Enrique Monroy

Enrique Monroy

DESARROLLANDO UNA TRADICIÓN

PLAYERS of life
26 enero, 2017

Estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Autónoma de Coahuila, Enrique Monroy decidió continuar con la tradición heredada por su mamá: las famosas gorditas de Mamá Yoya. Kiko nos platica cómo fue que se involucró en el negocio, encontrando una oportunidad para seguir atendiéndolo personalmente.
¿Cuál es la historia detrás de Gorditas Mamá Yoya? 
Este negocio comenzó como una frutería, que tenía mi mamá desde 1993, aprovechando el espacio y para que no se echara a perder los perecederos en ese momento. El 19 de abril de 1994 fue cuando ella abrió las gorditas con la ayuda de mi papá, desarrollando todos los productos, las recetas, los guisados, prácticamente todo el negocio.
 
¿Cómo fue que te involucraste en el negocio?
Pues yo desde chiquito empecé a ayudarles a mis papás, atendiendo mesas, el teléfono, en caja, tomando pedidos, partiendo papa, ayudando a preparar algunos guisos, la verdad he hecho de todo y poco a poco me fui involucrando cada vez más.
¿Qué es lo que ofrece Mamá Yoya Laguna?
Burritos, molletes, quesadillas, jugos y obviamente las gorditas.
¿De dónde viene el nombre de Mamá Yoya?
Cuando estábamos chiquitos, un primo mío no podía decirle a mi mamá por su nombre, y siempre le decía Mamá Yoya y de ahí fue que se quedó así el nombre para el negocio.
¿De qué te encargas ahorita?
Superviso la cocina y todos los procesos de producción de nuestros guisados, también me encargo de los pedidos y de la administración.
¿Qué ha sido lo más difícil en estos tres años de Mamá Yoya Laguna?
El sacrificio que tienes que hacer en cuestiones de reuniones familiares o con los amigos, acá tenemos que estar desde las 7 de la mañana hasta las 3 de la tarde, y por eso a veces uno deja de hacer varias cosas.
¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Lo que más me gusta es estar en el área de despacho, es donde más disfruto porque estoy en contacto con la gente y así puedo saber qué es lo que les gusta, o qué es lo que necesitamos hacer para mejorar.
¿Ídolos?
Definitivamente, mi mamá. Fue la que inició este negocio, la admiro mucho porque la considero una emprendedor. Yo vengo trabajando a raíz de lo que ella ha inició: sus recetas, sus procesos, todo el know how del negocio ella me lo enseñó. Más que un emprendedor me considero un desarrollador de este negocio.
¿Qué planes tienes próximamente?
Poder estandarizar todos los procesos, para en un futuro poder franquiciar.
¿Cuál es tu recomendación para los futuros emprendedores?
Paciencia, es algo que se necesita porque a veces uno quiere ver resultados inmediatamente y es algo que toma su tiempo. Poco a poco se llega lejos.
Hobbies: Música
Platillo: Hamburguesas
Bebida: Café
Serie: Two And A Half Men
Frase: “El árbol más grande del bosque en algún momento también fue una semilla”





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Nuestro país ocupa los primeros lugares mundiales… en rubros que para nada …

Edgar Isaac Llanas Gallardo
11 mayo, 2019

Lizeth Ayala crea consciencia sobre la importancia del medio ambiente a través de productos orgánicos y naturales

Edgar Isaac Llanas Gallardo
4 mayo, 2019

Zanya Pérez es una emprendedora lagunera que ha maravillado con sus productos con diseños hechos a mano

Edgar Isaac Llanas Gallardo
27 abril, 2019

RELACIONADOS