente eso resalta, entender que el sotol viene de usarse medicinalmente pero poco a poco se convierte en un destilado para disfrutar lento en el paladar o crear grandes cócteles y quitar la ‘mala fama’ de que es de baja calidad.

En las tierras áridas del desierto de Rodeo, Durango sus bisabuelos lo consumían, luego siguieron con el traguito después de la comida sus abuelos, su mamá creaba el destilado de membrillo y coco que de pronto empezó a ser pedido por amigos y conocidos, detonando el nacimiento de lo que hoy es Chonteco.

Se juntaron con un maestro sotolero para trabajar el matiz del sabor que le darían, para definirlo finalmente como la tradición norteña para paladar, a la par de cumplir con todos los requerimientos de salud y calidad para ser una marca registrada.

El nombre viene del Cerro de la Cruz que se llama Chonteco, sí allá en Rodeo. Ahí vivía un indio y así le decían, todos los habitantes usaban el sotol no solo para tomar, para curar, cocinar y en rituales espirituales. El elegante logotipo fue creado por Karla Garza y representa el indio con su penacho entre el sol y la luna junto a la planta de el penacho.

En un principio tenían el curado de membrillo y de coco, la crema de sotol y el puro, pero actualmente por venta y para dedicarle toda la energía así como cuidado de producción se se quedaron solo con la crema y el puro.

Chonteco tiene presencia en la Ciudad de México, Chihuahua, Cancún, San Luis y en Guadalajara. Obviamente en la Comarca Lagunera, donde a pesar de ser de casa la gente no le tiene mucha confianza aún al sotol, Valeria recomienda perderle el miedo al sabor, no es puro alcohol como se piensa, así como con el mezcla se tuvieron reservas es la historia con el mezcla.

Chihuahua es la sede del sotol pero La Laguna no se queda atrás resalta Valeria, el misterio que trae el sabor de Chonteco desde ese cerro donde sale la planta será la diferencia de todos los demás, pues además no lleva ningún químico y termina con la sorpresa de un sabor ligero.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

El joven de 18 años ganó el World Natural Bodybuilding en New York. Llevar el cuerpo y la mente al límite es un éxito para él y demostrar que se puede lograr todo natural.

Dafne Cepeda
12 diciembre, 2019

Audrey White vendió 600 ejemplares del cuento ‘El Baile de Sam’. Sirvió para apoyar a 10 niños que podrán caminar, jugar y mejorar su futuro.

Dafne Cepeda
2 diciembre, 2019

Roger Martínez es el líder de esta empresa, un concepto dermatológico de sueros para todas las edades a base de plantas, fórmulas creadas por él.

Dafne Cepeda
23 noviembre, 2019

RELACIONADOS