Ale Romero y Adrián Herrera: Mejorando el mundo con Aliado Ecológico

Ale Romero y Adrián Herrera: Mejorando el mundo con Aliado Ecológico

Dos emprendedores confiaron en un proyecto verde, una oportunidad de hacer conciencia sobre la importancia de cuidar el mundo

Yovanna García
5 diciembre, 2018

Cada vez son más los consumidores que se suman al boom de utilizar productos ecológicos, buscando la forma de ser más amenos con el planeta y evitar que nuestro paso por éste deje mayores consecuencias. Pensando en esta situación, Alejandra Romero y Adrián Herrera, fundaron Aliado Ecológico, un proyecto que en un inicio no planteaba la comercialización de diferentes artículos, pero que evolucionó hasta transformarse en una tienda donde puedes encontrar una gran variedad de productos amables con el medio ambiente. 

La historia empezó cuando Adrián, Contador Público con Maestría en Negocios, ideó una forma de ahorrar agua mientras se bañaba, sin la necesidad de tener una cubeta dentro de la regadera. Creo entonces un tapete absorbente, el cual con el tiempo presentó en la maestría en la que estaba, donde tuvo la oportunidad de entrar a una aceleradora de negocios.

“Adrián traía la idea del tapete y quería empezar a comercializarla, entonces nos constituimos como sociedad y entramos a la aceleradora. Ahí fue donde empezamos a cambiar el proyecto, lo evolucionamos hasta que se convirtió en Aliado Ecológico”.

 

 

A pesar de que ninguno de los dos estaba en Torreón, optaron por traer el concepto a esta ciudad, pensando en la necesidad que existía en la región de contar con un establecimiento como éste. Contactaron proveedores, identificaron las necesidades, buscaron el local perfecto y le dieron forma a este negocio, en el cual ahora cada quien tiene diferentes responsabilidades.

“Aliado Ecológico tiene dos vertientes: mayoreo y menudeo. En mayoreo trabajamos con restaurantes y hoteles que están optando por llevar a Torreón a convertirse en un lugar más limpio; de esa parte se encarga Adrián. En  el menudeo ofrecemos todo lo que tenemos en tienda: pañales de tela, copa menstrual, popotes, kits de fiestas, etc, y es esa parte la que yo coordino”.

 

 

La respuesta de La Laguna fue muy gratificante y actualmente figuran en su cartera de clientes lugares como La Casa del Panini, Baldoria, La Majada, Quincho, Kingans y el Hotel Marriott, establecimientos preocupados por ofrecer un consumo responsable.

“La Laguna nos ha sorprendido, hemos tenido todo tipo de respuestas, desde los restaurantes que nos contactaron inmediatamente porque les interesa mejorar el mundo, hasta gente que desde el momento en el que llegan ya saben perfecto lo que quieren y saben que consumir ecológico conlleva una inversión, pero es una inversión fuerte que a la larga nos beneficiará a todos”.

 

 

Ahora el reto es continuar creciendo, y dentro de los planes de Alejandra y Adrián están el no solo seguir comercializando productos ecológicos sino también generar nuevas ideas, como el tapete ahorrador de agua en el que siguen trabajando. Toda esta dinámica ha dejado en ellos una gran satisfacción, al poder aportar su granito de arena y evitar que se sigan agotando los recursos del mundo.

“Estoy muy contenta porque estamos cumpliendo lo que habíamos establecido: el que las personas puedan encontrar las cosas en un solo lugar y puedan transformarse realmente. Todo eso tiene un impacto en el mundo y en el medio ambiente”. Adrián por su parte comenta: “Cada producto que vendemos está impidiendo que alguien más contamine, y eso es una satisfacción enorme, es un negocio que nos hace sentir muy padre, nos sentimos muy bien con nosotros mismos cada vez que vendemos algún artículo”.

 





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Las mentes creativas que están revolucionado el mundo de la moda

Yovanna García
22 noviembre, 2018

Dos emprendedores que siguen apostando por la inversión restaurantera en la región

PLAYERS of life
14 noviembre, 2018

Creador del proyecto Mis primeras notas y autor del sencillo Orígenes, el lagunero se posiciona poco a poco en el mundo de la música

Yovanna García
8 noviembre, 2018

RELACIONADOS