Daniel Zúñiga

Daniel Zúñiga

El poder de crear emociones con imágenes

Yovanna García
30 enero, 2018

Con la firme intención de dedicarse a su pasión, Daniel Zúñiga migró a la Ciudad de México para cursar la Licenciatura en Cinematografía, especializándose en Cinefotografía en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC). A sus 26 años, este lagunero ya ha tenido la oportunidad de participar en varios cortometrajes de ficción, como No Pases por San Bernardino, ha fotografiado cuatro documentales y ha dirigido uno. Sinfonía de un mar triste fue su último proyecto, en el cual trabajó junto al director Carlos Morales, y que fue proyectado de forma exitosa en Sundance. Te compartimos la trayectoria de este exitoso lagunero, quien a través de la fotografía ha logrado transmitir sentimientos y emociones.

 

¿Cómo se dio tu participación en el documental Sinfonía de un mar triste?

El director Carlos Morales y yo habíamos trabajado antes en dos comerciales, e hicimos muy buen equipo. Él tenía el tema de los migrantes en mente desde hace tiempo, fue a hacer investigación a Tijuana y encontró a Hugo en un albergue. Me contó la vida de nuestro personaje y me llamó mucho la atención: migración forzada por violencia del narco.

Cortesía de Ni Muy Muy Ni Tan Tan Films

¿Qué fue lo que más te atrapó de esta historia?

En particular me llamó la atención su historia porque a su corta edad (16 años) ya había sufrido; el crimen organizado ya lo había tocado a él y a su familia. Enfrentarse al narco es un miedo que siempre tuve y tengo presente todavía, a raíz de la violencia que sacudió a la región lagunera a partir del 2007. Me afectó mucho no poder tener una adolescencia “normal” y de algún modo me vi reflejado en él.

 

¿Qué experiencias significativas viviste durante la filmación?

Se filmó en cuatro días en Tijuana, en realidad fue un rodaje muy rápido. Aun así, fue difícil escuchar esos relatos viniendo de la propia voz que los sufrió. La sensación que más recuerdo fue despedirme de Hugo sin saber qué sería de él en el futuro.

Fotografía: Marta Moreno

¿Cuáles fueron los principales aprendizajes que te dejó este proyecto?

En pre-producción, el director y yo trabajamos juntos la propuesta visual. Ya establecido el estilo, el director me dio la libertad de desenvolverme como quisiera en el rodaje. Cada que llegábamos a una nueva locación pensaba en el mejor modo de aprovecharla visualmente para apoyar a la historia; nada más había una oportunidad de hacerlo, unos cuantos minutos. Aprendí que teniendo unas bases fuertes, se puede resolver muy bien en el instante.

¿Qué satisfacción te deja el haber proyectado tu trabajo en Sundance?

El simple hecho de llevar la historia de Hugo a un país donde su presidente está en contra de la migración ya es un gran logro, dándole voz a los migrantes que están huyendo de algo en su país y buscan un lugar mejor. Estar en Sundance, el festival más importante de cine independiente de Estados Unidos, permitió que esta historia llegara a los ojos, oídos y corazones de más gente en ese país.

Por otro lado, escuchar las reacciones del público mientras veían el cortometraje, recibir comentarios, preguntas y felicitaciones después de la proyección siempre te da una gran satisfacción. Sundance está lleno de gente muy talentosa, y recibir feedback de ellos es muy valioso para nosotros.

Estamos contentos de que también se proyectará en Alemania en la 68 Berlinale, en la sección de Generation 14plus y en Ambulante, en toda la República Mexicana. Estar seleccionados en estos festivales importantes abrirá las puertas para que podamos contar esta historia en muchas partes del mundo.

 

¿Qué otros proyectos tienes en puerta?

Carlos y yo trabajaremos juntos otra vez en un nuevo corto documental que habla sobre una transgénero de la tercera edad. Estoy fotografiando un documental independiente sobre las Rastreadoras de El Fuerte, en Sinaloa.

También estoy trabajando en la post-producción de un documental que dirigí y filmé en Torreón en 2017, que habla sobre la vejez y las decisiones que tomamos en la vida.

Estoy empezando a desarrollar un guión de cortometraje que me gustaría filmar este año, tal vez en Torreón; hay muchas historias por contar en esta ciudad.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes que también buscan involucrarse con el mundo de la filmación?

Que tomen fotos, con lo que sea que tengan a la mano, que intenten contar historias con puras fotos. Me hubiera encantado haber hecho eso desde chico. También ver mucho cine, desde las palomeras hasta las más raras que encuentren, películas que disfruten, películas que incomoden, lo más importante es que sean películas que te hagan sentir algo y que al final te dejen una sensación, buena o mala; esas son las películas que se te graban y te inspiran a contar algo.

También les aconsejaría que se juntaran los que les gusta el cine, que hagan una comunidad cinematográfica en La Laguna; como dije antes, hay muchas historias por contarse en la Comarca.

Fotografía: Marta Moreno

 

En corto

Director de fotografía al que admiras: Roger Deakins y Robby Müller. También me inspiro mucho en la foto fija, fotógrafos como Bruce Davidson, Raymond Depardon, Eliot Erwitt.

Película favorita: The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford, No Country for Old Men, There Will be Blood, Chinatown y Paris, Texas.

 

Instagram: @j_esquirlas

 





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Un eco de experiencias propias

Yovanna García
23 enero, 2018

Disciplina y pasión por su trabajo

Yovanna García
19 enero, 2018

Entrevista con una promesa lagunera del futbol

Yovanna García
9 enero, 2018

RELACIONADOS