Clara Garnier

Clara Garnier

Benito Arguijo
28 octubre, 2016

¿A qué vas al Camino de Santiago? Es la pregunta más común que se les realiza a los peregrinos de todo el mundo en su caminata, pero como nos dijo Clara, el fin de cada uno es diferente, puede ser deportivo, espiritual o hasta recreativo. “Antes de comenzar el recorrido lo vi como una transición, estaba pasando por una etapa de cambio en mi vida personal y laboral, quise ir a desconectarme; sin embargo, conforme vas avanzando te das cuenta que más bien vas a conectarte contigo mismo”. El camino hacia los restos del apóstol Santiago, destino final de la travesía, está lleno de muchas anécdotas y experiencias; a mitad del largo camino, cuando un peregrino le volvió a preguntar a Clara el motivo de su andar, ella solamente le respondió “¿y por qué no?”.
¿Qué es lo más complicado de este reto?
Cada quien se hace su camino en todos los sentidos, ya sea físico, espiritual o mental. Lo más pesado físicamente es la primera etapa en Los Pirineos, te cuesta mucho respirar por la subida y la altura, además es el primer día, pero a fin de cuentas el paisaje y el momento es tan increíble que se te olvida todo lo demás.
¿Qué maravillas vas encontrando?
Lo maravilloso está en las personas y los momentos. En el desierto de España, tras una caminata larga en la que literal no ves el fin y ya te empieza a pesar el calor y los pies, se abre un campo de girasoles irreal; así cada día nos otorgaba pequeñas satisfacciones. Sin duda la personalidad y la buena vibra de los peregrinos que van con el mismo chip que tú, vuelve el viaje muy enriquecedor; es un camino en el que encuentras de todo: señores, abuelos, niños y familias enteras.
¿Cuál es la importancia de una compañera en la travesía?
Muchísima, Melissa hizo súper especial mi camino en muchos sentidos, hay una frase que aplica con nosotras que dice: “solo llegas más rápido, pero acompañado llegas más lejos”, y justamente así ́lo vivimos, aunque fuéramos juntas, cada quien trae su charla interna, pero cuando yo ya no podía más y le decía a Melissa que se adelantara, ella siempre decía “Clari, somos un equipo”.
Además eres triatleta, Clara, ¿cómo comienzas con este complicado reto?
Hago triatlón desde hace año y medio y por supuesto que ayuda ser atleta de alto rendimiento en esta prueba. Sinceramente comencé con esta onda porque veía a una amiga que participaba en medios ironman y yo quería hacer uno completo; además trabajé en la organización del Maratón LALA, asunto que me orilló a ser como los demás competidores y a demostrarme a mí misma que sí se puede; a decir verdad se vuelve una adicción muy positiva.
El camino de Clara a detalle
 
– 840 kilómetros recorridos a pie desde Saint Jean Pied en Francia hasta Santiago de Compostela
– 95 kilómetros en bicicleta desde Santiago de Compostela hasta Finisterre
– Caminata promedio: 36 km en 23 días
– Compañera de camino: Melissa Cabodevila
– Compostela: Certificado otorgado por haber completado el camino “Al final del camino es lo que menos importa, la Compostela acredita solamente los últimos 100 kilómetros. Para mí vale más el recuerdo de cada uno de los 840”
– Mejor experiencia: Tomar una ruta equivocada y después de 53 kilómetros, darte cuenta que tu cuerpo es tan fuerte como tú y tu mente se lo permiten, vivir la verdadera esencia de un peregrino con la incertidumbre de no saber a dónde vas a llegar, pero creer en ti y aprender a valor todo, te das cuenta que es el camino y no la meta lo que en realidad vale la pena.




ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Fundador del Instituto de Ciencia y Medicina Genómica

Benito Arguijo
1 agosto, 2018

El creador y fundador del movimiento #Inquebrantable

Yovanna García
26 julio, 2018

El sueño cumplido de convertirse en actor

Yovanna García
19 julio, 2018

RELACIONADOS