Andrés Máynez

Andrés Máynez

PLAYERS of life
29 septiembre, 2015

Su primer acercamiento con el tenis fue a la temprana edad de siete años, preparándose día a día para que tres años después jugara torneos nacionales en diferentes ciudades del país. A los 12 años tuvo la fortuna de conocer a Felipe Maccio, su entrenador por varios años, a quien agradece por ayudarlo a perfeccionar su técnica en el tenis. Así nació su pasión por este deporte, que lo llevó a cumplir su más grande anhelo: estudiar su carrera profesional en una prestigiosa Universidad en Estados Unidos, y a la vez tener la oportunidad de pulir su talento como tenista.
¿Cómo es tu patrón de juego?
Mi patrón es simple. Trato de no fallar, ser muy consistente y paciente con pelotas pesadas y profundas. Trato de esperar bolas cortas para atacar y provocar errores.
Actualmente ¿cómo son tus días de entrenamiento?
En la Universidad entrenamos dos horas de tenis y media hora de acondicionamiento físico a diario, con un día de descanso. Además, como complemento, tenemos sesiones de pesas o crossfit tres veces a la semana.
 ¿Cuáles consideras tus puntos fuertes y por qué?
 Mi consistencia, especialmente con mi derecha, porque es lo que más he trabajado desde niño.
¿Qué oportunidades profesionales y personales se te han presentado gracias a tus resultados en el tenis?
Primero que nada, mi más grande anhelo: conseguir una beca para mis estudios en Estados Unidos. El tenis me ha dado la oportunidad de conocer y convivir con personas de otros países y diferentes culturas, trabajar en equipo con estudiantes de Nueva Zelanda, Australia, India EU. Estar en este equipo me ha enseñado a exigirme todos los días e implica sacrificios en varios sentidos, y sé que a futuro esto me va a beneficiar mucho.
    ¿Hay algún partido que destaca dentro de tu trayectoria?
Cada partido que juego es especial, pero uno que recuerdo muy bien es contra Western Michigan en mi primer año, donde gané en la Súper Muerte del tercer set al haber tenido cuatro match points en contra.
Sabemos que gracias al deporte obtuviste una beca en la Universidad de Butler, ¿en qué consiste?, y en lo personal, ¿qué significa ese logro?
La beca cubre mis estudios al 100%, por lo cual estoy muy agradecido con Dios, mis papás, mi coach y la Universidad que me brindó esta oportunidad. Igualmente estoy agradecido con cada uno de los entrenadores que he tenido. También quiero reconocer el esfuerzo de mis padres, a quienes les debo todo lo que he logrado, gracias a su gran apoyo incondicional desde el inicio hasta ahora. Esta beca significa todo el esfuerzo y dedicación de las miles de horas de entrenamiento y cientos de torneos que me prepararon para llegar aquí. Implica muchos sacrificios que han valido la pena. Me llena de satisfacción haber logrado esto, porque estoy estudiando dos carreras, Ingeniería en Energía y Licenciatura en Economía, al mismo tiempo que hago lo que más me gusta: jugar tenis.
¿Qué crees que es lo más importante para lograr un excelente desempeño en el deporte?
Como mis papás siempre me han inculcado, para mí lo más relevantes es proponerse metas a corto plazo para cumplir otras a largo plazo. Sacrificio y esfuerzo es algo que me han enseñado desde niño para cumplirlas, y me ha ayudado mucho dentro y fuera de la cancha. Algo que también considero fundamental es ser perseverante y dedicado con lo que me propongo. Siempre trato de dar mi 100%, enfocarme en esfuerzos en vez de resultados. Aunque no gane un partido, con tal de darlo todo en la cancha, es suficiente, ya que los resultados se irán presentando solos.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Con la fuerza del futuro Toño Gutiérrez Jardón es el bueno para Torreón

PLAYERS of life
12 junio, 2018

Programación Neurolingüística y el nacimiento de IKU

Benito Arguijo
7 junio, 2018

Jefe de Prensa en Club Santos Laguna

Yovanna García
6 junio, 2018

RELACIONADOS